Coronavirus en Sevilla

Salud reorganiza con cierres y refuerzos las urgencias de atención primaria en decenas de municipios

  • Los servicios que sólo tienen un equipo médico se clausuran o sólo atenderán dolencias no respiratorias

  • Los cambios implican desplazamientos de pacientes y movilidad de los equipos sanitarios

  • Sólo en el distrito Aljarafe-Sevilla Norte los cambios afectan a una veintena de centros de salud

Usuarios en un centro de salud, en una imagen de archivo. Usuarios en un centro de salud, en una imagen de archivo.

Usuarios en un centro de salud, en una imagen de archivo. / D. S.

La Consejería de Salud ha iniciado una reorganización de los Servicios de Urgencias en Atención Primaria (SUAP) en centros de salud de la provincia, con cierres y concentración del personal, en previsión de un "incremento importante" de la demanda de asistencias por la pandemia del COVID-19. 

Sólo en el distrito Aljarafe-Sevilla Norte los cambios afectan a una veintena de centros. En once de ellos, que no cuentan con personal suficiente en urgencias para establecer un circuito diferenciado para personas sospechosas de tener coronavirus, ese servicio se cerrará y los recursos irán a reforzar otros centros.

En otros casos en los que el personal también es insuficiente pero hay demasiada distancia con otros centros, esas urgencias se mantendrán aunque sólo para dolencias no respiratorias.

Así se recoge en un documento, fechado el 17 de marzo, que la gerente del distrito Aljarafe-Sevilla Norte, María del Rocío Hernández, ha presentado al sindicato CSIF, que considera que todos los puntos de urgencias deberían mantenerse abiertos y más cerca de la población cuando hay, además, muchas limitaciones para el desplazamiento.

La razón que esgrime Salud es el cumplimiento del documento Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el coronavirus (SARS-CoV-2), actualizado a fecha 15 de marzo de 2020 del Ministerio de Sanidad, con las recomendación de que en los SUAP se cree "un circuito paralelo" para las patologías respiratorias, que sólo es posible en en los que hay más de un médico, enfermero y celador por turno.

En los que no (situación que se da en 26 de los 31 centros de salud de estos distritos) el servicio de urgencia o se suprimirá del todo o solo atenderá la patología general, no las respiratorias que se derivarán a otros puntos.

En el caso del Aljarafe, los centros afectados son Isla Mayor y Aznalcóllar, cuyos Servicios de Urgencias sólo tienen un equipo de médico y enfermera. Dado que las distancias desaconsejan cerrar de todo el punto y agrupar los recursos, se mantendrán para las patologías generales, pero las respiratorias agudas se derivarán a los Centros de Salud de Coria y Sanlúcar la Mayor, repectivamente.

Urgencias que se cierran y agrupan 

Sí cierran los SUAP de Burguillos, cuyo personal se reubica en Alcalá del Río, que será la referencia para su población; y Villanueva del Río y Minas, que pasará a ser atendido en Cantillana (16 minutos de desplazamiento).

También se queda sin urgencias, según este plan, Villaverde del Río, cuyo ayuntamiento ya protestó por la decisión. Sus vecinos tendrán que desplazarse a los servicios de urgencia de atención primaria de Brenes, situada a 9 minutos, según el documento de la Consejería. 

Ocurre lo mismo con Mairena del Alcor, que tendrán como referencia las urgencias de El Viso. Los vecinos del Priorato, cuyo equipo médico pasará al SUAP de La Campana, serán atendidos en Lora del Río (12 minutos).

El centro de salud de Lora será también la referencia para Alcolea del Río al que la pandemia también deja sin urgencias. Sus vecinos las tendrán a unos 12 minutos ahora.

Asimismo, se cierran las urgencias del centro de salud de la pedanía carmonense de Guadajoz, cuyos vecinos tendrán de referencia las del núcleo urbano principal de Carmona.

Las de El Garrobo pasan a Gerena, a 32 minutos.

La población de El Ronquillo, también en la comarca del Corredor de la Plata, será atendida en las urgencias atención primaria del municipio onubense de Santa Olalla del Cala.

Finalmente, cierra el SUAP de Almadén de la Plata y su población tendrá que desplazarse a Santa Olalla del Cala, a 25 minutos.

Centros que siguen pero no atenderán urgencias respiratorias

Por otro lado, se derivarán las patologías respiratorias agudas aunque el SUAP permanecerán abiertos para otras dolencias en Castilblanco de los Arroyos (las patologías respiratorias irán a Alcalá del Río, con un tiempo de desplazamiento de 22 minutos); y en Tocina y Los Rosales (a Cantillana, situada a 14 minutos).

En la comarca de Sierra Morena, ocurrirá lo mismo en Cazalla de la Sierra (siguen las urgencias con un médico, un enfermero y un celador, aunque la patología respiratoria se deriva al Chare de Constantina). En este municipio se cierran las urgencias en atención primaria, aunque pasará a ser la referencia para el equipo móvil de Cazalla, que da soporte a varios municipios de la comarca.

Ese centro de alta resolución de Constantina será también la referencia para problemas respiratorios para los vecinos de Alanís y Guadalcanal, que hasta ahora acudían a las urgencias del centro de salud de Guadalcanal, pero que sólo atenderán ya otro tipo de dolencias. En estos casos, el desplazamiento es de hasta 40 minutos.

El SUAP en Las Navas de la Concepción tampoco atenderá patología respiratoria (sí el resto) y las derivará a Constantina, a 34 minutos.

Los vecinos de La Puebla de los Infantes tendrán que desplazarse por urgencias respiratorias a Lora del Río (el viaje dura 29 minutos).

En el entorno de la capital sevillana, se mantiene sin cambios el servicio de urgencias en atención primaria en La Algaba, pero en La Rinconada sí los hay: se cierra el del núcleo de La Rinconada y su equipo médico y enfermero y la ambulancia tipo A1 con la que cuenta se reubican en el núcleo de San José de La Rinconada. 

El SUAP de El Castillo de las Guardas se mantiene, con un médico y, ahora, con la ambulación A1 de El Ronquillo, para patología general, porque la respiratoria también se deriva a Gerena (32 minutos).

CSIF cree que es una mala decisión

CSIF ha instado a la gerente del Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte a que modifique el plan sin cerrar ninguno de los referidos SUAP y dotándolos de más personal para poder hacer frente a la crisis sanitaria a causa del COVID-19.

La decisión tomada por la gerencia, según considera, va en dirección contraria a las necesidades del momento. "La compleja situación que se vive por la pandemia del coronavirus requiere potenciar la sanidad pública, sobre todo en aquellos lugares alejados de la capital", insiste.

Por todo ello, CSIF Sevilla ha exigido que todos los puntos de urgencia SUAP del Distrito Aljarafe-Sevilla Norte sigan abiertos y estén dotados, como mínimo, de dos médicos, dos enfermeras y un celador-conductor para que se puedan establecer los circuitos diferenciados de patología respiratoria y general.

"De no ser así, tener que derivar casos de un servicio a otro podría generar problemas de orden público".

Por último, el sindicato, tras recibir gran cantidad de quejas por parte de los trabajadores, ha instado a la Administración a que dote al personal de los equipos de protección individual (EPIs)que correspondan en cada situación de riesgo y proporcione el material desinfectante recomendado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios