Vía Crucis con el Cristo de los Gitanos

Noche de canela y clavo: el regreso del Cristo de los Gitanos

  • Bulla y aforamiento en el regreso de Nuestro Padre Jesús de la Salud al Santuario de los Gitanos

Momentos del regreso del Cristo de los Gitanos tras presidir el Vía Crucis. FOTO: Manu Socarrás / PABLO LASTRUCCI

A las diez y cuarto de noche asomaban por la Puerta de los Palos los ciriales de Nuestro Padre Jesús de la Salud, de la Hermandad de los Gitanos. Un regreso multitudinario, en el que se pudo ver la Sevilla más honda. Bares hasta la bandera, con cervezas y montaditos cotizados al alza. La Plaza Virgen de los Reyes era presagio del abrumador regreso de Nuestro Padre Jesús de la Salud.

Las andas atravesaban la Pila del Pato, con paso lento. Impresionante el discurrir de Nuestro Padre Jesús de la Salud con el sonido de las espontáneas saetas que nacían de entre el público. Majestuoso con la túnica bordada estrenada el pasado año, y con los guardabrisas del paso de la Virgen de la Encarnación de la Hermandad de la Sagrada Cena. Una estampa que, para muchos, sería punto de partida para recuperar los candelabros en la Madrugá del Viernes Santo.

Bares llenos al paso de la comitiva. Las horas tardías del regreso de la imagen que preside el Vía Crucis de las Hermandades coinciden con la hora de la cena, algo ineludible para gran parte de los asistentes a la celebración, que aprovechan la ocasión para reponer fuerzas al tiempo que la imagen pasa por las cercanías de la gran oferta hostelera que ofrece la zona.

Impecable trabajo en redes sociales el ofrecido por la hermandad de la Madrugá, con excelentes fotografías de Manu Socarrás, que bien merecen ser recogidas en el álbum de la memoria de la Hermandad de los Gitanos. Un incesante seguimiento que permitió seguir en directo la ida y la vuelta al Vía Crucis del Señor de la Salud. El Consejo de Hermandades, con la producción del Cabildo Catedral, ofreció en directo a través de You-Tube el rezo de las estaciones del Vía-Crucis en el interior de la Santa Iglesia Catedral.

Sones de la Escolanía de María Auxiliadora anunciaban la llegada del Cristo de Fernández-Andes. La cofradía de la Madrugá pasó en su regreso por Santa Cruz, San Nicolás de Bari, Santa Catalina y San Román, ésta última tan vinculada a su historia. Pepe Moreno, antiguo hermano mayor, acompañó en la presidencia a José María Flores Vargas, actual hermano mayor. Por fin, después de dos intentos nulos, el Señor de la Salud salía en Vía Crucis por las calles de Sevilla.

A la 1:39 hacía su entrada en el Santuario de los Gitanos, con bastantes minutos de retraso, que se traducen en momentos de oración y fervor ante una de las grandes devociones de la Semana Santa de Sevilla.  

Primeros aforamientos de 2020

Aforamiento en el Vía Crucis del Consejo 2020 / PABLO LASTRUCCI

La afluencia de público será tomada como un éxito para el Consejo General de Hermandades y Cofradías. Sin embargo, fue un quebradero de cabeza para las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. La Policía Nacional, se vio desbordada ante una gran participación de fieles en el regreso de las andas de Nuestro Padre Jesús de la Salud a su Santurio. Desde la llegada a la calle Mateos Gago, la directriz era clara: "súbanse a la acera". En la judería hubo algún intercambio de opiniones con el público, que no entendía tales medidas de seguridad. Aceras casi vacías para recibir a Cristo de los Gitanos en ese tramo del recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios