Milan-Betis en la Europa League | La previa Más que un partido

  • El Betis busca sobreponerse al último golpe liguero con un triunfo de prestigio ante el Milan

  • Setién y Gattuso meditan rotaciones en dos equipos a los que le gusta tener el balón

El cuerpo técnico y la plantilla del Betis sonríen en San Siro. El cuerpo técnico y la plantilla del Betis sonríen en San Siro.

El cuerpo técnico y la plantilla del Betis sonríen en San Siro. / RBB

Comentarios 3

Llegó el día. San Siro, 18:55. A esta hora dará comienzo hoy una de las citas más atractivas de la temporada para el Betis. Uno de esos encuentros que sirven para ganar prestigio y empezar a labrarse el respeto en Europa. Un duelo para hombres, para jugadores con experiencia a la espalda en citas importantes de fútbol por el Viejo Continente que tienen hambre, ambición y personalidad, como ha demostrado tener el equipo de Heliópolis en su plantilla, para levantarse después del golpe sufrido en la Liga ante el Valladolid, que ha puesto de nuevo a la figura de Quique Setién en el centro del debate futbolístico por insistir en una idea de fútbol inflexible, hasta el momento, a pesar de contar con mimbres para hacer mucho más de lo hecho hasta ahora.

Alineaciones. Alineaciones.

Alineaciones. / Dpto. de Infografía

El técnico cántabro no tiene experiencia internacional, salvo su estreno en Atenas ante Olympiacos, pero cuenta en sus filas con futbolistas de distinto perfil para buscar soluciones, ante la ausencia de peligro real y la falta de gol, ante el exigente compromiso ante el Milan. No es sólo una cuestión de lucidez, sino de establecer un plan B, saber cambiar el dibujo en el transcurso de un partido, adaptarse al rival, ser más vertical y profundo y no tan horizontal en el juego, trabajar más las acciones a favor a balón parado...

Los verdiblancos, pese al revés ante el Valladolid deben mostrar personalidad, y Setién, buscar soluciones ante la falta de ocasiones y de gol

En definitiva, tomar decisiones y saber manejar el discurso para enderezar la nave de un Betis que volverá a contar con su fiel afición. Esa misma que lo abroncó al final del partido ante los de Pucela exigiendo y apretando, y que hoy estará en uno de los campos míticos del fútbol italiano animando a los suyos, porque criticar y pedir más a su equipo, con los argumentos futbolísticos existentes, no es bajarse del barco, sino todo lo contrario, pedir grandeza deportiva sin perder ni un ápice la unidad y fidelidad mostrada. Por todo eso, el choque ante el cuadro de Gennaro Gattuso es más que un partido para los de Heliópolis.

Y las soluciones de Setién y su cuerpo técnico deberían verse ya sobre el césped de tan impresionante escenario. No es el momento de que aparezcan dudas, ni nerviosismo, sino de hacer autocrítica, reflexionar y cambiar cosas para que el Betis vuelva a la senda de la victoria. Ser flexible en una idea de juego definida que haga que los jugadores recuperen su mejor versión y no den la pobre impresión que algunos ofrecieron el domingo, encorsetados ante tanto toque y otros fuera de posición natural.

Y para intentar lograr la victoria, el cántabro cuenta ya con Tello, recuperado plenamente de sus molestias físicas, mientras que Joaquín será baja de nuevo, mientras se recupera de unas molestias en el sóleo, al igual que Guardado, que poco a poco va a más y está cada vez más cerca de recuperarse de la lesión que sufrió en Mestalla. Javi García, con una rotura muscular en la última jornada liguera, también es una ausencia obligada, de ahí la presencia en la convocatoria de jugadores del filial, como Roberto y Kaptoum. Así, la incógnita en el once, y más después de perder ante los pucelanos, está en las rotaciones, teniendo en cuenta también la próxima cita ante el Getafe.

El conjunto milanista tampoco llega al partido en buen momento anímico después de caer en el derbi ante el Inter en la última jornada

Delante tendrá el Betis a un Milan que también llega al encuentro con ciertas dudas y con ganas de darle una alegría a su afición después de la derrota (1-0, Icardi) ante el Inter. Para ello, Gattuso podría introducir algunos cambios en el once titular respecto al derbi, con la posible titularidad de jugadores como Cutrone, Samu Castillejo o Bakayoko, entre otros. Todo, a priori, dentro del 4-3-3 que viene usando el técnico rossonero, cuyo equipo despliega un juego que nada se parece al que él practicaba en su etapa de futbolista. El Milan actual despliega un estilo de toque, con pases cortos siempre verticales y buscando también los pases al hueco y disparos desde media distancia. Tanto es así que los rojinegros son el segundo equipo de la Serie A que más dispara a portería, con una media de 17,9 por partido, sólo superados por la Juventus (21). Y además son el segundo conjunto con mayor precisión en el pase (87,4%), únicamente por detrás, también, de la Juve (88,6%). Estos datos se reflejan en jugadores con un buen trato de balón, como Suso, Calhanoglu y Bonaventura, sin olvidar la pegada de Higuaín o el mencionado Cutrone, joven delantero de 20 años de la cantera milanista.

Defender a balón parado y los centros desde las bandas son los puntos flacos de este Milan, algo que deberá aprovechar el Betis en un partido en el que se verán las caras dos equipos a los que le gusta tener la posesión de la pelota. Y todo dentro de una buena atmósfera de fútbol, ya que los verdiblancos estarán arropados por más de cinco mil aficionados, para los que este encuentro es más que un partido.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios