Encuentro digital ‘Impacto y retos de la Artritis Reumatoide en Andalucía: La remisión de la enfermedad como meta’

Vías para mejorar el abordaje de la artritis reumatoide

  • Pacientes, gestores y profesionales comparten reflexiones sobre cómo mejorar la atención a una patología con un enorme impacto en la calidad de vida

  • El futuro pasa por medir los resultados en salud para orientar las decisiones clínicas a las necesidades de los afectados

Captura del encuentro digital organizado por Grupo Joly con la colaboración de Abbvie. Captura del encuentro digital organizado por Grupo Joly con la colaboración de Abbvie.

Captura del encuentro digital organizado por Grupo Joly con la colaboración de Abbvie. / M.F.

La Artritis Reumatoide (AR) se engloba en el grupo de Enfermedades Reumáticas y Músculo Esqueléticas, que incluyen más de 200 patologías y es uno de los tipos de artritis más incapacitantes. Es una enfermedad autoinmune crónica y compleja en la que el sistema inmunológico ataca erróneamente a las células sanas de las articulaciones, provocando una inflamación que produce engrosamiento del tejido de su interior que daña los huesos y el tejido conjuntivo asociado. Con el objetivo de abordar la situación actual en el manejo de esta patología y analizar los retos inmediatos, Grupo Joly celebró el pasado martes un encuentro digital con la colaboración de Abbvie. El coloquio sirvió para que gestores, pacientes y profesionales compartan reflexiones encaminadas a mejorar la situación de las más de 50.000 personas que padecen esta enfermedad en Andalucía. La necesidad evaluar las intervenciones terapéuticas y medir resultados en salud que tenga en cuenta la perspectiva del paciente, la importancia de la equidad en el acceso y el valor del diagnóstico precoz fueron algunos de los pilares sobre los que pivotó el debate.

Algunas claves sobre la enfermedad Algunas claves sobre la enfermedad

Algunas claves sobre la enfermedad / Departamento de Infografía Grupo Joly

Carlos García Collado, subdirector de Farmacia del Servicio Andaluz de Salud, inició su intervención aludiendo a la importancia del diagnóstico precoz de la patología, un tema clave para garantizar un mejor pronóstico y control sobre la misma. Además, puso énfasis en su apuesta estratégica por “el análisis de resultados en salud de intervenciones y tratamientos que condicionen la toma de decisiones, especialmente orientando el gasto a criterios de eficiencia” para “garantizar que se dé a cada paciente lo que realmente necesita”.

En esta línea, García Collado subrayó la importancia de considerar los costes directos e indirectos de la enfermedad, como su efecto en la vida laboral de los pacientes. “Estos costes sociales están cifrados en unos 1.200 millones de euros en España”. Además, hizo alusión a la necesidad de fortalecer el trabajo multidisciplinar, “que requiere la colaboración e implicación de distintas especialidades y debe ser coordinado y enfocado a un acto único”.

Por su parte, María Jesús Pareja, gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla hizo referencia a la dimensión de las enfermedades reumatológicas, recalcando que “son problemas de salud muy importantes para los sistemas sanitarios; hasta un 40% de los pacientes que acuden a Atención Primaria, lo hacen por problemas relacionados con el aparato locomotor y musculoesquelético”. Por este motivo, Pareja destaca que “es esencial que los médicos de Atención Primaria tengan una adecuada formación que permita realizar un diagnóstico precoz”. En su opinión, es muy importante “contar con un circuito ágil y directo para evitar que los pacientes sean derivados una y otra vez”.

En ese contexto, “el especialista en Reumatología es el principal activo de eso proceso, pero es un trabajo coordinado, multidisciplinar en el que tiene que ver varios perfiles, algunos de ellos menos visibles como la enfermería especializada”. Además, Pareja aboga por mejorar la labor de las Comisiones de Farmacia para una mejor selección de los medicamentos de un modo personalizado. Asimismo, defendió la cultura de la evaluación “que permita medir resultados y habilitar herramientas informáticas adecuadas para ello”, ya que “nos ayudan a comparar resultados y elegir las mejores estrategias”. Por último, destacó el papel indiscutible en la situación actual de la telemedicina, “que se ha visto impulsada ahora, pero que debe ayudarnos a mejorar la asistencia”.

Equidad, participación y cooperación son valores que deben impregnar la atención

José Javier Pérez Venegas, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Virgen Macarena, destacó en su exposición aspectos como el diagnóstico precoz y la toma de decisiones alineada con las necesidades de los pacientes. “Debemos contar con una adecuada accesibilidad desde que una persona presenta síntomas. Cuanto antes diagnosticamos e introducimos una estrategia terapéutica, mejor para lograr que el paciente pueda llevar una vida lo más normal posible”, explicó el doctor Pérez Venegas. Esta labor, “ha de ser de un modo informado y corresponsable con el paciente”. “La evidencia ya ha demostrado que introducir estrategias terapéuticas eficientes antes de los doce meses desde el inicio de los síntomas permite obtener mejores resultados”, subrayó.

Además, indicó que todavía hay retrasos en la introducción de nuevos medicamentos para esta enfermedad y avanzó algunas cuestiones del Plan Andaluz de Enfermedades Reumáticas y Musculoesqueléticas de Andalucía para mejorar la derivación desde Atención Primaria. La intervención precoz es altamente eficiente y ayuda a poder tratar cuanto antes.

Introducir estrategias terapéuticas antes de los 12 meses mejora los resultados

Los participantes en el encuentro coincidieron al afirmar que las Unidades de Gestión Clínica tienen que evaluar y medir los resultados en salud, aumentando así la corresponsabilidad con el paciente y favoreciendo la planificación de los servicios en función de las necesidades detectadas, atendiendo no solo a la eficacia terapéutica sino a otros aspectos de su calidad de vida.

María Ángeles Fernández fue la encargada de dar voz a las personas afectadas como presidenta de la Asociación Sevillana de Paciente con Artritis Reumatoide (Asepar). En su exposición, hizo hincapié en que la patología tiene un impacto importante en la calidad de vida de quienes la padecen, antes incluso de haber llegado al diagnóstico. “El diagnóstico no siempre es rápido ni precoz. Cuando llega, los pacientes han de asumir una realidad nueva, una realidad clínica y social que le va a acompañar toda su vida”. Por ello, considera esencial garantizar la continuidad asistencial, que “debe ser ese resorte que nos falta para dar el salto entre lo teórico y la realidad”. “Hay pacientes que nos llegan diciendo que llevan dos años sin diagnosticar, eso hoy día no es posible teniendo en cuenta los avances con los que contamos”, indicó. Por eso, reivindicó formación para los profesionales de Atención Primaria así como “canales mejor comunicados entre ese nivel asistencial y las asociaciones de pacientes, ya que generalmente estamos más conectados con especializada”.

Asimismo, animó a los profesionales a “atender y tratar desde la vulnerabilidad y la humanidad”, ya que “a veces olvidamos que es una patología muy desconocida para la sociedad”. María Ángeles Fernández, subrayó el papel de los pacientes, pidiendo “que se les tenga en cuenta para la toma de decisiones que tengan que ver con su salud”. “No hace falta ser protagonistas, pero muchas veces todas las decisiones nos llegan ya tomadas”, recalcó.

"Los pacientes debemos participar y ser corresponsables y colaborativos"

“Las personas con artritis reumatoide debemos gestionar y autogestionar la enfermedad para ser corresponsables y colaborativas con el sistema y trabajar en un entorno de confianza. Para ello, propuso “medir resultados en salud con los condicionantes que aportan valor al paciente”. “A los clínicos y gestores les interesan algunos datos concretos, y a los pacientes les interesan los aspectos relacionados con la salud y la calidad de vida; cuestiones que tienen que ver con las expectativas personales, familiares, sociales y laborales de cada una”, explicó. Por último, quiso subrayar “la importancia de planificar bien los procesos asistenciales, evaluando y autoevaluando para poder mejorar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios