Educación

Aumenta la demanda de FP Dual por su alta inserción laboral

  • Ocho de cada diez alumnos logran trabajo en la especialidad en la que se han formado

  • El próximo curso se implantarán cuatro ciclos nuevos y se adaptarán 19 FP tradicionales

Una alumna realiza prácticas de FP Dual en una cooperativa de La Puebla de Cazalla. Una alumna realiza prácticas de FP Dual en una cooperativa de La Puebla de Cazalla.

Una alumna realiza prácticas de FP Dual en una cooperativa de La Puebla de Cazalla. / Víctor Rodríguez

La FP Dual se ha convertido en el mejor modelo educativo de inserción laboral. Las cifras lo avalan. Ocho de cada diez alumnos matriculados en sus enseñanzas encuentran trabajo en la especialidad para la que se han formado. Una realidad que ha generado gran demanda tanto por parte de los adolescentes sevillanos como por numerosas empresas de la provincia (tanto pymes como multinacionales), que encuentran en dichos módulos –en los que las prácticas en las compañías copan la mayor parte del tiempo– la fórmula más eficiente de garantizarse recursos humanos para cubrir los futuros huecos que queden en la plantilla de empleados. Ante tales circunstancias, la oferta de esta enseñanza no deja de crecer. Sevilla contará el próximo curso con cuatro nuevas titulaciones, a las que se suman otras 19, procedentes de la adaptaciones de la FP tradicional a la Dual.

Este modelo educativo comenzó en Alemania. La que fue la locomotora de Europa durante los años más severos de la crisis necesitaba trabajadores de perfil técnico. Era una demanda de la industria. Por tal motivo, se ideó una formación en la que los alumnos pasaran el mayor tiempo recibiendo enseñanzas y realizando prácticas en el entorno productivo, fuera del aula. El país germánico se convirtió en referente para combatir un déficit que también empezaba a registrarse en Andalucía y que nos lleva al panorama actual: hay excedente de universitarios, pero faltan técnicos en las empresas.

Un último informe del foro de investigación Educa 20.20 alertó de que en la región andaluza seis de cada diez empresas no encuentran empleados que se adapten a su perfil. Este desajuste obedece a una sobrecualificación. Es decir, se reclaman licenciados para puestos de trabajos que deben desempeñar estudiantes de FP. El análisis confirma que ni los propios empresarios se dan cuenta muchas veces de que su nicho de mercado laboral no está en la enseñanza superior, sino en la Formación Profesional.

El mercado laboral tiene un excedente de universitarios y un déficit de personal técnico

Sobre dicho déficit la Junta ha puesto especial empeño los últimos años para combatirlo. Por tal motivo, hace un lustro implantó los primeros módulos de FP Dual, en los que, a diferencia de la tradicional, las prácticas en las empresas copan la mayor parte de la organización curricular. Los alumnos que en ella se matriculan acuden al aula en el trimestre de inicio del primer curso para recibir clases teóricas. Tras la Navidad comienza el periodo de alternancia, en el que se combina la asistencia a las empresas con el instituto. Un coordinador se encarga de supervisar la formación que reciben en las compañías, las cuales destinan parte de sus trabajadores a formar a los alumnos, un tiempo que supone una inversión de futuro, pues se encargan de preparar una cantera de empleados. Cada módulo dura dos cursos. El 80% de los alumnos logra un contrato laboral dentro de su especialidad.

La puesta en práctica de este nuevo modelo de enseñanza ha sido un éxito, hasta el punto de que muchas de las titulaciones se implantan a petición de las empresas, que quieren, de este modo, hacer frente al déficit de mano de obra con perfil técnico que queda reflejado en el mencionado informe. Producto de esta demanda es el incremento de proyectos para el próximo curso, en el que se llegarán a los 98 tras sumarse cuatro nuevos: el de Grado Superior de Desarrollos de Aplicaciones Web en el IES San Juan (San Juan de Aznalfarache), el de Grado Medio de Producción Agropecuaria y FP Básica de Informática de Oficina en el IESAl-Mudeyne (Los Palacios), y el de Grado Medio de Asistencia a la Dirección en el IES Juan Ciudad Duarte (Bormujos). A ellos se añadirán otros 19 proyectos que han pasado de la FP tradicional a la Dual. Entre ellos se encuentran el de Grado Medio de Soldadura y Calderería del IES Castillo de la Luna (La Puebla de Cazalla), el de Grado Medio de Instalaciones Eléctricas y Automáticas del IES Polígono Sur (Sevilla) y el Grado Superior de Desarrollo de Aplicaciones Web en el IES Jacarandá (Brenes). Las titulaciones, además, se ajustan al mercado productivo que predomina en los entornos de los centros educativos citados. Se impartirán en 47 institutos de enseñanza y en 767 empresas.

La demanda de estos ciclos también se evidencia en la enseñanza privada. El CEU San Pablo Andalucía dio a conocer ayer que ampliará la oferta de la FP Dual con una modalidad en Integración Social. Los alumnos que la cursen combinarán la presencia en el aula con las prácticas en la Asociación Paz y Bien. En el pasado curso el ciclo de Educación Infantil registró un gran éxito que les ha llevado a sumar esta titulación. La directora del Centro de Estudios Profesionales CEU, María Luisa Ríos, recordó que la FP Dual en Europa “es una realidad que lleva décadas en marcha”. Su inserción laboral supera en 20 puntos a la tradicional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios