Espanyol - Betis El Espanyol se conjura para lograr la salvación

  • El club blanquiazul inicia una campaña para unir a la afición con el equipo

El presidente del Espanyol Chen Yansheng. El presidente del Espanyol Chen Yansheng.

El presidente del Espanyol Chen Yansheng. / Alejandro García /Efe

El Espanyol, rival del Betis este domingo, atraviesa una grave crisis deportiva que amenaza su permanencia en Primera. Con sólo nueve puntos en 16 jornadas aparece como colista de Primera y ni el cambio de entrenador, con la llegada de Pablo Machín, ha significado un revulsivo en la Liga, aunque en Europa sí ha logrado pasar a los dieciseisavos de final de la Liga Europa.

Esta situación en la Liga ha llevado a que el club blanquiazul haya iniciado una campaña para unir a la afición con el equipo. La llegada de su dueño, Chen Yansheng a Barcelona para participar en la Junta General de accionista que celebró ayer y en la que volvió a mostrar su compromiso inversor en el club, ha provocado que se hayan celebrado distintas reuniones a todos los niveles para intentar atajar la situación.

Así, cada parte implicada ha mostrado la voluntad para intentar buscar soluciones desde este mismo domingo. Los jugadores, con una reunión de los capitanes con los dirigentes y también con las peñas más representantivas, han manifestado el compromiso de la plantilla para buscar esos puntos que permitan al equipo salir de la zona baja. Javi López, Víctor Sánchez, David López, Esteban Granero y Diego López fueron las voces del vestuario que anunciaron implicación máxima para salir de esta grave situación.

En cuanto a los agentes sociales, la Federación de Penyes, la Grada Canito y la Juvenil participaron del encuentro con los jugadores y la directiva, con la intención de aunar esfuerzos y expresaron su voluntad de mantener la animación hasta el último minuto de partido.

El club, por su parte, expresó su preocupación por la situación deportiva durante la Junta celebrada ayer e incluso Carlos García Pont, vicepresidente del Espanyol, indicó que la entidad trabaja para buscar fichajes en enero. "Se está trabajando para que llegue lo antes posible. Comprometerme a que va a pasar de esta manera o no. El trabajo es para intentar reforzar el equipo lo antes posible. La postura del presidente es clara: siempre que es mejor gastarse en mantener la categoría que no en recuperarla. Eso no quiere decir que puedes ir más allá de lo que permite la caja", indicó antes de reconocer los errores cometidos en la parcela deportiva: "Desde el punto de vista económico las cosas se están haciendo bien, desde el deportivo, los resultados cantan. Nosotros tampoco estamos contentos. Es lógico que el socio tampoco. El conjunto es lo que hay que arreglar".

Todo este movimiento iniciado en el Espanyol recuerda al que se formó hace diez años y que se bautizó con el nombre Tots junts podem (Todos juntos podemos), de ahí que medios como el AS ya hablen ahora de un Tots juns podem 2.0. En aquella ocasión se habían disputado tres jornadas más que en la actualidad, 19, pero la permanencia curiosamente quedaba también a cinco puntos y el Espanyol acabó logrando la salvación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios