Hacienda

El Ayuntamiento de Sevilla plantea bajar un 1% los impuestos y crear una tasa por boda de 116 euros

Colas para entrar en el Real Alcázar.

Colas para entrar en el Real Alcázar. / José Ángel García

El equipo de José Luis Sanz ha presentado una propuesta de ordenanzas fiscales para 2024 que contempla una bajada generalizada de los impuestos de un 1%, la congelación de las tasas y precios públicos, salvo algunas excepciones como el cementerio o el Real Alcázar, y la creación de dos nuevas tasas, una por la ocupación del subsuelo y/o vuelo por la utilización de las redes de suministro para telefonía móvil y otra de 116 euros por la prestación del servicio de bodas en la Casa Consistorial. 

"Este equipo de gobierno también cumple con su palabra, porque a través de las ordenanzas fiscales de 2024 pretendemos implantar en este Ayuntamiento el inicio de unas rebajas fiscales que iremos aumentando durante todo el mandato para que el dinero de los sevillanos esté en su bolsillo", ha apuntado Juan Bueno, delegado de Hacienda.

El gobierno municipal propone una bajada generalizada de los impuestos en un 1%. "No solo subimos ni congelamos, y ojo que anteriores gobiernos vendían como congelación lo que en realidad era actualización de ciertos índices, sino que bajamos todos los impuestos locales un 1%". Por lo tanto, el IBI, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, la llamada Plusvalía, el IAE y el ICIO bajarán con carácter general un 1%.

Tasas y precios públicos

En cuanto a las tasas y precios públicos, los populares pretenden aplicar (salvo algunas excepciones) una congelación generalizada de las tasas. Se crean dos nuevas. Una por la ocupación del subsuelo y/o vuelo por la utilización de las redes de suministro para telefonía móvil. "Esta tasa, sorprendentemente, no la tenía Sevilla, mientras que el resto de grandes ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza o Málaga, sí las tienen. Esta tasa la pagarán las compañías telefónicas por hacer uso de nuestro espacio público", ha sostenido el delegado de Hacienda.

La otra tasa es por la prestación del servicio de bodas que se da en la Casa Consistorial. Dicho servicio, supone unos costes de personal, mantenimiento y seguridad que hasta ahora asumían todos los sevillanos a través de los presupuestos, y que ahora, en parte, van a cubrir directamente los interesados que hagan uso de ese servicio. Los que se casen en el Ayuntamiento deberán abonar 116,63 euros a excepción de los mayores de 65 años o los desempleados. Una de las excepciones en la congelación de las tasas municipales es "la implementación de una mejora técnica en el cementerio al objeto de adecuar las tasas al coste efectivo que suponen para el Ayuntamiento".

En cuanto a los precios públicos, se congelan todos con la excepción de algunas tarifas del Real Alcázar. Las entradas que se vendan en taquilla van a costar lo mismo que las de venta anticipada por internet. "Ahora mismo, se cobraba lo mismo a un grupo de 50 personas por una visita nocturna que a uno de 500. Un grupo 10 veces más numeroso requiere más personal, más seguridad, en definitiva, más gasto para el Patronato. Por tanto, se introduce una escala para adecuar la cuantía del precio público al funcionamiento del servicio", ha apuntado Bueno antes de desvelar una tercera novedad: "Vamos a distinguir el uso de los espacios. No puede ser que sea la misma tasa para una cena de gala en el Patio de la Montería que para una presentación de un libro en el Aula Didáctica, por ejemplo".

Bonificaciones

Una de las bonificaciones que tendrán las ordenanzas fiscales para el año que viene será la ampliación del número de familias numerosas que se podrán beneficiar de las bonificaciones en el IBI, al elevarse el nivel de renta para poder acogerse a ella de 60.000 a 80.000 euros por familia. "Establecemos una nueva bonificación en el ICIO del 50% por vinculación a planes de fomento de las inversiones privadas en infraestructuras públicas. Es decir, cuando un inversor privado, a la hora de realizar una obra privada, invierta en dotar a la ciudad de nuevas o mejores infraestructuras públicas, tendrá una bonificación del 50% en el ICIO".

Además, se amplía la bonificación de la plusvalía mortis causa a descendientes, ascendientes o cónyuges, de tal manera que no se circunscriba a la vivienda habitual, como hasta ahora, sino que, dentro de los límites globales de la herencia, esa bonificación se pueda aplicar a todos los inmuebles que hasta ahora no estaban contemplados. Por último, el gobierno municipal establece una nueva bonificación en la plusvalía como consecuencia de las transmisiones lucrativas para fines benéficos. Por ejemplo, si una persona al fallecer lega a una O.N.G. o una Hermandad para sus fines sociales un local, la asociación benéfica que recibía este local tenía que pagar el total de la plusvalía. Con esta bonificación, se reducirá en un 80% el total a pagar.

"Está demostrado que, bajando los impuestos, se fomentan las inversiones y el consumo, porque los sevillanos tendrán el dinero en su bolsillo", apuntó Bueno para finalizar. El proyecto de ordenanzas fiscales para 2024 ya ha sido enviado al Consejo Económico y Social de Sevilla, al Tribunal Económico-Administrativo y a los grupos políticos con la intención de que entre en vigor el 1 de enero. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios