Tala de árboles El Ayuntamiento pretende encargarse del ficus de Triana y su espacio en la parroquía

Sevilla

El 28% de la superficie arbolada de las viviendas de la Avenida de la Palmera de Sevilla se ha perdido

  • En el paseo público faltan 233 árboles según el inventario que se ha realizado

Estado en el que ha quedado la parcela número 38 del paseo de la Palmera.

Estado en el que ha quedado la parcela número 38 del paseo de la Palmera. / Asociación parque vivo del Guadaíra

El 28% de la superficie arbolada de las zonas privadas se ha perdido en los últimos años y faltan 233 ejemplares en el paseo público. Estas son algunas conclusiones del estudio que ha realizado la Asociación Parque Vivo del Guadaíra. Este colectivo, preocupado también por la agresión que sufre la avenida, ha presentado sus alegaciones a la Gerencia de Urbanismo y en la mesa redonda organizada por Adepa dio a conocer su completo análisis sobre la situación.

“La Palmera se ha visto empobrecida doblemente. Por un lado, los nuevos usos terciarios ha reducido de manera extraordinaria la arboleda, ya que la función de privacidad que tenía para las viviendas no se requiere; y el Ayuntamiento no ha intervenido de manera continuada en su arbolado para repoblar el que falta. Sólo se ha preocupado por las palmeras datileras”, explicó Antonio Fajardo, presidente de la asociación.

Para realizar este estudio han tenido que analizar las dos zonas que conforman el bello paseo de la Palmera. Por un lado, el espacio privado compuesto por las viviendas unifamiliares ajardinadas; y el público formado por una doble hilera: una de naranjos y palmeras y otra de falsas acacias. “Esta doble riqueza vegetal ha ido menguando. En 2013, por ejemplo, se eliminaron cerca de 200 acacias y algunos naranjos que nunca se repusieron”.

El paseo público y su falta de arbolado. El paseo público y su falta de arbolado.

El paseo público y su falta de arbolado. / Asociación parque vivo del Guadaíra

El trabajo ha calculado los árboles y la superficie forestal que se ha perdido en los primeros 15 metros de parcela, distancia de las viviendas con la calle que marcaba la ordenación de 1920. Para ello, han utilizado las ortofotografías del Instituto Geográfico Nacional entre los años 2004 y 2019. En 2004, el 45% de la superficie libre (18.700 m2) estaba cubierta de árboles (599 ejemplares). En 2019 esta extensión se redujo a 13.460 m2 (472 árboles). “Se ha perdido un 28% de la superficie arbolada de la zona privada que completaba la sombra, y un 20% de los árboles”.

De las 64 fincas existentes, en 37 se ha reducido la vegetación. Veinte la han mantenido y sólo 7 han ganado árboles. En las tres parcelas en la que se han levantado las residencias universitarias se ha perdido casi toda la zona verde. “Cuando las viviendas pierden este uso en el que el arbolado es fundamental se acaba quitando, porque los nuevos propietarios sí necesitan que el edificio se vea. También vemos cómo los jardines se utilizan como aparcamientos”.

La Avenida de la Palmera de Sevilla. La Avenida de la Palmera de Sevilla.

La Avenida de la Palmera de Sevilla. / José Ángel García

En cuanto a las zonas verdes públicas, la situación también es muy mala. En este caso, al no poderse comparar, han hecho un inventario contando las marras (faltas). Faltan 233 árboles de 561 que debería haber: 121 falsas acacias, 42 palmeras y 70 naranjos. “El invierno pasado después de mucho tiempo se plantaron por primera vez 97 sóforas y 7 naranjos”.

La Asociación Parque Vivo del Guadaíra también advierte de otro elemento vegetal singular que se encuentra prácticamente desaparecido y que le daba una enorme personalidad al paseo. Las palmeras tenían una planta trepadora, una buganvilla por lo general, que le otorgaba un color muy característico. “Quedan muy pocas. Las nuevas plantaciones no la llevan. Ese aspecto de jardín se ha visto muy empobrecido”, ha concluido Antonio Fajardo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios