Sevilla

La Catedral según su maestro mayor

  • Alfonso Jiménez ha realizado un minucioso estudio sobre el templo.

La historia de un edificio con más de 700 años resumida en 441 páginas. Alfonso Jiménez, maestro mayor de la Catedral de Sevilla, ha recopilado en Anatomía de la Catedral de Sevilla todo lo aprendido durante los 26 años que lleva al cuidado del edificio gótico más grande de la cristiandad. Este trabajo, que recibió el año pasado el premio de la sección de historia de la colección Archivo Hispalense de la Diputación de Sevilla, fue presentado este jueves en la Casa de la Provincia por el deán, presidente del Cabildo y vicario general, Teodoro León.

En la publicación se hace un repaso por las primeras obras que hablan de la Catedral, como El Teatro de la Santa Iglesia de Sevilla, escrito por Espinosa de los Monteros en 1635, en el que por primera vez se hace una aproximación histórica cronológica. También se detalla un tapiz existente en un hotel cercano al templo en el que se puede observar la colocación de la primera piedra en 1401. Aunque, como explicó Jiménez, él prefiere centrarse en los documentos contables para contar la historia del templo: "Todos están guardados en el archivo. En el llamado cuaderno de la clavazón, se detalla cuánto costó armar los dos barcos que trajeron de manera regular las piedras desde El Puerto de Santa María. Sin barcos no hay piedras, y sin piedras no habría Catedral. No tenemos ningún dato anterior a ese".

Con la amplia documentación existente, que se explica en el libro, el maestro mayor se ha aventurado a hacer la planificación completa de la obra. "Tenemos el comienzo en 1433-34, y la fecha de la colocación de la última piedra: el 10 de octubre de 1506 a las doce de la mañana. Se puede hacer partiendo de la base de que no hay ninguna interrupción importante. Si se hubiera parado, no se habría terminado. Es la mayor catedral gótica construida y la que, probablemente, tardó menos en construirse. Con los datos sabemos cómo se fue construyendo".

Alfonso Jiménez, muy a su pesar, también desmonta dos mitos en esta obra: el de la cimentación de la Giralda y el de que si se hubiera construido con cabecera, como todas las catedrales góticas, habría ocupado gran parte de lo que hoy es el barrio de Santa Cruz.

Una completa obra sobre la Catedral de Sevilla: "Un kilo y ciento cinco gramos de ciencia. Ideal para regalar en Navidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios