Real Betis

Un veneno que inyectar

  • Hasta siete teóricos titulares del esquema verdiblanco vivirán por primera vez en sus carnes el ambiente del derbi.

  • La afición regalará su hoy penúltimo aliento en la sesión a puerta abierta.

Zou Feddal, futbolista verdiblanco, durante el acto de presentación del calendario bético de Coca-Cola. Zou Feddal, futbolista verdiblanco, durante el acto de presentación del calendario bético de Coca-Cola.

Zou Feddal, futbolista verdiblanco, durante el acto de presentación del calendario bético de Coca-Cola. / Víctor rodríguez

La ciudad vive el ambiente de derbi desde hace semanas, pese a que mañana es el día grande. La espera por el parón navideño se ha hecho excesivamente larga para la afición verdiblanca, que hoy dará una nueva muestra de que el encuentro ante el eterno rival son mucho más que tres puntos: se prevé ambientazo en el Benito Villamarín en el que será penúltimo soplo de aliento de la hinchada bética a los suyos antes del derbi.

Una comunión que ya empezó al término del partido entre el Athletic en el coliseo verdiblanco, en el que los componentes del primer plantel se acercaron a la grada de animación para agradecer su apoyo a los presentes y que culminará mañana hoy la escolta de los futbolistas a la salida del autobús con destino Nervión.

Alentados seguramente por las sensaciones que desprende el equipo, amén que las numerosas voces que afirman que este año sí habrá un derbi competitivo, la afición bética pretende con su masiva movilización hoy en las gradas inyectar ese veneno necesario para plantar cara al eterno rival, dominador absoluto de los cara a cara en la última década. Hasta 20 enfrentamientos -entre Liga, Copa del Rey y competiciones europeas- se han vivido entre ambos equipos en este periodo de tiempo y 12 se han teñido de blanquirrojo, por sólo tres victorias béticas. Una dinámica que se espera cambiar más pronto que tarde desde Heliópolis.

Por ello, la hinchada confía en que los veteranos ayuden a los más nuevos a conocer qué les depara en un derbi, a tener ese gusanillo y ese veneno necesario para lograr el triunfo. Y es que hasta siete futbolistas del teórico once titular podrían vivir por primera vez en sus carnes lo que significa un partido de estas características. A los Adán, Mandi, Durmisi y Joaquín, ya conocedores de lo que se cuece en un ambiente de primer nivel y de estas características, se unirían las incorporaciones que llegaron en verano y que forman el once base de Quique Setién, que también debuta: Barragán, Feddal, Javi García, Guardado, Camarasa, Tello y Sergio León.

En este sentido, los novatos parecen aleccionados. "Me entero de lo que es el derbi desde que llegué aquí. Sé lo que significa. Creo que es algo especial y un ambiente muy bonito que hay que aprovecharlo y, sobre todo, ganar", indicó Camarasa, que disputará el puesto con Fabián, en Deportes en Sevilla de la cadena Cope."Es un derbi, es un partido fuera de lo normal. Hay que ganarlo sí o sí, que soluciona muchas cosas y son más de tres puntos. Vamos a salir a ganar y darle una alegría a la afición y a vivirlo como toca", explicó el mediocampista valenciano.

Recordó el ex futbolista del Alavés que "en el vestuario hay gente" que ya saben lo que se cuece en un partido de estas características. "Gente como Joaquín, Adán, son gente importante, los capitanes. Ellos nos lo dicen, que no es un partido más, que es un derbi y aquí los derbis son lo que son y si lo sacamos adelante es una alegría para nosotros y para la afición", comentó Camarasa, que prefirió no mojarse al respecto de si el cambio de entrenador, con la llegada de Vincenzo Montella al banquillo sevillista, puede resultar un factor determinante en el partido: "Ya lo veremos. Nosotros estamos contentos con lo nuestro, no nos tenemos que fijar en el rival. Estamos contentos con el míster, él con nosotros. Hay una unión y eso es muy importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios