Real Betis

El Betis, en la media de tarjetas en la liga

  • La expulsión de Bellerín es la segunda de un bético esta temporada, tras la de Willian José en Vitoria

  • Pizarro Gómez ha sido el árbitro del VAR en las dos expulsiones en Almería y con el Alavés y en ninguna mandó al colegiado revisar la acción

El colegiado Muñiz Arias se señala con el dedo el pinganillo mientras los béticos protestan la expulsión de Bellerín.

El colegiado Muñiz Arias se señala con el dedo el pinganillo mientras los béticos protestan la expulsión de Bellerín. / Javier Alonso

Por segunda vez en lo que va de curso un jugador del Betis fue expulsado. Bellerín recibió la tarjeta roja en Almería por una entrada dura con los tacos a la altura de la espinilla a de Embarba, dura pero con el balón disputado y sin mala intención. En la expulsión lo tuvo muy claro el colegiado Muñiz Arias, que ni siquiera fue al VAR a revisarlo por mucho que los jugadores verdiblancos se lo imploraban, aunque de sus gestos se deduce que en la sala VOR Pizarro Gómez, curiosamente el mismo que tampoco mandó a Hernández Hernández a visionar en Vitoria la acción de Willian José en el tiempo de prolongación, cuando en una caída soltó la pierna impactando en la mano del jugador del Alavés Sedlar y fue expulsado.

Dos expulsiones y poco más de una hora en total jugando en inferioridad numérica acumula en este ejercicio el Betis, siendo intrascendente, en ese encuentro, la que recibió el delantero bético en Vitoria porque apenas se jugó más tras la misma producida en el minuto 93.

Han sido las únicas dos tarjetas rojas que han visto los béticos en lo que va de liga, las mismas que otros cuatro conjuntos del campeonato y menos que seis conjuntos que tienen más de dos expulsados, destacando las cinco que suma el Getafe.

Además, el Betis acumula que lo que va de temporada en LaLiga 31 tarjetas amarillas y sólo hay cuatro equipos con una cifra menor: Real Madrid, Atlético, Valencia y Celta. Las Palmas suma el mismo número.

Después de los problemas con las expulsiones de la temporada pasada Manuel Pellegrini hizo hincapié desde el verano en la importancia de tener especial cuidado con esa circunstancia que, a la postre, de una manera u otra costaban puntos. Es el caso de la visita al colista, contra el que tuvo que jugar cerca de una hora con un futbolista menos, lo que lo llevó a pisar menso el área rival con el paso de los minutos y a resguardar más su portería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios