Betis Una baraja y varios ases

  • El compromiso de la plantilla aumenta las alternativas en el once

  • Pellegrini cuenta con ocho titulares fijos y varias incógnitas

  • La pócima de Pellegrini

Pellegrini dialoga con la plantilla antes del entrenamiento.

Pellegrini dialoga con la plantilla antes del entrenamiento. / José Ángel García

Una de las claves de la mejoría experimentada por el Betis en este 2021 pasa por el mayor compromiso de la plantilla. No sólo se trata de ese trabajo sin balón en el que ahora sí participa todo el colectivo, sino también en que los futbolistas han sido capaces de asumir el rol que les ha tocado en cada momento. Manuel Pellegrini se ha convertido en un prestidigitador que maneja una amplia baraja y así viene preparando la cita de este domingo en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Aunque el técnico chileno cuenta con ocho futbolistas que se antoja fijos en el once que saltará a jugar contra el Sevilla, también dispone de alternativas, tanto de nombres como de variantes tácticas, lo que dejará abierta hasta casi el final esa alineación con la que tratará de sumar la quinta victoria consecutiva en la Liga.

Con la portería con Joel Robles como dueño actual, en la defensa tampoco se esperan sorpresas si Víctor Ruiz continúa trabajando con el grupo. Emerson en el lateral diestro, Miranda en el izquierdo y Mandi como pareja del central catalán son inamovibles ahora mismo para Pellegrini, que ya sí empieza a contar con más opciones partiendo desde el acompañante de Guido Rodríguez, otro de los indiscutibles.

Víctor Ruiz, en el entrenamiento. Víctor Ruiz, en el entrenamiento.

Víctor Ruiz, en el entrenamiento. / Antonio Pizarro

Si la presencia del argentino se antoja esencial para dotar de equilibrio a la medular bética, el preparador heliopolitano tiene alternativas distintas, que irá barajando durante estos últimos entrenamientos. El mexicano Guardado ha sido la pareja de Guido en los últimos partidos, pero eso no lo hace partir con ventaja. La posibilidad de ubicar a William Carvalho, como realizase en el duelo copero ante el Athletic –el partido más parecido a lo que se espera este domingo–, también aparece en las quinielas; o también la opción de retrasar a Sergio Canales, otro de los indiscutibles en el equipo inicial.

En el derbi de la primera vuelta con el que se abrió 2021, el cántabro ya partió desde esa posición más retrasada para darle una mejor salida de pelota al equipo, teniendo en cuenta además la fuerte presión que el Sevilla suele ejercer en esa zona del campo. También el pasado lunes contra el Alavés, Pellegrini decidió sustituir a Guardado tras el descanso para que Canales y Fekir se ubicasen por delante de Guido, con lo que el Betis mejoró en la circulación del balón, un aspecto clave para romper sistemas defensivos tan mecanizados como el del Sevilla.

Precisamente, el francés es el octavo indiscutible para Pellegrini. Si el técnico respaldó a Fekir en sus peores momentos, ahora quiere aprovechar la inspiración del zurdo, que atraviesa sus mejores días en el Betis. Aunque sólo ha anotado un tanto en esta temporada, el que marcó ante el Villarreal en La Cerámica, Fekir sí está asumiendo ese rol protagonista que pretendía Pellegrini, ya sea partiendo casi como segundo punta o haciéndolo desde una banda y con libertad de movimientos.

En las alas llegan las grandes dudas del once. Aitor Ruibal, Tello, Diego Lainez y el capitán Joaquín se disputan dos plazas en la alineación, aunque probablemente todos ellos tengan minutos durante el duelo. El derbi de Heliópolis sirvió para que los dos más jóvenes, Aitor y Lainez, se reivindicasen y desde entonces mantienen un lugar preferente en los planes del técnico.

Nabil Fekir, sonriente, junto a su hermano. Nabil Fekir, sonriente, junto a su hermano.

Nabil Fekir, sonriente, junto a su hermano. / Antonio Pizarro

Pero en un partido como este derbi, Pellegrini maneja esa clave de la experiencia que aportan Tello y Joaquín, dos jugadores que además están aceptando a la perfección un nuevo rol de revulsivos que ha aumentado la competitividad del grupo. Ya sea como titulares o partiendo desde el banquillo, Pellegrini reparte los minutos y los esfuerzos, lo que ha obtenido recompensa con ese alto número de puntos que se han conseguido en las rectas finales de los encuentros.

Una situación parecida ocurre en la delantera. Si Borja Iglesias es el delantero más en forma, con cinco goles en sus cuatro últimos partidos de Liga más otro doblete en la Copa del Rey, la titularidad del Panda tampoco está asegurada. Las tres últimas victorias del equipo verdiblanco han llegado precisamente con goles del delantero que se había quedado en el banquillo. Así ocurrió con el propio Borja Iglesias ante el Getafe y el Alavés como también con Juanmi en Cádiz, de ahí que Pellegrini maneja ese as en la manga.

Incluso Loren, más desafortunado ante el gol en esta temporada, también tiene el buen recuerdo del derbi de la primera vuelta, cuando su trabajo fue esencial para poner en jaque a Diego Carlos y Koundé, además de que posteriormente el central brasileño lo acabaría derribando en el primero de los penaltis a favor del equipo verdiblanco.

El buen momento del Betis, tanto en sensaciones como en resultados, provoca que Pellegrini llegue al derbi con un amplio abanico de posibilidades. A sus ocho titulares fijos le añade la aportación de una unidad B que ya no se identifica por nombres sino que ha adquirido la misma importancia salgan desde el inicio o partiendo desde el banco.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios