Real Betis

Borja Iglesias, en busca de luz

  • El delantero del Betis no pierde el buen ánimo ni la esperanza de cambiar su mala racha de cara al gol y aguarda la oportunidad de volver a tener minutos

  • La tendencia a la baja de Fekir y Borja

Borja Iglesias dialoga con Tello en un entrenamiento reciente. Borja Iglesias dialoga con Tello en un entrenamiento reciente.

Borja Iglesias dialoga con Tello en un entrenamiento reciente. / E.P.

El delantero del Betis Borja Iglesias sigue atravesando por un túnel que comenzó la pasada temporada y que en ésta, de momento, sigue teniendo continuidad. Pese a que desde la pretemporada, con la llegada de Manuel Pellegrini, al futbolista gallego se le vio con muchas ganas y siempre muy arropado por sus compañeros, poco a poco fue perdiendo protagonismo en el equipo hasta estar en un tercer plano en estos momentos, con Tony Sanabria y Loren por delante suya en cuanto a las prioridades del técnico chileno. Pese a ello, el Panda no pierde las ganas y la motivación de reconducir su situación y de volver a hacer lo que más le gusta a un delantero: goles.

Así lo expresó Borja Iglesias en el programa Al Contraataque de Radio Galega, donde incluso abordó el tema de la ayuda de profesionales a la que ha recurrido y que le está ayudando mucho a intentar sobrellevar esta tesitura actual: "Estoy bien, con ánimo de darle una vuelta a la situación. Trabajo mucho con profesionales. Si fuera por mí mismo no sé si lo haría tan bien. Trabajo con Patricia Ramírez, que tiene un equipo de psicología muy bueno. Cuando estoy un poco disperso tiro de su ayuda porque me va muy bien".

En este sentido, el ex delantero del Espanyol no ha perdido ni un ápice de esperanza e ilusión por volver a jugar y aprovechar los minutos que el preparador heliopolitano le vuelva a dar, después de perder protagonismo tras ser titular los dos primeros partidos de Liga, ante Alavés y Valladolid: "Hay mucha competitividad en el equipo. Inicié los dos primeros partidos jugando. Comenzamos bien. El equipo ganó los dos encuentros y las sensaciones eran buenas, pero luego, por distintos motivos, él tomó la decisión de hacer algún cambio y no entraba tanto, y ahora estoy a la espera de tener oportunidad de jugar para darle la vuelta a la situación. Estoy preparado".

Además, a nivel físico, Borja Iglesias reconoce que atrás quedaron las dolencias físicas en la espalda que sufrió el pasado curso y que ahora se encuentra bien, listo para poder jugar cuando el Ingeniero lo estime oportuno: "El año pasado tuve problemas lumbares que arrastré durante semanas y no estuve a gusto. Pero este año, con un trabajo de prevención y fortalecimiento me encuentro bien. Físicamente, estoy bien y preparado para que en el momento que tenga oportunidad aprovecharla".

Y es que el punta bético tiene claro que sigue teniendo mucha pólvora en sus botas pese a que sigue atravesando una larga racha sin ver portería: "No se me olvida hacer goles. Estoy con mucha confianza. A veces intenta uno buscar explicación y no entiende qué está pasando para que este año y medio la pelota no me entre. Pero todo el mundo me da mucho apoyo y mucha fuerza. Tengo mis ideas claras de volver a disfrutar y hacer goles, sé que tengo capacidad y trabajo cada día para estar listo".

Incluso, pese a la ausencia de goles y no pasar por una buena situación en el Betis, Borja Iglesias señala que en ningún momento se le ha pasado por la cabeza abandonar la disciplina verdiblanca, confiando en poder triunfar en su actual equipo: "No, ni el club ni yo nos lo plantemos. Si tengo alguna cosa es que no me doy por vencido rápido. Para los que piensen que la causa está perdida, tengo posibilidades de darle la vuelta a la situación".

Por último, el jugador del cuadro heliopolitano se refirió a su relación con los aficionados verdiblancos y el uso que hace de las redes sociales para interactuar con ellos: "Hay momentos en los que recibes comentarios que no te apetece leer. En cierto modo, entiendo que la gente no esté contenta con mi rendimiento porque es una realidad. Llegué aquí después de dos buenos años haciendo goles y aquí no está siendo así y comprendo a la gente que no le gusta, pero no las faltas de respeto. Mi llegada fue difícil por el momento que se daba. Inicio de Liga, estuve lesionado luego y no arrancamos bien. Poco a poco ves que las cosas no salen en un sitio como éste, que tiene una exigencia tan alta. El año pasado tuve momentos complicados en ese sentido, de no entender qué pasaba, de darle mil vueltas a la cabeza, pero a día de hoy estoy con bastante confianza y con muchas ganas de poder demostrar que tengo mucho nivel".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios