Betis

El Betis, del balance positivo de la 19-20 a las reducciones de este año

  • El presidente, Ángel Haro, admite que el club necesita aumentar sus ingresos extraordinarios con traspasos u otras fórmulas imaginativas

El consejo del Betis, en la última junta de accionistas. El consejo del Betis, en la última junta de accionistas.

El consejo del Betis, en la última junta de accionistas. / Antonio Pizarro

A la espera de que el consejo de administración convoque oficialmente la Junta General de accionistas del Betis, el presidente, Ángel Haro, ha analizado el balance económico de la entidad. El máximo dirigente se ha mostrado satisfecho con el beneficio obtenido en la temporada 19-20, pero ha reconocido que el club necesita continuar con las reducciones este año. Además, Haro ha dejado abierta la puerta a posibles traspasos antes del 30 de junio si no se encuentran otras fórmulas para aumentar los ingresos extraordinarios.

"Ha sido un año relativamente bueno en lo económico. Al cierre a finales de junio, incluso con el efecto del Covid, vamos a tener una cuenta positiva. El año pasado tuvimos nuestro récord de plusvalías, nuestros ingresos fueron de unos 190 millones de euros, de los que 102 fueron ordinarios y unos 88 por traspasos. Esto generó un récord en nuestro Ebitda de unos 45 millones de euros y eso marca la salud económica e la empresa", ha indicado Haro sobre el balance que presentará la entidad en la próxima Junta General de accionistas, que será convocada la próxima semana para mediados o finales de diciembre: "El anuncio de convocatoria será la semana que viene, pero calculamos que se celebrará a mediados o finales de diciembre. Nos gustaría que fuera presencial, pero es una realidad cambiante. Hay que tener en cuenta que pueda ser telemática. Es un momento de contacto directo con los accionistas y es grato poderlos saludarlos".

Tras salvar el balance la temporada 2019-20, la entidad verdiblanca se ha apretado el cinturón para la campaña actual, en la que ha sufrido una drástica reducción de los ingresos, lo que obligará tanto a traspasar futbolistas como a buscar otras vías de ingresos. "El presupuesto a priori es sustancialmente diferente y estará en torno a 90-95 millones de euros. La realidad es muy distinta, todavía estamos por encima de nuestros gastos operativos y necesitamos reducciones para llegar a un Ebitda positivo. Además, los ingresos extraordinarios no han existido, ha sido un mercado muy atípico, con una reducción a nivel global del 70%. Confiamos en que si hacemos una buena campaña al final de este ejercicio poder tener plusvalías y hacer frente a las amortizaciones. Dependemos de las ventas de jugadores y también a fórmulas imaginativas para la consecución de ingresos. Pero las desinversiones deben tener un precio de mercado, no se puede desinvertir por debajo de su valor neto contable, eso genera pérdidas en el balance. Tampoco tuvimos una temporada deportiva buena y eso hace también que tus activos reduzcan su valor. Espero que el próximo mercado tenga más movimiento".

La ciudad deportiva

Además, Haro también se refirió a las obras de la ciudad deportiva. "No la hemos olvidado y sigue siendo un elemento importante la apuesta por la cantera. Ya tenemos unos fondos reservados a nivel europeo, que tienen que ver con la apuesta que ha hecho el Betis con Forever Green, son préstamos para infraestructuras, sostenibilidad y los hemos podido encajar. Aún debemos esperar, pero confía en que en un año podamos tener más movimientos", ha señalado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios