Sevilla

La Catedral restaura la verja del atrio de la Puerta de las Campanillas

  • En los próximos años se intervendrán los cerramientos de las Puertas de los Palos y San Cristóbal.

  • Con esta actuación concluye la rehabilitación integral de las fachadas renacentistas.

La verja de la Puerta de las Campanillas recién restaurada. La verja de la Puerta de las Campanillas recién restaurada.

La verja de la Puerta de las Campanillas recién restaurada. / Antonio Pizarro

La Catedral de Sevilla ha acometido recientemente los trabajos de limpieza y consolidación de la verja del atrio de la Puerta de las Campanillas, cuya construcción data de finales del siglo XVIII. Los trabajos, realizados por la empresa Artyco, han tenido un presupuesto de 36.000 euros y han durado tres meses. Con esta actuación, ha finalizado la rehabilitación integral de las fachadas renacentistas del templo, iniciadas en 2016, y que han devuelto todo el esplendor a un espacio tan singular como la Capilla Real.

"Los atrios de la fachada Este, se construyeron después de la finalización de las obras que acabaron por derribar las edificaciones del antiguo Corral de los Olmos (entre 1756-1791) Con la desaparición de aquel complejo entramado de edificaciones adosadas, se colocaron los basamentos y las rejas de los atrios que preceden a las dos portadas orientales del templo, consiguiendo con ello una perspectiva diferente de la Catedral y de la Giralda, mostrando la cabecera y la torre, ya exenta de los elementos arquitectónicos que no le correspondían", explica Jaime Navarro Casas, arquitecto-conservador de la Catedral.

Los materiales utilizados en el cerramiento de los atrios son la piedra del basamento y el hierro forjado de las rejas. Las rejas están divididas en dos cuerpos, separados por tres raíles o pletinas perforadas para recibir los barrotes, en donde quedan ensartados. El último, se adorna en su parte superior con una sucesión de volutas contrapuestas que terminan en lanceta.

En los próximos años, el Cabildo Catedral continuará con la restauración de los cerramientos de los atrios de las puertas de los Palos, también en la fachada oriental, y de San Cristóbal, en el testero sur.

La cara este de la Catedral cubierta por el andamio. La cara este de la Catedral cubierta por el andamio.

La cara este de la Catedral cubierta por el andamio. / Antonio Pizarro

La cara este de la Giralda

Los operarios están terminando de montar el andamio en la cara este de la Giralda para comenzar la restauración y consolidación de todos sus elementos. Es esta la actuación más compleja de las cuatro, ya que el andamio está instalado completamente en el exterior.

Con un coste superior a 500.000 euros, asumido íntegramente por el Cabildo, se limpiará toda la superficie, tanto de cerámica como de piedra, y se repararán los llagueados y elementos metálicos. La intervención en la Giralda comenzó en el año 2017 por la cara oeste, orientada al patio de los Naranjos. La limpieza descubrió restos de la antigua decoración almohade, como avanzó este periódico. Los trabajos actuales se desarrollarán hasta final de año. En 2020, el Cabildo tiene previsto acometer la limpieza y consolidación de la última de las caras: la norte.

Todas estas intervenciones forman parte del programa de conservación preventiva de la Catedral que desarrollan tanto Jaime Navarro, responsable de la arquitectura; como Ana Isabel Gamero, conservadora de los bienes muebles del Templo Metropolitano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios