Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Olympiacos-Betis | Liga Europa

Con la ilusión de un novel

  • Tanto el presidente, Ángel Haro, como el entrenador, Quique Setién, afrontan su primer viaje por el continente

  • Casi cinco años después, el Betis regresa a un torneo europeo

Quique Setién dialoga con Serra Ferrer y Ángel Haro en San Pablo. Quique Setién dialoga con Serra Ferrer y Ángel Haro en San Pablo.

Quique Setién dialoga con Serra Ferrer y Ángel Haro en San Pablo. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El Betis quiere consolidar un cambio de ciclo. Tras años de penurias, salpicados por esa clasificación europea lograda en la temporada 2012-13, el club verdiblanco quiere asentarse en la zona noble. Y así marcha de estreno en estreno hasta este desplazamiento europeo en el que debutan tanto el presidente, Ángel Haro, como el entrenador, Quique Setién, quien también quiere seguir creciendo en su carrera en los banquillos.

La ilusión se nota en la expedición. El ambiente en torno al equipo es de tranquilidad tras este inicio liguero y el futuro se mira con optimismo, comenzando por el partido de este jueves en Atenas. "Estamos muy felices por retornar a Europa, esto pone de manifiesto el crecimiento deportivo que estamos teniendo, y se afronta con mucha ilusión, no podía ser de otra forma. Tenemos que seguir con la misma humildad que nos ha traído hasta aquí, el partido a partido, pero todo pasa por ganar el siguiente. Como he dicho, estar aquí representa el crecimiento deportivo, el crecimiento de la entidad. Hoy en día, o estás en Europa o no existes", señaló el presidente, Ángel Haro, que comandaba una amplia expedición, en la que también se encontraban José Miguel López Catalán, Rafael Gordillo o Lorenzo Serra Ferrer.

Haro llegó al Betis a finales de 2014 como consejero, después de que la deriva deportiva de la entidad, con un descenso a Segunda, llevase a la presidencia a Juan Carlos Ollero. Poco más de un año después, y tras regresar a Primera, Haro se convirtió en el máximo dirigente bético, con el apoyo de su inseparable José Miguel López Catalán. Si en su primer año y medio al frente del club, la situación deportiva parecía estancada, la llegada de Lorenzo Serra Ferrer en mayo de 2017 reactivó la marcha y el Betis ha experimentado un crecimiento exponencial que lo ha devuelto a Europa casi cinco años después de su último encuentro en una competición continental.

"Nos gustaría llegar lo más arriba posible en la competición europea, pero de verdad, hay que ir partido a partido. Lo que nos ha traído aquí es la humildad, la entrega, el trabajo y si nos olvidamos de eso, caeremos en el fracaso. Si ganamos este partido se nos pondrá muy bien la clasificación", aseguró Haro, que tiene claro que esta experiencia no debe ser ocasional: "Sólo con el nombre no se va a Europa, hay que ir trabajando y a lo que tiene que tender el Betis es a estar Europa de forma asidua, que sea su hábitat natural, que es donde debe estar. Eso no se consigue por tener 50.000 abonados, eso ayuda pero es trabajo, trabajo y más trabajo".

No sólo para el presidente representa una experiencia nueva este desplazamiento europeo iniciada con el viaje hasta Atenas. También para Quique Setién empieza una nueva aventura. A sus casi 60 años (los cumplirá el próximo día 27), el preparador cántabro también ha dado un salto hacia delante en su carrera como entrenador. Racing, Polideportivo Ejido, la selección de Guinea o el Logroñés fueron los primeros equipos que dirigió el cántabro, siempre en proyectos modestos hasta su llegada al Lugo, otro club humilde, en 2009. Seis años se pasó Setién en tierras gallegas, donde siempre ha manifestado que se sintió tan cómodo que se hubiera mantenido toda la vida si el proyecto se hubiera mantenido de la misma forma. Su salida del Lugo, al que ascendió a Segunda, lo llevó a la Unión Deportiva Las Palmas, donde se estrenó como entrenador de Primera y donde convirtió al cuadro amarillo en el equipo de moda de la temporada 2016-17, lo que le valió para firmar por el Betis.

Con el cuadro verdiblanco acabó sexto y clasificado directo para la fase de grupos de la Liga Europa. Salvadas las dudas iniciales, cuando incluso comentó que no sabía si el Betis estaba preparado para afrontar tres competiciones, ahora el técnico lo vive con ilusión. "No tengo la experiencia de entrenar a un equipo que va a jugar en Europa, también será algo nuevo para mí", ha reconocido el propio Setién, que viene estudiando junto a su grupo de trabajo cómo afrontar este calendario tan cargado de partidos.

Departiendo con otro montañés como Rogelio Gómez, Trifón, que era uno de los aficionados que viajaba con la expedición, entre la que también se encontraba la familia Moya, Setién quiere tranquilidad para su equipo en Atenas. Con un hotel a las afueras de la ciudad, el cántabro preparará su primer encuentro europeo cargado de ilusión y también de responsabilidad. El Betis, este nuevo Betis, acude como un novel a una cita europea en la que quiere hacerse notar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios