El Palquillo

La Policía Nacional quiere un jefe de seguridad en cada hermandad

  • Recomienda que vaya de paisano y en la cruz de guía

  • Mantendrá una reunión de coordinación con cada cofradía antes de su salida

Comentarios 3

Otra vuelta de tuerca en materia de seguridad. La Policía Nacional ha recomendado a las hermandades que para la próxima Semana Santa nombren a un "jefe de seguridad". Se trata de una de las sugerencias que están recibiendo los diputados mayores de gobierno en las reuniones que se están celebrando en la Subdelegación del Gobierno, en las que se están perfilando todos los aspectos en materia de prevención el buen desarrollo de las procesiones. La Policía Nacional, que ostenta las competencias de la seguridad ciudadana, quiere que cada cofradía designe a una persona con la que pueda mantener un contacto directo en caso de que haya una falsa alarma o un incidente real.

Tras una primera reunión celebrada en la delegación del Gobierno, en la que participaron el delegado, Antonio Sanz; el subdelegado en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, y los cargos generales del Consejo de Cofradías con la sección de penitencia, desde el pasado lunes se están realizando unos encuentros con las propias hermandades en la sede de la Subdelegación en la Plaza de España. Estas citas, según la convocatoria, están destinadas a los diputados mayores de gobierno y todas aquellas personas que tengan alguna responsabilidad en la organización y el desarrollo de las procesiones de Semana Santa, por lo que están acudiendo hasta algunos capataces. El comisario jefe, junto a varios agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y la unidad de Participación Ciudadana, son los encargados de impartir las charlas.

La Policía se está reuniendo con las hermandades en la Subdelegación Gobierno

La principal sugerencia que está trasladando la Policía Nacional a las hermandades es la creación de la figura del "jefe de seguridad", tal como lo denominan. La misión de esta persona es la de permanecer en contacto permanente con los agentes, que sabrían en todo momento a quién tienen que dirigirse para impartir instrucciones, sin que los mensajes lleguen difusos o una persona errónea. No sería necesario que este "jefe de seguridad" tenga experiencia o trabaje en el sector. La Policía tan sólo hace una serie de recomendaciones. Es preferible que sea una persona que vaya de paisano y no un nazareno, por tanto, y que se sitúe en la cruz de guía para que pueda tener una visión global de lo que está pasando. En cualquier caso, algunas hermandades se decantarán, como ya han avisado, por identificar a este responsable de la seguridad con el diputado mayor de gobierno que, aunque vista la túnica, suele tener una conexión directa por radio con los diputados de tramo, fiscales y otros miembros de relevancia que forman parte del cortejo procesional.

La Policía Nacional también ha señalado a las hermandades que antes del inicio de la estación de penitencia, con una hora de antelación, aproximadamente, los agentes encargados de acompañar a cada cofradía se personarán en el templo para mantener una breve reunión con los responsables de la misma. En este encuentro de coordinación se presentaría a la persona designada para estar en contacto con ellos.

Desde los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se está haciendo especial hincapié en la protección del colectivo más vulnerable de las hermandades, como son los niños. En este sentido, durante las reuniones con las corporaciones se les está instando a que tomen una serie de medidas, aunque la mayoría de ellas ya se vienen cumpliendo por la gran parte de las cofradías desde hace años. La principal sería la de que los menores porten unas tarjetas identificativas con el número de teléfono de los padres o tutores. También se pide que vayan, en la medida de lo posible, agrupados en un mismo tramo. En caso de que no sea así, se recomienda que vayan acompañados de un adulto.

Para facilitar la comunicación entre las hermandades y las Fuerzas de Seguridad, en este caso a través del Centro de Coordinación Operativa del Ayuntamiento (Cecop), cada cofradía llevará una persona de contacto en la cruz de guía y en cada uno de los pasos. Mediante un teléfono móvil con geolocalizador, el Cecop podrá conocer con exactitud la situación tanto de la cabecera de los cortejos como de cada uno de los pasos. Además, mediante estos teléfonos podrá contactar directamente con la hermandad para realizar cualquier consulta o transmitir alguna indicación en caso de ser necesario. Las personas que porten estos equipos podrían ser nazarenos, los fiscales de cruz y pasos, por ejemplo, o hermanos de paisano.

Todas estas acciones con las hermandades se suman a las medidas que pondrá en marcha el Ayuntamiento para buscar la máxima seguridad durante la próxima Semana Santa, tras los sucesos de la última Madrugada. El Consistorio, por ejemplo, instalará cámaras de alta definición capaces de medir la saturación de las calles, megafonía, luces, o un novedoso sistema para enviar mensajes a los móviles de los ciudadanos mediante unas balizas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios