Sevilla

Cae el Cheíto, uno de los delincuentes más buscados de Sevilla

El coche en el que iba el delincuente. Abajo a la izquierda, el Cheíto. El coche en el que iba el delincuente. Abajo a la izquierda, el Cheíto.

El coche en el que iba el delincuente. Abajo a la izquierda, el Cheíto. / M. G.

La Policía Nacional ha detenido este domingo a José C. M., alias Cheíto, tras una persecución que se inició en Dos Hermanas y terminó en las Tres Mil Viviendas. Le constaban 13 reclamaciones judiciales en vigor por diversos motivos, de las que tres son órdenes de ingreso inmediato en prisión. Tiene 131 antecedentes en su historial y es uno de los aluniceros más conocidos de Sevilla. También es un especialista en el robo de viviendas. Era uno de los delincuentes más buscados de Sevilla.

En los últimos años ha protagonizado varias persecuciones con la Policía. En una de las últimas, ocurrida en enero de 2019, logró escapar. Este domingo no ha tenido tanta suerte, aunque intentó huir a toda velocidad desde Dos Hermanas, donde fue detectado, hasta el Polígono Sur. Allí, en la calle Padre José Sebastián Bandarán, acabó la huida tras sufrir un accidente, reventar una rueda y subirse el coche que conducía en la mediana.

La operación policial se ha desarrollado durante la tarde de este domingo y en ella han participado agentes de la comisaría local de la Policía Nacional en Dos Hermanas y patrulleros de Sevilla capital. Un vehículo camuflado de la comisaría de Dos Hermanas lo detectó circulando por una calle del municipio nazareno. Al darle el alto, el delincuente se dio a la fuga. 

Reventón de la rueda durante la huida. Reventón de la rueda durante la huida.

Reventón de la rueda durante la huida. / M. G.

Se inició entonces una persecución a la que se unieron los Zetas (como se conoce en el argot policial a los patrulleros de Seguridad Ciudadana) de Dos Hermanas, y luego acudieron también los de Sevilla capital. El delincuente buscaba en todo momento llegar a las Tres Mil Viviendas y refugiarse en algún piso de este barrio, del que es originario. La persecución duró unos 35 minutos y discurrió por varias calles de Dos Hermanas, Montequinto y el Polígono Sur. En al menos tres ocasiones embistió contra los patrulleros. Como consecuencia de ello, hay varios agentes con lesiones leves.

La Policía logró abortar la fuga y lo detuvo, junto con su acompañante, otro delincuente identificado como A. J. E., que también tiene un amplio historial delictivo. A este otro arrestado se le imputa un delito de resistencia, mientras que a Cheíto, además de las reclamaciones judiciales, se le han imputado los siguientes cargos: robo con fuerza en domicilio, conducción temeraria, atentado, desobediencia, robo de vehículos y contra la seguridad del tráfico. 

El coche en el que iba había sido sustraído y en el maletero se han hallado objetos procedentes de un robo en una vivienda, así como útiles para la apertura de puertas y ventanas, según han confirmado a este periódico fuentes policiales.

Un amplio historial delictivo

Cheíto, de 29 años, tienes múltiples antecedentes por diversos delitos, muchos de ellos por robos y atracos. Pertenece al clan de los Mikhailovich, una familia de las Tres Mil Viviendas históricamente relacionada con el tráfico de drogas. Ha sido detenido en 71 ocasiones por la Policía Nacional y en 60 por la Guardia Civil.

Ya en noviembre de 2010 fue detenido por el robo de un cordón de oro mediante un semaforazo cometido en la calle Ada, en el polígono de San Pablo. Iba en una moto con Francisco Nocete, otro conocido ladrón al que después se responsabilizaría del incremento de robos en chalés del Aljarafe, hasta que terminó siendo detenido tras una persecución con la Guardia Civil.

Cheíto volvió a ser arrestado en febrero de 2011 por varios atracos con una pistola y un cuchillo en el barrio del Porvenir. Uno de estos robos con violencia fue en una tienda de ropa de la calle Bogotá y otro en un supermercado Dia de la calle Collaut Valera.

También se le imputó un robo en interior de vehículo en una finca de Utrera, de donde sustrajo una escopeta Beretta. De nuevo volvió a caer en esta operación Nocete, a quien también se le imputó otro atraco en una tienda de ropa de la calle José María de Pereda.

En julio de ese mismo año fue detenido por la Policía en las Tres Mil Viviendas por conducir sin licencia un ciclomotor. A partir de ahí comenzó a dedicarse a los robos con fuerza y se especializó en los alunizajes. Se le considera responsable de decenas de robos mediante este método y miembro de una de las bandas que, a bordo de un BMW, desvalijaron comercios por toda Sevilla e incluso otras provincias.

La última detención fue en septiembre de 2018. Fue sorprendido por una patrulla de la Guardia Civil en el Aljarafe y huyeron entrando en Sevilla. Tras una persecución por el centro y Los Remedios, fue apresado en la calle Santa Fe. Con él iban otros dos cómplices. Uno de ellos, José Ángel L. S., alias Joselete, es otro conocido alunicero de Torreblanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios