Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Urbanismo

El bar Alfonso abonará 6.000 euros por invadir con mobiliario el paseo

  • Una sentencia ratifica la sanción impuesta por Urbanismo al incumplir la discoteca la retirada de los elementos instalados sin licencia

Una mujer pasa junto a la entrada principal del bar Alfonso, en una imagen de 2017. Una mujer pasa junto a la entrada principal del bar Alfonso, en una imagen de 2017.

Una mujer pasa junto a la entrada principal del bar Alfonso, en una imagen de 2017. / Juan Carlos Vázquez

El bar Alfonso abonará 5.718 euros a las arcas municipales por invadir con mobiliario el Paseo de las Delicias. La Gerencia de Urbanismo ha quedado enterado de una sentencia favorable a los intereses municipales dictada por el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 8 por la que ratifica la sanción impuesta a la discoteca por incumplir los acuerdos en materia de restitución de la realidad física alterada y la suspensión del uso de veladores en la vía pública excediendo la licencia otorgada por el Ayuntamiento.

El bar de copas cuenta con una licencia de ocupación para 20 mesas, 80 sillas, 14 macetones y un mueble auxiliar. La superficie autorizada es de 94 metros cuadrados. El establecimiento ha mantenido abierta una sanción disciplinaria que arrancó hace trece años por la instalación de elementos en la vía pública sin permisos o sin ajustarse a la normativa.

En una de las últimas visitas que realizaron los técnicos al establecimiento verificaron que existía una plataforma de acceso al local (ubicado en el número 13 del Paseo de las Delicias) delimitada por macetones que ocupaba la acera, y un cerramiento perimetral de una zona de unos 700 metros cuadrados de espacios libres calificados por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como parque urbano. Dentro de esa área delimitada en el interior del Parque de María Luisa se encontraban sillones bajos y sofás realizados con palets; un césped artificial destinado a reservados; una zona elevada con la cabina del DJ; estructuras metálicas con elementos de sonido e iluminación; y toldos con apoyos en los espacios libres.

Los veladores de la terraza ocupaba una parte del parque de María Luisa

La Gerencia estimó que la terraza con veladores precisaba de la obtención previa de una licencia de ocupación de la vía pública; al igual que el acceso al establecimiento mediante una tarima rodeada de maceteros, que se consideró ilegalizable al cortar el paso peatonal. Las mesas y sillas denunciadas de la terraza no se ajustaban a la licencia concedida por excederse en el número, dimensiones y posición de los mismos, no estando tipificados muchos de ellos, por lo que se ordenó medidas de restitución.

El acuerdo de los técnicos contemplaba la retirada de todos los elementos no autorizados que invadían los espacios libres con la reposición de los elementos y solería que pudieran haber sido afectados por su instalación. Habría que recordar que la Fiscalía de Sevilla recibió en 2014 una denuncia de un ciudadano contra Alfonso por invadir parte del Parque de María Luisa al incumplir las condiciones recogidas en el pliego de la concesión administrativa, que establece que “no será autorizable en ningún caso la instalación de barras móviles, cabinas de disco u otros similares”.

El expediente del bar Alfonso no dista mucho del negocio aledaño. A Bilindo se le impuso una multa por un importe de 19.125 euros por incumplir otro acuerdo similar. En el informe realizado por los técnicos, aparecían antecedentes del establecimiento en los que se detallaba que la licencia de ocupación tramitada por los dueños del negocio situado en el número 1 de la Plaza de América es válida para 40 mesas y 160 sillas. Sobre disciplina constaban infracciones de la vía pública, por lo que se ordenó la suspensión del uso de los elementos que ocupaban los jardines, ya que no se ajustaban a la licencia concedida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios