Atlético-Betis | La crónica Este Betis tiene mil maneras de perder (1-0)

  • El equipo de Alexis, con la imagen más sólida del curso a domicilio, acaba cayendo ante un Atlético al que tenía contra las cuerdas y con uno menos

  • Marcó Diego Costa en el minuto 74 con el pecho y todo acabó

  • Vídeo: resumen del Atlético de Madrid-Betis

Canales encara a Koke. Canales encara a Koke.

Canales encara a Koke. / J. J. Guillén (Efe)

El mismo Betis que perdió en el Camp Nou o Anoeta desmoronándose tras ponerse 0-1, que lo hizo en Villarreal o Getafe víctima de groseras decisiones arbitrales o que fue goleado ante el Levante por su tibieza competitiva, ese mismo Betis, deparó en el Wanda Metropolitano una nueva forma de perder. Con nuevos matices: lo hizo cuando tenía contra las cuerdas a todo un Atlético que además jugaba con diez por la roja a Mario Hermoso en el minuto 57.

Vídeo: Resumen del Atlético de Madrid-Betis

El Betis más firme de este curso a domicilio había arrinconado al púgil y se aprestaba a tumbarlo. El aficionado verdiblanco, al tiempo que disfrutaba del convincente juego de los suyos, estaría mascullando ante el televisor que a buenas horas, mangas verdes. Pero el Betis de la hora es tan dadivoso e inocente como combativo es el Atlético de Simeone, paradigma de escuadrón con colmillo.

El equipo colchonero trataba de defenderse con rabia de los arreones béticos, se sacudió ese acoso, forzó una falta lejana más para respirar que para otra cosa, pero el belga Yannick Carrasco se sacó un centro combado y fuerte al sitio preciso para que ningún bético despejara y el portero Dani Martín no se planteara salir ni por asomo. Bartra rompió el fuera de juego por muy poco y Diego Costa quiso cabecear pero remató con el pecho. Con el escudo, concretamente. González González, que ya en la primera parte había anulado con justicia dos goles a los madrileños por una mano de Marcos Llorente y un apurado fuera de juego de Morata, volvió a revisar con el VAR pero esta vez no rectificó.

El gol del Atlético dejó seco al Betis. Fue como si el púgil arrinconado, de repente, aprovechara una guardia baja para soltar un crochet definitivo. De ahí hasta el final, el Betis atacó ya sin la frescura y la claridad de antes y todo acabó con un desesperado tiro de Guido que atajó Oblak, en el minuto 96. Simeone volvió a festejar con su habitual vehemencia y no era para menos. Ese 1-0 evitaba ponerle la tercera plaza en bandeja al Sevilla, al tiempo que sellaba el pase a la próxima Champions.

¿Y el Betis? Pues el Betis regresa a Sevilla con su dignidad intacta, con jugadores como Dani Martín o Guido Rodríguez reforzados, pero también con el fatalismo a flor de piel: si en una situación tan ventajosa tampoco, cuándo... Además, ya sabe el Betis que acabará la Liga, como mucho, con 47 puntos. Una cosecha paupérrima, deficiente por mucho que no lo comparta Alexis, para su nivel técnico y su presupuesto.

El preparador canario, por cierto, acertó de lleno con su planteamiento. Puso esta vez a William Carvalho junto a Guido Rodríguez por dentro, con Canales volcado a la derecha y Guardado a la izquierda. Una línea Maginot en la zona ancha para equilibrar la habitual fortaleza del Atlético ahí, donde se cuecen los partidos.

Y Alexis dio con la tecla. Guido Rodríguez, que se está asentando con su sentido táctico y su sobriedad, dio solidez y permitió que William Carvalho, escalonado con el argentino, terminara la primera mitad arrancando como lo suele hacer con la selección portuguesa. En una de sus acometidas, Fekir lo lanzó, el luso abrió a la izquierda y Guardado, recordando su época de juventud en el Deportivo, cuando hizo méritos junto a la cal, irrumpió y soltó un zapatazo que se fue cruzado por poco (31’).

Fue acaso la llegada más peligrosa de las cinco que contabilizaron los verdiblancos en su más que convincente primer periodo. Las dos primeras fueron muy similares. Loren se descolgó a la banda izquierda para pelear un balón largo, y en ambas, el defensor midió mal al saltar para cortar. Primero Savic, y luego Trippier. En ambas el punta marbellí se coló hasta el área, y si en la primera Mario Hermoso cortó su pase al corazón del área (21’), en la segunda optó por un duro tiro raso que, por centrado, no inquietó a Oblak.También Guido Rodríguez ensayó el disparo desde el borde del área pero se resbaló al talonar y perdió fuerza y precisión (41’), y finalmente en otra ruptura de William Carvalho por un pasillo interior, el portugués abrió a Barragán y éste colgó una parábola al segundo palo, complicada de rematar y con escaso ángulo, que acabó con Loren enviando el cuero al lateral de la red de Oblak.

En la segunda parte, el Betis acentuó, incluso, su acoso. Loren falló en su mano a mano ante Oblak al picar la pelota fuera (51’) y con la entrada de Emerson por Barragán, parecía que el gol era cuestión de tiempo. Simeone reaccionó en el minuto 55 con Vitolo, Yannick y Diego Costa dos minutos antes de Hermoso viera la roja, lo que obligó al técnico a prescindir de Correa por Felipe. Y el trío ofensivo de refresco fue clave para gestar el gol, primero, y que se dejara de jugar en el cuarto de hora final. Así, de otra forma más, volvió a caer el Betis, al que no pudieron rescatar Joaquín, Tello o Borja Iglesias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios