Investigación y Tecnología

La tecnología detrás de las vacunas del coronavirus

Vista del laboratorio del instituto Rega, Bélgica. Vista del laboratorio  del instituto Rega, Bélgica.

Vista del laboratorio del instituto Rega, Bélgica. / Archivo

Las cifras de la Organización Mundial de la Salud no dejan lugar a dudas: las vacunas evitan entre dos a tres millones de muertes al año al proveer protección contra enfermedades como la difteria, sarampión, neumonía, rotavirus, rubeola, tétanos y polio.

En la actualidad, las vacunas son la gran esperanza contra la Covid-19. Laboratorios de todo el mundo comenzaron con la pandemia a trabajar e investigación contrarreloj para encontrar la vacuna más efectiva. Hoy en día, ya hay varias en producción y otras en fases avanzadas que saldrán al mercado en los próximos meses.

El gran desafío

Con millones de dosis puestas en todo el mundo y las que se siguen fabricando y distribuyendo, el gran reto ahora es vacunar lo antes posible a los más de 7.000 millones de personas del planeta y para eso es vital que todo el proceso se desarrolle a la perfección: la fabricación, distribución, la administración y la monitorización posterior.

Distribución de vacuna en Brasil. Distribución de vacuna en Brasil.

Distribución de vacuna en Brasil. / Archivo

En todo ese proceso, la tecnología resulta fundamental. Y sobre todo, si tenemos en cuenta las peculiaridades de las primeras vacunas, “que necesitan de una cadena de suministro diferente a la farmacéutica típica y convierten la coordinación en un requisito esencial”:

  • La temperatura de la mayoría de las vacunas precisa de un control estricto, entre 2° y 8° Celsius o congelarse a temperaturas dentro del rango de un congelador estándar. Pero la temperatura de la vacuna de BioNTech/Pfizer debe mantenerse a menos 70°, “lo que requiere una manipulación especial a lo largo de toda su ruta de distribución hasta los centros de vacunación”.
  • Como la demanda de vacunas será mayor que la oferta durante bastantes meses, la cadena de suministro de la Covid-19 funciona en modo "push" en lugar de "pull".
  • Los actores y las condiciones son diferentes. Los destinatarios de la vacuna contra el coronavirus son generalmente autoridades gubernamentales y no las farmacias. “El personal médico, los equipos, los pacientes y las vacunas deben confluir en el momento justo, en las condiciones adecuadas y en las cantidades correctas, en los centros de vacunación”.

Tecnología SAP

Fabricación de las vacunas. Fabricación de las vacunas.

Fabricación de las vacunas. / Archivo

En cualquier caso, en la actualidad, 18 de los 20 principales productores de vacunas del mundo trabajan con soluciones SAP para cubrir todo el proceso de desarrollo, suministro y aplicación. SAP es el nombre de una multinacional alemana que se dedica al diseño de productos informáticos de gestión empresarial, tanto para empresas como para organizaciones y organismos públicos.

Así, Moderna confía en SAP para ayudar a distribuir cientos de millones de dosis. La compañía está utilizando soluciones de cadena de suministro digital de SAP para la serialización y distribución. Otro punto importante es la lucha contra las vacunas falsas, muchas de las cuales se venden a través de Internet. Moderna trabaja con una aplicación que permite cumplir con la legislación internacional y que proporciona un repositorio de serialización corporativa, gestión de números de serie y capacidades para elaborar informes regulatorios.

Herramientas similares usan AstraZeneca, Sanofi, GlaxoSmithKline (GSK), CureVac y Pfizer. Por ejemplo, más del 90% de los ingresos globales de los negocios farmacéuticos y de vacunas de GSK se gestionan con el software SAP, que permite a la empresa recopilar los datos para mejorar las operaciones. GSK también utiliza SAP Ariba para ayudar a adquirir las materias primas que componen sus vacunas.

Centro de colaboración de vacunas

Los programas de vacunación a gran escala para luchar contra la Covid-19 se están llevando a cabo en todo el mundo y para ello, SAP ha creado su centro de colaboración de vacunas (VCH), que cubre todo el proceso: desde la fabricación hasta la distribución controlada, su administración y el seguimiento posterior a la vacunación.

Este centro es como una “ventanilla única a la que la industria puede acceder para buscar proveedores en cualquier parte del mundo” y que fue creada para que las organizaciones gestionen mejor el suministro de vacunas; también para” ayudar a los gobiernos y a sus socios en el sector privado a coordinar y desplegar con éxito los programas de vacunación masiva”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios