Juan Antonio Rodríguez. Candidato a hermano mayor de la Esperanza de Triana "Nuestro principal proyecto es hacer hermandad y situar al hermano en el centro"

  • Rodríguez Vicente, de 68 años, es hermano desde 1958. Ha sido oficial de la junta de gobierno en diferentes periodos. Desde 2009 es secretario de la Asociación Benéfico Asistencial Esperanza de Triana, entidad que acoge y gestiona el Centro de Apoyo Infantil Esperanza de Triana.

Juan Antonio Rodríguez Vicente, candidato a hermano mayor de la Esperanza de Triana. Juan Antonio Rodríguez Vicente, candidato a hermano mayor de la Esperanza de Triana.

Juan Antonio Rodríguez Vicente, candidato a hermano mayor de la Esperanza de Triana. / Juan Carlos Vázquez

¿Por qué se presenta a hermano mayor?

Porque tengo un proyecto de hermandad, ilusión y un magnífico equipo que me acompaña para desarrollarlo. Y porque mis circunstancias personales y profesionales me permiten ofrecerle a la hermandad una dedicación exclusiva.

¿Cite algunos de sus principales proyectos e ideas?

Nuestro principal proyecto es hacer hermandad y colocar al hermano en el centro de la vida de la hermandad. Y en ese sentido van encaminados todas nuestras propuestas. Queremos una hermandad llena de niños, de jóvenes, de adultos y para ello vamos a desarrollar un amplio programa que hagan al hermano vivir con ilusión su hermandad. Apostamos por la continuidad de nuestra priostía que se ha convertido en un referente de la Semana Santa de Sevilla y por cuidar la personalidad y la idiosincrasia de nuestra hermandad, auténtico patrimonio inmaterial acumulado durante 6 siglos de historia.

Patrimonialmente, queremos realizar el camarín de Nuestra Señora de la Esperanza y la última fase del tesoro devocional que lo conectaría con el camarín de la Virgen y éste con el del Santísimo Cristo. También estudiaremos el estado del dorado del paso del Santísimo Cristo.

En el aspecto social, aumentaremos el presupuesto en un 50% para potenciar nuestras dos grandes obras sociales: el Centro de Apoyo Infantil y la Bolsa de Caridad. Con el programa Voluntarios de Esperanza queremos ayudar a que nuestros hermanos mayores e impedidos participen de los actos y cultos de la hermandad, facilitándoles su traslado a la capilla o a la parroquia de Santa Ana. Y vamos a reestructurar la formación, a través de la Escuela de Teología, para ofrecer un programa especializado a niños, jóvenes, mayores y matrimonios.

Juan Antonio Rodríguez. Juan Antonio Rodríguez.

Juan Antonio Rodríguez. / Juan Carlos Vázquez

¿Cómo considera que es la situación de la hermandad en la Madrugada? ¿Cuál cree que es  la solución idónea?

La Madrugada es una cuestión muy complicada. Los horarios y los tiempos poco han cambiado de cuando yo era diputado mayor de gobierno a principios de los 80 y nuestra hermandad casi ha triplicado su cuerpo de nazarenos. La Esperanza de Triana siempre se ha sacrificado por el bien de la Madrugada y nuestra aportación será de máxima colaboración, pero siempre defendiendo la dignidad y seguridad de nuestro cuerpo de nazarenos.

"Apostamos por la continuidad de nuestra priostía, que se ha convertido en un referente en la Semana Santa de Sevilla”

La solución vendrá de las aportaciones de todos. Siempre estaremos abiertos al diálogo y a estudiar todas las posibilidades, entre otras, la que yo mismo exponía en los Cabildos de Toma Hora, al reclamar nuestra posición histórica en la Madrugada, no sólo por nuestra hermandad, sino por lo beneficioso que resulta para el buen discurrir de la jornada.

¿Cuál es la situación económica y financiera de la hermandad?

La Hermandad se encuentra perfectamente saneada. Contamos con un préstamo hipotecario de las obras de ampliación de la capilla y casa de hermandad que se atiende puntualmente y que no es óbice para que se dediquen recursos muy importantes a los programas de acción social y a cuidar y potenciar el patrimonio. Por la dimensión de la hermandad, queremos realizar una gestión con criterios profesionales para ofrecer un servicio cercano y eficaz al hermano.

¿Qué papel deben jugar las hermandades en la sociedad actual?

Las hermandades son un camino para llegar a Dios. Muchas personas viven su fe desde ellas y creo que ese es el papel que debemos desarrollar en el siglo XXI. Hoy tienen un auténtico compromiso con la Evangelización y debemos ofrecer a todos nuestros hermanos los instrumentos necesarios para vivir su fe, dar testimonio público de ella y saber ver al hermano que sufre para ayudarlo en sus dificultades.

En el caso concreto de nuestra hermandad, la Virgen de la Esperanza aglutina la devoción del pueblo, vienen desde todos los lugares a postrarse a sus plantas, a rezarle y a contemplarla. Es nexo de unión entre generaciones, que la consideran como su verdadera Madre y como Madre de Dios, y así se venera desde siglos en Triana con amor filial. La devoción a la Esperanza es la mayor herencia que hemos recibido y que tenemos que cuidar y engrandecer para transmitírsela a nuestros hijos. Los ojos de la Esperanza nos llevan a Dios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios