Provincia

El municipio sevillano de Casariche, el primero de Andalucía que vuelve a estar confinado

  • La Junta va a restringir la movilidad en las entradas y salidas 16 días después de que lo pidiera el Ayuntamiento

  • Sólo se permitirán desplazamientos por motivos justificados, como laborales, de estudios o atención a personas con discapacidad

  • Salud también va a comenzar a hacer "testeos" por la elevada incidencia del Covid-19 en Arahal, Villaverde del Río, La Campana y Paradas.

Varios sanitarios realizando test en la caseta municipal de Casariche, el pasado viernes. Varios sanitarios realizando test en la caseta municipal de Casariche, el pasado viernes.

Varios sanitarios realizando test en la caseta municipal de Casariche, el pasado viernes. / Juan Carlos Vázquez

La Junta de Andalucía restringirá finalmente la movilidad en Casariche para intentar frenar la propagación de los brotes de coronavirus, en un municipio en el que la tasa de incidencia se ha situado como la más alta de Andalucía: 4.545 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, según los datos que ha ido publicado en Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

Así lo han anunciado este martes el consejero de Presidencia, Elías Bendondo, y el de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tras la reunión del Consejo de Gobierno, en el que se ha informado de la decisión, siguiendo criterios del comité de expertos de seguimiento de la pandemia, que se reunió el lunes. Las nuevas medidas, que entrarán en vigor una vez que se publiquen en el BOJA, implican la restricción de las entradas y salidas del municipio durante 14 días, para lo que se establecerá un dispositivo de forma coordinada con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Sólo se permitirá salir o entrar por causas justificadas, como para ir a trabajar, hacer exámenes inaplazables, para la asistencia a centros educativos, docentes o sanitarios, la asistencia a personas mayores o dependientes o citas judiciales, así como bancarias o de renovación de permisos, según se ha especificado.

Las medidas entrarán en vigor una vez que se publiquen en el BOJA, algo que ocurrirá de forma inminente

Son medidas que el Ayuntamiento, que ya pidió a sus vecinos que se autoconfinaran y no llevaran a sus hijos al colegio, lleva pidiendo desde el 14 de septiembre, cuando los casos se dispararon a raíz de varias bodas celebradas en el municipio y otros eventos.

A pesar de que tanto Bendodo como Aguirre han reconocido que los contagios siguen creciendo en Casariche, al contrario que en Lucena (el otro municipio que preocupaba), no está previsto de momento el cierre del colegio y el instituto, donde oficialmente las clases seguirán siendo presenciales. La asistencia hasta ahora está siendo ínfima.

Aguirre ha recordado que Casariche ha registrado 254 casos positivos con PCR en los últimos 14 días y 146 en los últimos siete. Es decir, la "evolución" en los últimos días sigue siendo ascendente, de ahí la necesidad de tomar medidas adicionales a las que ya impuso el Ayuntamiento dentro de sus competencias, como cierre de edificios municipales, aumento de las medidas de limpieza y desinfección, limitación de aforos en velatorios o de horarios de cierre.

Esta medida se suma a los test rápidos de antígenos (de máxima fiabilidad y cuyos resultados se conocen en 15 minutos) que se hicieron el jueves y viernes pasado, de forma aleatoria a la población. Según el consejero de Salud y Familias, de 165 que se ha llegado a hacer (aunque se citó a 251 personas) se han detectado tres positivos.

Las clases en el colegio y el instituto se mantienen presenciales, a pesar de la situación y la baja asistencia

Puede parecer poco, pero si se extrapolan a la tasa de incidencia por 100.000 habitantes salen 2.804 casos, una tasa "muy alta", según ha reconocido Aguirre, teniendo en cuenta que los epidemiólogos recomiendan tomar medidas adicionales para frenar los contagios cuando esa tasa supera los 500, junto a otros criterios. De ahí que se tomen "medidas especiales de confinamiento en Casariche".

También ha precisado que ya ha habido once vecinos hospitalizados y que la media de edad de los casos detectados está en 39,7 y que en el 50,8% de los casos son hombres y el resto mujeres. Éstos y otros parámetros son los que han llevado por recomendación de los expertos a tomar otras medidas mucho "más coercitivas" con Casariche.

El consejero ha avanzado además que hay otros cuatro municipios sevillanos que superan esa tasa de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, en los que se van a empezar a hacer también "testeos", es decir, test rápidos de antígenos, siguiendo criterios de epidemiología y salud pública. Son Villaverde del Río, Arahal, Paradas y La Campana.

Está previsto que entre estar tarde y mañana se envíen los SMS para citar a la población, por indicación de Salud Pública, aunque es el SAS el que realizará esas pruebas.

Todas estas medidas son adicionales a las recogidas en la orden que se va a publicar para toda Andalucía por esta segunda ola de la pandemia que, según Bendodo, se ha adelantado, con indicaciones para limitar a seis personas las reuniones familiares que no formen parte del mismo núcleo de convivientes, ya que es en ese ámbito donde se está produciendo el mayor número de contagios. En Sevilla, además, van al alza todavía, al contrario que en otras provincias, como Almería, Málaga o Cádiz en las que ya se aprecia una desaceleración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios