El Palquillo

Sevilla como referente en aplicación de tecnología a grandes eventos

  • El Colegio de Arquitectos Técnicos y Aparejadores acogió las Jornadas Técnicas sobre nuevas tecnologías y hermandades

Inauguración de las jornadas técnicas

Inauguración de las jornadas técnicas / Juan Carlos Vázquez

Las Jornadas de Tecnología y Redes Sociales aplicadas a la Semana Santa celebradas ayer en el Colegio de Arquitectos Técnicos y Aparejadores se han convertido en una cita donde compartir conocimientos sobre seguridad y debatir sobre la aplicación de tecnología en los grandes eventos. El alcalde Juan Espadas recordó durante la inauguración que si algo había enseñado internet y las redes sociales era que para avanzar, "lo mejor es compartir la información”.

Asimismo apostó por este modelo que tiene "un protocolo de trabajo nuevo, también con las hermandades, que son las que pueden reconducir las situaciones en un momento determinado". Para seguir en este camino, añadió la "necesidad de introducir partidas económicas a este respecto".

Entre las diferentes ponencias que se realizaron y debates, el aparejador Eduardo García Valero, director técnico de Cuadrícula expuso los resultados de un estudio sobre el impacto del ruido de las cofradías en la calle realizado entre el Lunes y el Martes Santo pasado.

El presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, Javier Gómez Ramallo, calificó la investigación como un modo de "dar carácter técnico al comportamiento del ruido” en Semana Santa. El estudio se llevó a cabo en dos hermandades (una de silencio y otra con banda de música) de cada uno de los dos días, cambiando el escenario en las dos. Primero en una calle estrecha y después en una vía amplia.De este modo, entre las conclusiones que se extrapolan están que el paso de misterio de San Gonzalo en la calle Velázquez generó un pico de 107 dB (similar al de un concierto de música) mientras que en la Avenida de la Constitución fue de 93,8dB.

El estudio constató además cuánto mide el silencio de Sevilla. De este modo, en el caso de la Vera Cruz, su paso por la Avenida, llegó en su punto más alto a los 56,5 dB. No varía demasiado comparado con una calle estrecha, con 54,7 dB, aunque puede ser, explica García Valero, que este resultado esté alterado puesto que el momento de la medición coincidió con un relevo de costaleros. Hay que tener en cuenta que una conversación normal está en torno a los 40 dB. Las hermandades del Martes Santo que se midieron fueron San Benito y Santa Cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios