Sevilla

El Ayuntamiento estudia limitar la cifra de abonados del Sevici para evitar que se colapse

  • El servicio de bicis públicas ha alcanzado los 105.770 usuarios para cerca de 2.500 bicicletas

Comentarios 45

El Ayuntamiento de Sevilla proyecta limitar el número de abonados de las bicis públicas de alquiler (Sevici) a partir del mes de abril, ya que es en esta fecha cuando debe renovar el contrato con la concesionaria JCDecaux que ya cumple dos años. El concejal de Infraestructuras, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), declaró ayer a la prensa que la idea del Consistorio es "plantear límites en el nivel de usuarios para que el sistema no haga crac".

En la actualidad, en Sevilla hay cerca de 2.500 bicicletas del Sevici para una cifra de abonados anuales y semanales que alcanza las 105.770 personas, según datos aportados por el propio concejal. Los usuarios con bono semanal son mayoría (59.391) frente a los 46.379 que poseen bono anual. Desde que el sistema se inauguró en 2007 se han contabilizado 4,6 millones de euros de estos ciclos.

La cantidad de abonados ha crecido de forma espectacular debido, en buena parte, a los convenios que se han firmado con instituciones como la Universidad de Sevilla (con 70.000 potenciales usuarios), empresas privadas (Ayesa) y empresas públicas (las cuatro municipales del Consistorio), según admitió ayer el propio Torrijos.

La gran cantidad de personas que utilizan a diario el servicio provoca que haya dificultades en ciertas horas del día para encontrar una bici disponible y que se repita la situación para encontrar un hueco libre donde dejarla anclada en una de las bornetas de las 250 estaciones repartidas por toda la ciudad. El problema se agrava con el buen tiempo y la ausencia de lluvias.

Ante estos hechos, el edil de IU asegura que es necesario aprovechar la revisión del contrato para mejorar la calidad del servicio que se presta a los usuarios, plantear un aumento de la cifra de bicis por encima de las 2.500 y buscar soluciones de seguridad para atajar el vandalismo creciente en los últimos meses.

Torrijos insistió en que hay que cuidar este servicio, entre otras cosas, porque es el más valorado en las encuestas ciudadanas y añadió, como ejemplo, que si se llegara a los 300.000 usuarios, no se podría mantener el sistema ni con 200 aparcamientos más que se sumaran a los 250 actuales.

Respecto al carril bici en la Avenida de la Constitución y en la calle San Fernando, Torrijos no quiso desvelar qué fórmula se empleará para delimitarlo y reiteró, como ya anunció hace meses, que en ningún caso se levantará el pavimento ni se pintará la superficie como se ha hecho en la red de 77 kilómetros de carriles bici repartidos por toda la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios