Sevilla

Las bodas en el Ayuntamiento de Sevilla bajo el coronavirus: un máximo de 30 invitados

  • El Consistorio permite los enlaces pero con un tercio del aforo del Salón Colón y siempre que los asistentes guarden la distancia de seguridad

Asistentes a una boda en el Ayuntamiento de Sevilla el pasado fin de semana aguardan la salida de los novios.

Asistentes a una boda en el Ayuntamiento de Sevilla el pasado fin de semana aguardan la salida de los novios. / El Cicerone de Sevilla

El coronavirus se está notando también en las celebraciones. Lo que en circunstancias normales serían eventos masivos tendrán durante el tiempo que dure la crisis un carácter mucho más íntimo. Así está ocurriendo con las bodas que se celebran en el Ayuntamiento de Sevilla, que no se han anulado pero sí se exigen una serie de condiciones muy restrictivas. Por ejemplo, sólo puede haber un máximo de treinta invitados y deben guardar entre ellos una distancia de seguridad.

Este es uno de los puntos que se incluye en una resolución de emergencias firmada por el concejal de Gobernación del Consistorio hispalense, Juan Carlos Cabrera. En el punto C de la misma se dice lo siguiente: "En la celebración de bodas en el salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla se evitará la aglomeración de personas, y se garantizará a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro. En ningún caso se permitirá una afluencia superior a un tercio del aforo". 

El salón tiene una capacidad normal para cien personas, por lo que el máximo número de invitados que pueden entrar queda en 30. Así ocurrió durante los enlaces celebrados durante el fin de semana, en los que la mayoría de los asistentes tuvo que esperar en la calle a la salida de los novios. El Ayuntamiento, de momento, sigue permitiendo las bodas a quienes las quieran mantener, pero siempre con estas condiciones. 

Fuentes municipales explicaron que lo que está haciendo el Consistorio es cumplir el decreto del estado de alarma. Si hubiese algún cambio sobre ello, se endurecerán aún más las condiciones o incluso se tendrán que suspender las bodas, en función de lo que ordene el Gobierno central.

Boda con mascarillas en Madrid. Boda con mascarillas en Madrid.

Boda con mascarillas en Madrid. / Chema Moya / EFE

En otras ciudades se han tomado medidas más drásticas. En Madrid, por ejemplo, se están oficiando bodas a puerta cerrada y durante el fin de semana se han podido ver imágenes de los contrayentes con mascarillas al salir del registro civil.

Más medidas municipales contra la pandemia

La resolución de emergencias hace un repaso de las distintas medidas tomadas por el Ayuntamiento de Sevilla para combatir el coronavirus. Algunas de ellas fueron anunciadas hace unos días, como el cierre de bibliotecas, museos, monumentos, centros deportivos y parques y la suspensión de actividades culturales y deportivas.

Mediante este documento, el Ayuntamiento pone a la Policía Local de Sevilla directamente a las órdenes del Ministerio del Interior y elabora un listado de servicios que son indispensables y tienen que seguir trabajando en la calle, como los Bomberos, la Protección Civil, la empresa de limpieza o la de abastecimiento de agua, entre otras.

El Ayuntamiento también manda a casa a todo su personal que pueda suponer una población de riesgo. Entre ellos están todos los empleados municipales que tengan hijos menores de catorce años o mayores dependientes a su cargo, así como los trabajadores que padecen enfermedades crónicas y las mujeres embarazadas o las madres que todavía se encuentran en periodo de lactancia.

Los funcionarios y demás personal laboral municipal que tenga más de 60 años se dedicará a trabajar desde su domicilio. Siempre que el servicio lo permita, los responsables del mismo autorizarán el teletrabajo de sus empleados. El personal municipal que no esté trabajando estará disponible para incorporarse al servicio si las circunstancias así lo requirieran.

Otra de las novedades es el cierre del registro presencial, de manera que los documentos sólo podrán registrarse de manera telemática. También se suspenden las licencias de veladores y no se darán permisos nuevos para los establecimientos.

Los autobuses de Tussam no admitirán el pago en metálico y sólo se podrá pagar con el bonobús en las líneas ordinarias y con tarjeta de crédito en la del aeropuerto. Se podrá subir a los vehículos por la puerta central y los títulos se renovarán por internet. En caso de que el usuario no pueda hacerlo, se permitirán prórrogas para que se puedan seguir usando hasta que acabe la crisis. 

La recogida de basuras se reordenará y se pondrán en marcha planes especiales que contribuyan a la lucha contra la pandemia, con programas de limpieza de contenedores, baldeo de calles o refuerzo en determinados puntos. Por su parte, el servicio Zoosanitario y el laboratorio municipal coordinarán una batería de actuaciones de desinfección de los espacios y zonas públicas más transitadas, mercados de abastos y los equipamientos públicos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios