Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

Desde Altadis a los tinglados de la avenida de la Raza

  • El "río de oportunidades" que vendió Zoido aún tiene varios proyectos pendientes de resolver

Juan Ignacio Zoido llegó a la Alcaldía con una importante cartera de proyectos para las márgenes del río. La idea era hacer converger en las dos orillas propuestas urbanísticas que permitirán a los barrios que colindan con el río asomarse a él. Estas ideas iban desde unir, por ejemplo, el legado del 29 con el río hasta transformar una zona industrial y poco valorada de la ciudad, como es la avenida de la Raza, en una copia de la zona de las docas, situada bajo el Puente 25 de Abril de Lisboa, donde viejos almacenes portuarios se han convertido en lugares para el ocio, la restauración y la cultura.

Éste último proyecto se denominó durante la campaña electoral Sevilla, Puerta del Atlántico y perseguía transformar los tinglados de la Raza en una puerta de entrada de cruceros, por ejemplo. La intención inicial era situar el centro de atención para cruceristas en dicho muelle, además de locales de restauración y ocio que permitieran dar una cara moderna de la ciudad. Además, se había previsto también otra zona más cercana a Reina Mercedes, vinculada al barrio, donde se habilitarían viviendas tipo loft para jóvenes con un uso vinculado siempre a la Universidad y enfocadas particularmente a potenciar las actividades creativas y artísticas. No en vano, allí se sitúan, entre otras, las escuelas de arquitectura e ingenieros.

La iniciativa de Zoido también incluía otras infraestructuras y proyectos. Entre ellos, un nuevo uso para el edificio de Altadis, algo sobre lo que la Alcaldía asegura que está negociando con sus propietarios. La idea original era destinar el inmueble a la expresión artística vinculada al sector multimedia y construir una pasarela que uniría la zona de la antigua tabacalera con la otra orilla del río y el casco histórico. En estos momentos, se desconoce si la negociación discurre por estos términos.

Zoido también apostó por hacer un parque en los actuales terrenos de la Feria, en Los Gordales, sin necesidad de trasladar el recinto, sino más bien ampliarlo por la Calle del Infierno, y permitiendo que estos suelos tuvieran uso durante todo el año, además de convertirse en un nuevo equipamiento para Los Remedios. En estos planes también se incluiría la mejora del paseo Juan Carlos I y la construcción de un centro para emprendedores en las antiguas naves de Renfe de San Jerónimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios