Inmaculada 2018

La Blanca Paloma ya luce el rostrillo de la Redención

  • La Patrona de Almonte porta el terno celeste, propio de estas fechas

  • La cofradía sevillana recrea la escena de Pentecostés en el besamano de su Dolorosa

La Patrona de Almonte, con el rostrillo de plata que le regaló la Redención. La Patrona de Almonte, con el rostrillo de plata que le regaló la Redención.

La Patrona de Almonte, con el rostrillo de plata que le regaló la Redención. / Hermandad Matriz de Almonte

La Hermandad de la Redención es hoy noticia por doble motivo. Por un lado, la Virgen del Rocío, Patrona de Almonte, ha amanecido ataviada con su indumentaria celeste, color propio de la Inmaculada Concepción, solemnidad que tendrá lugar el próximo sábado. En este atuendo destaca el rostrillo que le fue donado el pasado mes de noviembre por la corporación sevillana, como regalo por centenario de la coronación canónica de la Reina de las Marismas. 

La pieza reproduce el diseño primitivo del rostrillo de Muñoz y Pabón que estrenó en 1919, con motivo de aquel hito histórico. En su origen estaba realizado en plata, pero luego se doró. La Hermandad Matriz de Almonte llevaba bastante tiempo queriendo recuperar el aspecto que en su día tuvo este enser, de ahí que la Hermandad de la Redención, con la que se encuentra hermanada, le haya regalado el rostrillo tal como fue concebido en su día, una obra que ha salido del taller de Fernando Marmolejo y que la pasada madrugada le fue colocada por las camaristas de la Virgen. 

Por otro lado, la cofradía sevillana ha sido de las primeras en iniciar los besamanos concepcionistas que tienen lugar estos días. Para la ocasión, la priostía de la corporación del Lunes Santo -una de las que más destaca por los altares que montan- ha recreado el momento en que María, junto a los doce apóstoles, recibe la llama del Espíritu Santo, la escena de Pentecostés, solemnidad en la que se celebra la onomástica de Rocío. Para ello, se ha situado a la Dolorosa en el centro del presbiterio y detrás, en forma de círculo, las imágenes que conforman el apostolado. Remata el conjunto un dosel en cuyo centro se inserta la blanca paloma que simboliza al Paráclito.

El besamano de la Redención recrea este año la escena de Pentecostés. El besamano de la Redención recrea este año la escena de Pentecostés.

El besamano de la Redención recrea este año la escena de Pentecostés. / Hermandad de la Redención

Este altar efímero se podrá contemplar hasta el próximo sábado. El horario de apertura de hoy es de 10:00 a 20:00; mañana, de 17:00 a 20:00; y el día de la Inmaculada, de 10:00 a 20:00. En esta última jornada se celebrará función a las 11:00. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios