Análisis

Betis: Rubi busca el equilibrio

  • El Betis ofreció ante el Leganés las primeras pinceladas con el balón de la idea del técnico

  • El catalán, autocrítico y exigente, quiere mejorar las prestaciones defensivas de su equipo

Rubi, con sus anotaciones, en un entrenamiento. Rubi, con sus anotaciones, en un entrenamiento.

Rubi, con sus anotaciones, en un entrenamiento. / Víctor Rodríguez

La victoria del Betis ante el Leganés dejó cosas positivas en los verdiblancos, entre ellas que ya se empezaron a ver las primeras pinceladas de la idea de juego que quiere Rubi para su equipo con el balón en los pies. "Creo que hoy al equipo se le ha notado más suelto con la pelota, que era una de las cosas que a mí me preocupaba", dijo el entrenador del cuadro de Heliópolis en la rueda de prensa posterior al partido. Y así fue. Sobre todo, en el poder de reacción que mostraron los béticos para darle la vuelta al marcador, en apenas once minutos, tras el tanto pepinero.

Un Betis que dejó claro el potencial que esta temporada tiene en ataque, fruto también de la idea de fútbol vertical que tiene en mente Rubi, nada que ver con lo visto en las dos últimas campañas con tanto sobar el balón. "Mis equipos siempre marcan goles porque nos gusta muchísimo ser protagonistas, nos gusta combinar el corto con la verticalidad. Nuestro equipo intenta no ceder muchos balones al portero y cuando llevamos mucho tiempo sin llegar al área buscamos una jugada más directa. Tenemos jugadores para marcar goles, que pueden aportar. Al final el equipo va a presentar buenos números en cuanto a goles", añadió Rubi en un análisis realista y acertado –sin excusas y alejado de cualquier fútbol virtual de antaño– de lo que fue el partido que hizo su equipo ante el Leganés.

El Betis abandona el toque estéril de posesión, toca rápido hacia el área rival y no reniega del juego directo

En este sentido, Fekir, con sus chispazos, conectó al Betis al partido pasado en el primer tiempo, donde en el tramo final los verdiblancos hicieron méritos, sobre todo a balón parado (falta de Joaquín al palo y cabezazo de Mandi al travesaño), para irse al descanso ganando. Y en la segunda mitad, el Betis tiró de carácter y buen fútbol para reaccionar, como se vieron en los dos goles. En especial, en el segundo, con una buena jugada de tiralíneas entre Joaquín, Canales y Fekir, quien demostró su enorme calidad a la hora de echarse al equipo a la espalda, de ir hacia arriba, de proteger el balón (recibió muchas entradas con dureza), de combinar... Un repertorio que, a poco que mejore su físico con el paso de los partidos, debe ir a más por sus buenas dotes con el balón.

Los verdiblancos tienen recursos de mucha calidad arriba que deben traducirse en una cifra alta de goles

El otro nombre propio en la parcela ofensiva fue Loren, que con su tercer gol de la temporada, en tres partidos, empieza a dar la razón a quienes el curso pasado no entendían la poca confianza que recibía, al igual que Sergio león, por parte del por entonces inquilino del banquillo. Y al marbellí y al internacional argelino hay que sumarle Borja Iglesias, que estuvo cerca de hacer un sensacional gol, a la espera también de que jugadores como Canales, Juanmi, Tello (cuando regrese), entre otros, aporten más cosas al buen ataque bético.

El discurso de Rubi tras los partidos se asemeja a lo que el aficionado ve en el campo, sin excusas y realista

Pero si en el ataque el Betis tiene muy buenos argumentos, en defensa tiene cosas que seguir mejorando. "Ahora, tenemos que intentar cerrar el grifo en defensa", indicó también Rubi al final del choque, siguiendo una buena línea de pensamiento exigente en busca de corregir la endeblez de la zaga, la falta de contención en el centro del campo y mejorar las prestaciones atrás de actuales los laterales. Para ello trabaja el técnico catalán, que busca el equilibrio en pos de un mejor Betis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios