Sevilla

Beltrán Pérez será el candidato a la Alcaldía del PP

  • El líder de la oposición asumirá el reto de recuperar el Ayuntamiento de Sevilla

  • Una encuesta del PP garantiza nueve ediles y una buena proyección

Beltrán Pérez interviene. Beltrán Pérez interviene.

Beltrán Pérez interviene. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

El PP tiene despejada la incógnita que en buena medida ha marcado la actualidad del partido en los dos últimos años. El pos-zoidismo tiene ya un nombre oficial para pilotar la nueva era del partido en el Ayuntamiento: Beltrán Pérez. El actual líder de la oposición será el candidato a la Alcaldía en las elecciones municipales de mayo de 2019. Así lo decidió Rajoy el pasado lunes a mediodía y descartó definitivamente la opción del senador José Luis Sanz. Los altos mandos del partido tienen clara la apuesta por este político de la quinta del 74 tras la encuesta que se maneja desde hace una semana en la sede regional, un trabajo de menos de 800 llamadas que ofrece varios datos que se consideran favorables cuando resta poco más de un año para las comicios. El PSOE se estanca en los once concejales actuales de Juan Espadas. La lista socialista no crecería pese a la buena conexión del alcalde socialista con los sectores más conservadores de la ciudad. El PP obtendría 9 concejales, siempre según este estudio, una cantidad que se supone fácilmente en aumento si se tiene en cuenta el tiempo que queda de mandato y los datos que Pérez ha obtenido en el sondeo: un aprobado que supera el 5 y un grado de conocimiento que se aproxima al 40%, unos números que constituyen una base con la que se considera viable preparar un plan de trabajo muy intenso que conduzca a la formación de centro-derecha a ser la lista mas votada y, por lo tanto, a poder alcanzar un pacto de gobierno con Ciudadanos. A este respecto se recuerda que Zoido ganó las elecciones de 2007 con menos de un año de candidato, aunque no pudo gobernar por el pacto PSOE e IU. Ciudadanos, según la encuesta del PP andaluz, sacaría seis concejales, tres más de los que ahora dirige el portavoz Javier Millán. Y el sondeo asigna cinco concejales a grupos de izquierda: Participa Sevilla (marca blanca de Podemos) e Izquierda Unida.

La proclamación de Pérez se realizará el próximo sábado en Marbella, donde el presidente del Gobierno y presidente nacional del partido, Mariano Rajoy, anunciará los candidatos de las grandes ciudades andaluzas. Este veterano en la bancada de concejales del Ayuntamiento tiene el complejo reto de suceder a Juan Ignacio Zoido, hoy ministro del Interior, en la carrera por la Alcaldía de Sevilla. Hace nueve meses que dio el primer gran paso para hacerse con la condición de candidato: controlar el aparato orgánico del partido en Sevilla tras ganar el congreso provincial que dio la presidencia a la diputada provincial Virginia Pérez. Los Pérez desde entonces han caminado casi siempre juntos, se entienden y se ayudan en sus intereses comunes.

Ambos están apadrinados por Javier Arenas, factótum del PP andaluz que ha demostrado nuevamente su profundo grado de conocimiento de las bases del PP para ayudarles a ganar el congreso. Arenas necesitaba volver a ser respetado en su tierra. Y lo ha conseguido. El ex vicepresidente del Gobierno y varias veces ministro se se sintió gratuitamente orillado cuando los sevillanos Zoido y Sanz se hicieron con las riendas del PP andaluz en 2012. Hoy es reconocido como una referencia indiscutible en el PP sevillano. Arenas ha recuperado de alguna manera su prestigio en el partido gracias a la colaboración imprescindible de Virginia y Beltrán Pérez, a quienes han seguido un importante número de cargos públicos y militantes. Entre ellos, los parlamentarios Patricia del Pozo, Macarena O´Neill, Jaime Raynaud y Rafael Carmona; el alcalde de Carmona, Juan Ávila, el vicepresidente de la Cámara de Cuentas, Rafael Salas, varios diputados provinciales y concejales tanto de la capital como de los pueblos. Este movimiento impulsado por Arenas se dio en llamar Los Manijeros, porque nació en la caseta de Feria así bautizada, de la que es titular Raynaud. En ella se celebró la primera reunión que cristalizó en un movimiento que rompió el statu quo del partido, controlado por el diputado Ricardo Tarno, el senador José Luis Sanz y el parlamentario andaluz Juan Bueno con línea directa con Juan Ignacio Zoido y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. En el fondo, el duelo que se ha vivido en el PP de Sevilla no ha dejado de ser un enfrentamiento entre Cospedal y Arenas en el terreno sevillano en el que ha terminado venciendo el lince andaluz. La pérdida del control del aparato ha sido un golpe políticamente letal de cara a la confección de las listas, como ahora se empieza a evidenciar con la designación del candidato a la Alcaldía.

Beltrán Pérez es un taurino sin complejos y amante del kitesurf. Es afiliado del PP desde el año 1993. Coincidió con la presidenta andaluza, Susana Díaz, en las aulas de la Facultad de Derecho, donde los dos se licenciaron. Contra ella, curiosamente, se enfrentó en las elecciones a representantes de la junta de facultad, delegación de alumnos y claustro. Pérez concurría entonces por el colectivo Uese (Unión de Estudiantes Sevillanos) y Díaz por el denominado Lapi (Lista de Alumnos por la Participación y la Información). No sólo es un taurino reconocido, sino que tiene carné oficial de becerrista. Practica el kitesurf casi todas las semanas en las playas andaluzas al a las que se escapa incluso después de la celebración de los plenos, es aficionado a la cocina y amante de la cultura clásica. Entró por primera vez en una lista a las elecciones municipales en 2003, cuando Jaime Raynaud era el cabeza de lista. Pérez iba entonces de número doce. El PP sacó exactamente doce concejales. Desde entonces nunca ha dejado de ser edil. Formo parte muy directa del equipo que llevó a Zoido a conseguir 20 concejales, la mayor ventaja electoral que ha obtenido nunca un político en unas elecciones municipales en Sevilla. De aquellos intensos años conoce bien las técnicas de penetración en el electorado y sabe cómo se le puede sacar rédito al año que todavía queda hasta las comicios. Si el sondeo acierta, tendrá que desgastar lo suficiente a un alcalde inmaculado y que Ciudadanos no le gane más terreno. Es hijo de ingeniero agrónomo y médico. Beltrán Pérez es padre de una hija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios