Betis

Una conjunción con talento: Carvalho, Lo Celso y Canales

  • El mejor Betis vuelve a aparecer con el luso, el argentino y el cántabro, esta vez acompañados por Joaquín y Tello

  • El físico, la lectura de partido y la gestión de la delantera, a enmendar

Una conjunción con talento Una conjunción con talento

Una conjunción con talento / Antonio Pizarro (Sevilla)

Comentarios 1

Dentro del dibujo habitual del Betis de Quique Setién, anclado definitivamente en el 3-5-2, hay un centro del campo que ha hecho que se vean hasta el momento los mejores minutos de juego en lo que va de temporada. Se vio ya en San Siro y se volvió a comprobar el pasado jueves, cómo funciona de bien el centro del campo bético cuando está formado por William Carvalho, Canales y Lo Celso.

Si a esta medular se le suma la calidad de Joaquín y Tello el resultado fue la excelente primera media hora de juego que firmaron los heliopolitanos, que no dejaron encarrilado el resultado por falta de pegada.Carvalho se siente más cómodo jugando de único pivote –otro debate es la cantidad pagada por él viendo el problema de gol existente y que en verano ya se veía venir–, está menos encorsetado dentro de un esquema actual que le sigue perjudicando.

En Milán y en el Villamarín jugaron los tres en el centro del campo y aparecieron la verticalidad y las ocasiones

La brillantez del luso con Portugal se debe a la liberación que tiene en su fútbol. Entonces, Carvalho aporta llegada, tira hacia arriba y abarca más campo fruto de jugar con un pivote detrás –Rubén Neves, en el Betis sería Javi García y el portugués actuaría por delante o incluso de interior, de box to box– cosa que en el cuadro verdiblanco aún no se ha visto dentro de las múltiples variantes que tiene Setién gracias al perfil de futbolistas que tiene a su disposición.

Lo mismo ocurre con otros jugadores, como Inui, que desde que llegó a Heliópolis aún no ha jugado de extremo, su posición natural. Con Carvalho y dos jugones por delante volvió a aparecer el Betis vertical tan solicitado por una buena parte del beticismo, cansado ya de tanto toque estéril. Canales, que está en un sensacional momento, y Lo Celso, con mucha clase y visión de juego, hicieron en los dos partidos ante el Milan una lectura perfecta sobre el terreno de juego, y si encima están apoyados por la velocidad de Tello y la categoría de Joaquín se genera buen fútbol y llegan las ocasiones de peligro real.

El Betis cuenta con mimbres para probar jugar con otros dibujos y hacer variaciones tácticas durante los partidos

El único pero con este centro del campo llega a la hora de partido, cuando se nota cierto bajón físico, como ya pasó ante el Celta. Ahí es donde se requiere una lectura de partido correcta por parte de Setién y su segundo, que no terminan de acertar ni reaccionar cuando el entrenador rival hace variaciones tácticas y mueve el banquillo, como se ha visto en los dos últimos partidos en el Villamarín, entre otros: cambios tarde, pérdida del control del partido...

Aspectos por mejorar en un Betis que ante el Milan volvió a evidenciar que la gestión en la delantera tampoco está siendo acertada. La actuación de Sanabria (14 goles en 54 encuentros oficiales como bético) no convenció hasta el punto que se fue abroncado por una gran parte del público al ser cambiado; Loren, que por ahora es el que está viendo portería con más facilidad, aparece y desaparece de las alienaciones de forma constante; y Sergio León (13 goles en 33 encuentros oficiales la pasada campaña) sigue aguardando más minutos, más confianza.

Cuestiones a corregir en un Betis que cuenta con mimbres para ser exprimidos más de lo que lo están siendo hasta ahora, y para jugar con esquemas (4-2-3-1, 4-4-2, 4-3-3...) diferentes al actual en busca de soluciones para volver a la senda del triunfo y abandonar la decimocuarta plaza actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios