Urbanismo

Calle Zaragoza: Una arteria del centro levantada 8 meses

  • El comienzo de los trabajos que culminarán con una plataforma única será este año, parando en Semana Santa, o directamente tras el Domingo de Resurrección

Una mujer circula en bicicleta por la calle Zaragoza a la altura de la calle Moratín. Una mujer circula en bicicleta por la calle Zaragoza a la altura de la calle Moratín.

Una mujer circula en bicicleta por la calle Zaragoza a la altura de la calle Moratín. / Antonio Pizarro

El centro de Sevilla cuenta con varias arterias de acceso repartidas por todos los puntos cardinales. Desde la llegada de Juan Espadas hace cinco años a la Alcaldía, el Ayuntamiento ha realizado reurbanizaciones de calado en calles que cumplen ese patrón como Amor de Dios y Baños. Desde hace unas semanas se encuentra levantada Mateos Gago, que es usada por los vehículos como salida del casco antiguo. La siguiente que cambiará su fisonomía es Zaragoza. Emasesa y la Gerencia de Urbanismo ya tienen listo un proyecto que contempla una plataforma única con accesibilidad universal en toda su extensión, que abarca desde la calle San Pablo hasta la Plaza Nueva. Los técnicos barajan dos opciones para iniciar unas obras que durarán casi ocho meses tras una inversión de 1,5 millones de euros. Empezar este mismo año realizando una parada en Semana Santa o esperar hasta después del Domingo de Resurrección.

La propuesta para intervenir en Zaragoza se aprobó en noviembre de 2017 cuando los técnicos advirtieron de que tenían un carácter urgente debido a dos motivos principales: la sección insuficiente de la red de saneamiento según el estudio, verificación y diagnóstico de la red realizado por un consultor contratado; y las obstrucciones por sedimentación que presenta la red de abastecimiento y sus acometidas que necesitan una renovación.

En el proyecto se definen distintas actuaciones como la sustitución de las redes de saneamiento, incluyendo la renovación de la totalidad de las acometidas y de los elementos de inspección y explotación; y la sustitución de las redes de abastecimiento de fibrocemento por unas nuevas de fundición dúctil, la renovación de la totalidad de las acometidas afectadas, así como de las válvulas y accesorio. Además, incluye la instalación de una nueva red de riego.

La inversión prevista para cambiarle la fisonomía a la calle es de 1,5 millones

Para la reurbanización de la calle, los técnicos de Urbanismo contemplan que el acerado se reponga completo mediante un adoquín de granito. El bordillo existente se repondrá, aunque antes debe ser limpiado, cortado por la mitad y flameado como acabado visto. La calzada se repondrá completa mediante pavimento de adoquín de granito y encintado central de tres hiladas del mismo adoquín. Uno de los tramos que conectan con la calle Madrid y Badajoz se repondrá con baldosa de granito procedente de la reutilización de la existente. La idea es mantener una línea de adoquín de Gerena en el lateral para señalizar la separación con la zona en la que podrán circular los vehículos. El modelo es similar al utilizado en la renovación de la plaza de San Julián y las calles adyacentes.

En la carta arqueológica municipal de Sevilla se identifica la posible existencia de restos arqueológicos en la zona de actuación, indicándose por parte de la Consejería de Cultura la necesidad de realizar una actividad arqueológica durante la fase de movimiento de tierras. Previo al comienzo de las obras se deberá notificar el nombramiento de un arqueólogo que supervisará la intervención y contar con la autorización de la delegación provincial de la Junta de Andalucía.

Los trabajos comenzarán con la colocación del vallado correspondiente, el replanteo y la localización de posibles servicios afectados, para lo que se realizarán las suficientes calicatas decomprobación. Emasesa continuará con la instalación de la red de abastecimiento, saneamiento y riego en Zaragoza en cuatro fases diferenciadas según la programación de los trabajos. En cuanto a la pavimentación, se irá reponiendo por fases en función de las necesidades de la obra.

Los técnicos contemplan en el proyecto mantener una línea de adoquín de Gerena en el lateral

La calle estará afectada por las obras entre Joaquín Guichot hasta la Puerta de Triana y San Pablo. La intervención también afectará a las calles Madrid y Badajoz. Además, se realizarán cortes parciales para el acopio de materiales y las operaciones de carga y descarga. Será necesario el corte total del tráfico rodado en esas tres calles. De forma parcial serán cortadas todas las vías perpendiculares.

En el documento se expone que será necesaria la coordinación con la Policía Local para desviar y regular la fluidez del tránsito de vehículos afectados por este corte, acordando con estos las necesidades de vallado y señalización de todas las zonas afectadas por las obras y adyacentes, así mismo se instalarán accesos provisionales en caso de ser necesario.

El tráfico peatonal será afectado parcialmente en el ámbito de actuación contemplado en el proyecto, para lo cual se vallará la zona y se instalaran pasarelas de acceso a las entradas de las viviendas y comercios. Se ubicará un lugar de acopio de materiales de forma que afecte lo menos posible al tráfico rodado y peatonal de las zonas de referencia.

La empresa metropolitana de aguas ha planificado para el próximo trienio inversiones que suman 154 millones de euros (sin IVA) en la ciudad y que alcanzan los 250 millones (sin IVA) al tener en cuenta proyectos metropolitano pero con incidencia directa en el servicio que se presta en la capital y, por tanto, sobre su economía y empleo. Entre los 34 proyectos que afectan a la capital se encuentran casi 12 millones destinados a barrios que se incluyen en el Plan Local de Zonas Desfavorecidas o en su entorno inmediato, como son los más de cinco millones para Torreblanca, El Cerezo, el Polígono Norte, o diversas barriadas de Cerro-Amate.

Tramo de la calle Zaragoza en la confluencia con la calle Carlos Cañal. Tramo de la calle Zaragoza en la confluencia con la calle Carlos Cañal.

Tramo de la calle Zaragoza en la confluencia con la calle Carlos Cañal. / Antonio Pizarro

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios