Carmona

El interventor señala "anomalías" que se repiten en las cuentas municipales

  • Advierte del exceso de personal laboral no fijo y de gratificaciones que no se ajustan a la normativa 

  • También alerta de la gran cantidad de contratos con procedimientos negociados sin publicidad

  • IU exige que se tomen medidas concretas para corregir las irregularidades  

La sede del Ayuntamiento de Carmona. La sede del Ayuntamiento de Carmona.

La sede del Ayuntamiento de Carmona. / D. S.

El interventor del Ayuntamiento de Carmona ha recogido en el informe que acompaña a la aprobación de las cuentas generales de los ejercicios de 2013 a 2016 un “análisis” de las principales anomalías detectadas por el departamento durante esos ejercicios y que se repiten. Entre otras, destaca el “elevado número de personal laboral no fijo” en la plantilla y la falta de adecuación a la normativa de aspectos como el pago de productividades, gratificaciones o atribución temporal de funciones, por los que se han levantado informes de reparos por parte de distintos funcionarios. Tampoco hay Relación de Puestos de Trabajo.

Asimismo, señala la “gran cantidad” de contratos menores que se realizan en el Consistorio en proceso negociados sin publicidad y la falta de un plan estratégico de subvenciones, un registro de convenios para las mismas y retrasos en su concesión y justificación. Se trata de aspectos que se repetirían en las empresas municipales y organismos dependientes del Consistorio. Sobre éstos señala la falta de control financiero.

El portavoz municipal de IU, Vicente García, ha esgrimido este documento con las anomalías que se repiten para recordar que, al margen del grave retraso con el que el Consistorio ha rendido cuentas, hay otros problemas con la gestión municipal que exigen que se tomen medidas firmes y soluciones concretas, más allá de “abrir mesas con los sindicatos” para temas de personal o “pedir que se hagan las gestiones oportunas”, como asegura que suele hacer el PP, “para cubrirse las espaldas”. En cualquier caso, IU votó a favor de esas cuentas, al considerar que dejaban claro las deficiencias en las que se deben actuar.

Desde el gobierno municipal se ha señalado al respecto que se trata de “recomendaciones técnicas” que realizan los servicios técnicos y se puso el acento en ese voto favorable de IU para restar gravedad a los problemas en la gestión.

El gobierno local de Carmona ha atribuido al continuo cambio de interventor municipal el importante retraso con el que se han cerrado estos documentos técnicos, después de que el Tribunal de Cuentas diera, en marzo, un último plazo de 4 meses, que venció el 30 de junio. El alcalde, Juan Ávila (PP), encargó después el trabajo a una empresa privada para cerrarlo. Las cuentas están ahora en exposición pública y deben aprobarse en Pleno, probablemente ya en septiembre, aunque ya se han remitido al Tribunal de Cuentas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios