Sevilla

El Ayuntamiento defiende que por primera vez se están cursando las multas de la Policía

Policías locales en el aeropuerto. Policías locales en el aeropuerto.

Policías locales en el aeropuerto. / antonio pizarro

Comentarios 4

El Ayuntamiento de Sevilla defiende que por primera vez en muchos años se están cursando las multas que la Policía Local impone a los taxistas del aeropuerto. En lo que va de mandato, aseguraron a este periódico fuentes municipales, se han tramitado ya más de 400 denuncias, que les han sido notificadas a los taxistas. Una de las líneas de investigación de la macrocausa contra la mafia del taxi que instruye el juzgado número 8 de Sevilla es precisamente la de la no tramitación y la desaparición de denuncias contra miembros de Solidaridad del Taxi. Sesenta multas por cobros abusivos del año 2001 se perdieron y todavía faltan por tramitar más de 600 denuncias de los últimos tres años.

Durante el mandato anterior, con Juan Ignacio Zoido como alcalde, apenas se cursaron el 25% de las multas a taxis y quedaron más de 800 denuncias interpuestas por la Policía Local sin tramitar. Este problema no es nuevo, puesto que la mayoría de las denuncias contra los taxistas del aeropuerto no han sido cursadas a lo largo de las últimas dos décadas. Las mismas fuentes municipales explicaron que el Ayuntamiento ha formulado una consulta legal para averiguar si puede retirar, o al menos suspender temporalmente, las licencias a los taxistas imputados, pero no puede hacerlo mientras no haya sentencia firme.

El Consistorio responsabiliza del asunto a la Policía Nacional, cuya falta de efectivos es cada día más notoria en Sevilla y esto se aprecia en el conflicto del aeropuerto, donde sería necesaria una presencia fija de al menos un furgón de la Unidad de Intervención Policial (UIP). De esta manera, se habría evitado lo ocurrido la noche del viernes, después de que los taxistas de Solidaridad recibieran un burofax en el que se les notificaba que Aena ha iniciado un procedimiento judicial para resolver el contrato de alquiler de su sede y expulsarlos así del local que utilizan en el aeropuerto.

Esta notificación se tradujo en una huelga imprevista y en una serie de ataques a coches con licencia VTC (vehículos de transporte concertado). Los responsables municipales consideran que, de tener presencia policial fija en el aeropuerto, los incidentes no se habrían registrado y tampoco habría habido éxito en el paro de taxistas, puesto que el resto de profesionales del sector no afiliados a Solidaridad del Taxi podrían haber acudido a recoger clientes a la terminal.

En cuanto al turno rotatorio, el Ayuntamiento asegura que cualquier taxista puede en teoría prestar servicio libremente en la parada de la terminal, si bien admite que la mayoría de los conductores tienen miedo a hacerlo por las represalias, sabotajes y ataques que pueden sufrir por parte de sus compañeros que prestan servicio habitualmente en la terminal. Por tanto, el Consistorio entiende que la única solución es una presencia fija durante varios meses de las unidades antidisturbios de la Policía Nacional en la parada de taxis, de forma que se garantice el libre ejercicio de cada profesional del sector.

En cualquier caso, el conflicto se ha politizado y el miércoles el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, aseguró que la Policía Nacional ya ha hecho su trabajo imputando a más de una treintena de taxistas, mientras que el Ayuntamiento no ha tomado medidas administrativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios