LA FOTOTECA DE JESÚS MARTÍN CARTAYA

La fototeca de Martín Cartaya: Los Estudiantes y sus cultos en la Catedral

  • Durante una década el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen de la Angustia celebraron sus cultos en la Santa Iglesia Catedral.

Jesús Martín Cartaya en una de sus exposiciones

Jesús Martín Cartaya en una de sus exposiciones / JOSÉ ANTONIO ZAMORA

A lo largo de esta cuaresma, el fotógrafo sevillano Jesús Martín Cartaya compartirá con los lectores de "El Palquillo" de Diario de Sevilla algunos de sus más preciados retratos, relacionados con ilustres personajes y momentos históricos de nuestra Semana Santa.

Para nuestra tercera entrega, debemos trasladarlos en el tiempo hasta la década comprendida entre los años 1972 y 1982, cuando los amatísimos titulares de la Hermandad de los Estudiantes se trasladaban a la Santa Iglesia Catedral de Sevilla para la celebración de sus solemnes cultos. Este hecho se producía dado el reducido aforo que permitía y permite la capilla de la antigua Fábrica de Tabacos, actual Universidad de Sevilla. 

El Cristo de la Buena Muerte en su traslado a la Catedral El Cristo de la Buena Muerte en su traslado a la Catedral

El Cristo de la Buena Muerte en su traslado a la Catedral / JESÚS MARTÍN CARTAYA

En la primera fotografía, firmada a mano por Martín Cartaya, vemos en segundo plano, a la izquierda de la imagen vestido de oscuro, a Juan Moya García y su hijo Juan Moya Sanabria, a la misma altura pero con gabardina clara, ambos ilustres cofrades y, entre otras cosas, pregoneros de la Semana Santa de Sevilla en 1963 y 1989, respectivamente. Los hermanos portan a hombros al Cristo de Juan de Mesa, por la calle San Fernando.

Los titulares de la Hermandad de los Estudiantes en la Plaza del Triunfo Los titulares de la Hermandad de los Estudiantes en la Plaza del Triunfo

Los titulares de la Hermandad de los Estudiantes en la Plaza del Triunfo / JESÚS MARTÍN CARTAYA

En esta segunda estampa, desde un plano más alejado, podemos contemplar el discurrir del Cristo de la Buena Muerte, flanqueado por dos faroles, y de la Virgen de la Angustia, vestida de hebrea, junto al monumento de la Inmaculada, en la Plaza del Triunfo, ya próximos a la Puerta de los Palos. Trajes oscuros y gabardinas, que dan a entender las bajas temperaturas propias de una primavera prematura.

El Cardenal Arzobispo de José María Bueno y Monreal durante la función principal en la Catedral El Cardenal Arzobispo de José María Bueno y Monreal durante la función principal en la Catedral

El Cardenal Arzobispo de José María Bueno y Monreal durante la función principal en la Catedral / JESÚS MARTÍN CARTAYA

Ya en la tercera fotografía nos introducimos, a través del objetivo de Jesús Martín Cartaya, en la Santa Iglesia Catedral, donde el Cardenal Arzobispo de Sevilla José María Bueno y Monreal, predica a los pies del paso del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, mientras se observa en la parte izquierda de la imagen a la Virgen de la Angustia vestida de hebrea.

Doña María de las Mercedes de Borbón atendida por la junta de gobierno de Los Estudiantes Doña María de las Mercedes de Borbón atendida por la junta de gobierno de Los Estudiantes

Doña María de las Mercedes de Borbón atendida por la junta de gobierno de Los Estudiantes / JESÚS MARTÍN CARTAYA

En aquellos años, doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans Condesa de Barcelona, Princesa de Borbón, esposa de don Juan de Borbón y Battenberg, jefe de la Casa Real española, y madre del rey Juan Carlos I, al término de los uno de estos cultos, llegó a la Catedral para venerar a la Virgen de los Reyes y fue recibida y atendida por la junta de gobierno de la Hermandad de los Estudiantes.

Durante toda esta década, el solemne quinario se convirtió en el acto institucional central de la cofradía del Martes Santo -junto con la estación de penitencia-, llegando a participar en él bandas de música. En reconocimiento de esas colaboraciones, el Cabildo de la Catedral y la Banda Municipal fueron nombrados hermanos de honor.

Jesús Martín Cartaya

Jesús Martín Cartaya nace en Sevilla en 1938, sintiendo una clara vocación por la fotografía desde muy joven. Es trianero, aunque afincado desde hace muchos años en la localidad de Castilleja de la Cuesta. La Feria de Abril en el Prado de San Sebastián, las tardes de toros de Curro Romero, la Operación Clavel, la Semana Santa de los años 60, etc. Son innumerables los momentos inmortalizados por este reconocido retratista hispalense, expuestos en decenas de exitosas e interesantes exposiciones a lo largo de toda su trayectoria. Es hermano de las cofradías de la O, la Esperanza de Triana y la Quinta Angustia. Sus fotografías han ocupado páginas de diversos diarios, entre los que se encuentra Diario de Sevilla y del Boletín de las Cofradías, además de otras revistas y publicaciones. Su trabajo ha sido varias veces reconocido, como por ejemplo con la entrega del Jarrillo de la Lata, el Nazareno del Consejo o El Llamador de Canal Sur. En 2017, el Consejo de Hermandades y Cofradías puso en marcha la entrega anual los premios de periodismo, incluyendo entre ellos el premio de fotografía "Jesús Martín Cartaya", que cada año se entrega a un distinguido fotógrafo. Recientemente, el Ayuntamiento de Sevilla anunciaba que rotulará una calle de Triana con su nombre, en reconocimiento a su dedicación y aportación al archivo gráfico de la ciudad. En las últimas décadas su extenso archivo está siendo digitalizado, y editado, en parte, en cuidadas publicaciones de la mano del historiador y escritor Álvaro Pastor Torres. Destacar la publicación del libro titulado "Sevilla en blanco, negro y color", editada en el año 2012 por medio de la Delegación de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios