Sevilla

Cien entidades recurren a la Junta para impugnar la ordenanza de los veladores

  • Los colectivos piden que se reconozca a las mesas de los bares como emisores de ruido.

Comentarios 18

Cien asociaciones sevillanas han recurrido a la Junta de Andalucía para pedir la impugnación de la nueva ordenanza de veladores, que apareció publicada en el BOP el pasado 10 de mayo, al considerar que se trata de "un paso atrás en la protección de la salud y la calidad ambiental". La Plataforma por el Descanso, la Coordinadora de Asociaciones Independientes (CAIS) y la Plataforma de Parques y Jardines, que integran a un centenar de colectivos, se han unido a Ecologistas en Acción y a la Plataforma Estatal contra el Ruido, para hacer frente común a una ordenanza que consideran "una amenaza". 

Los vecinos exigen al Ayuntamiento que reconozca que los veladores son emisores de ruido para que las denuncias que interponen ante la Policía Local prosperen y logren, de este modo, la retirada de la calle de las mesas cuando éstas superen los límites establecidos para la protección de la salud. Con la nueva ordenanza, los vecinos que denuncian excesos de ruidos a pocos metros de su casas, que les impide dormir y llevar una vida normal, no disponen de mecanismos para que la Policía Local compruebe este daño y lo repare con la retirada de esos veladores. "Ante la imposibilidad de dormir en sus casas algunos vecinos que tienen segundas residencias se ven obligados a irse a las afueras, al campo, como es el caso de médicos y cirujanos que trabajan los fines de semana", explica Dolores Dávila, portavoz de la Plataforma Por el Derecho al Descanso. Asimismo, Dávila incide en que la recién publicada ordenanza municipal contradice la normativa andaluza que sí reconoce a los veladores como emisores de ruido. 

Los pasados días 5 de abril y 10 de mayo, los colectivos mencionados solicitaron a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente que lleve a cabo el requerimiento al Ayuntamiento de Sevilla para que anule la ordenanza de veladores por infringir, según denuncian, el artículo 65 de la ley de bases de régimen local y el artículo 56 de la ley de autonomía local. "Recordamos que el impacto del ruido de veladores en la salud, bienestar y patrimonio de los afectados es incuantificable", comentaron ayer a través de un comunicado. Sólo en las zonas saturadas residen 270.000 personas, según datos de estas entidades que cifran en unos 20.000 los veladores existentes en la ciudad, legales e ilegales. "No podemos olvidar el riesgo de legionelosis para consumidores y transeúntes a través de los aparatos de humectación por vaporización que nebulizan agua sobre personas sin control en la ordenanza", advierten. 

Dávila incide además en que los afectados por el ruido de los veladores "no pueden vivir con normalidad en sus propias casas, que ni siquiera pueden alquilar o vender". Las cien entidades vecinales también han remitido un escrito a Bruselas y, además, están valorando presentar una demanda contencioso-administrativa y un recurso de amparo. 

Los vecinos denuncian la defensa "a ultranza" que el área municipal de Medio Ambiente hace de los veladores "sin adoptar medidas correctoras, sin mediciones y, sin estudios de efectos indirectos y las nuevas licencias en zonas saturadas". 

Ante el rechazo que les provoca la nueva ordenanza, las plataformas vecinales piden de nuevo una reunión al alcalde, Juan Ignacio Zoido, y la nulidad de la ordenanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios