El Palquillo

El Consejo de Cofradías sólo salva el 13% de la recaudación de la carrera oficial

  • Tras cerrarse el plazo para solicitar la devolución del dinero los abonados han dejado de retirar 491.000 euros

El desmontaje de los palcos, tras la confirmación en marzo de que no habría procesiones de Semana Santa. El desmontaje de los palcos, tras la confirmación en marzo de que no habría procesiones de Semana Santa.

El desmontaje de los palcos, tras la confirmación en marzo de que no habría procesiones de Semana Santa. / Juan Carlos Vázquez

Poco menos de medio millón de euros. Es el dinero que ha quedado en las arcas del Consejo de Cofradías tras cerrarse el pasado 30 de septiembre el plazo para que los abonados pudieran solicitar el reingreso de los importes de las sillas y palcos de la carrera oficial. Los hermanos mayores ya conocen que el 80% de los abonados ha retirado el dinero y que son finalmente 491.000 euros los que no se han reclamado, apenas un 13% de los ingresos totales, que el último ejercicio cerrado fueron de 3,8 millones de euros. 

Estas cifras demuestran que la mayoría de los abonados se han decantado por pedir el reingreso del dinero pagado por los abonos, pese a que el Consejo ofrecía la posibilidad de obtener una importante bonificación para los próximos años si no se reclamaba la cantidad. También se ofrecía la opción de pedir una parte, dejando el resto a disposición de la institución.

Tanto el Consejo como muchas hermandades se van a tener que ajustar bastante el cinturón para hacer frente a unos ejercicios económicos en los que no tendrán los importantes recursos económicos provenientes de la explotación de la carrera oficial.

El Consejo acordó en su asamblea extraordinaria celebrada el pasado 26 de mayo en el Real Alcázar el reembolso a los abonados descontando un porcentaje legal (7%) por los gastos que ya había ocasionado el montaje de la carrera oficial

"Tras estos meses de arduo trabajo y entendiendo la difícil situación económica que atraviesan muchas familias sevillanas, los primero que quiero es mostrar mi más sincero agradecimiento a todos esos abonados que, ya sea íntegra o parcialmente, han tenido la posibilidad y han querido donar sus abonos por y para ayudar a las 125 Hermandades de nuestra ciudad", ha señalado el presidente del Consejo, Francisco Vélez.

El mandatario ha asegurado que este dinero, aunque escaso, les servirá a la institución y las cofradía para afrontar el complicado futuro: "Este casi medio millón de euros percibido, sin duda, nos ayudará a afrontar tiempos difíciles, pero de los que estoy plenamente convencido que saldremos adelante junto a todas las hermandades, porque ninguna, con este Consejo, se quedará atrás. Tal y como presentamos en la última Asamblea, esta Junta Superior ha trabajado en un gran proyecto económico que con persistencia y esfuerzo sacaremos adelante en pro de toda la Sevilla cofradiera".

Para que la devolución del dinero a los abonados fuera efectiva y, al mismo tiempo, las hermandades no sufrieran una pérdida importante de ingresos y puedan amortizarlo en el medio plazo, el Consejo acordó igualmente combinar dos productos financieros. El primero es una póliza de crédito de 2,5 millones de euros. Es fundamental, porque buena parte del dinero recaudado se entrego en marzo a las cofradías como adelanto de la subvención para afrontar los gastos de las, posteriormente suspendidas, procesiones de Semana Santa.

La segunda herramienta era un confirming. El Consejo trabaja desde hace años con este producto financiero que le permite adelantar el dinero de la subvención a las hermandades que lo solicitan antes de que los abonados hayan pagado las sillas. Son muchas las corporaciones que lo han utilizado en los últimos ejercicios. Este confirming se ha utilizado para aquellas hermandades que hayan necesitado la parte de la subvención no adelantada. El dinero que hayan percibido se les descontará de las próximas subvenciones. 

Con estas dos opciones, el Consejo ha obtenido los recursos necesarios para devolver el dinero a los abonados y, al mismo tiempo, ha permitido que las hermandades puedan repartir las pérdidas de ingresos en varios ejercicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios