Sevilla

Científicos de la Hispalense diseñan un método para detectar leucemias

  • Los investigadores Rafael Prado y Paula Castillo avanzan en un nuevo sistema de detección precoz más rápido y económico.

Comentarios 3

Los investigadores Rafael Prado y Paula Castillo han diseñado un nuevo método que permitirá detectar de manera precoz leucemias infantiles y problemas renales, a través de la manipulación de nanopartículas de oro en muestras biológicas de orina y de suero sanguíneo. Los primeros resultados de este proyecto, que se ha desarrollado durante dos años, son prometedores y en estos momentos el equipo científico de la Universidad de Sevilla se encuentra en el proceso de patentar el nuevo método.

Se trata de un sistema basado en reacciones químicas que permite obtener los resultados de manera más sencilla, rápida y menos costosa, lo que permitirá sustituir el método actual, que es mucho más costoso y requiere de personal muy cualificado en los hospitales.

La investigación se centra en el oro, un metal noble, inerte y no tóxico, que sintetizado en tamaño nanométrico, adquiere unas propiedades ópticas y eléctricas ideales para ser usado como biosensor. "El oro que todos reconocemos a simple vista es brillante y dorado, pero a nivel de nanopartículas, es rojizo y también brilla", explica el profesor Prado, al apuntar a las virtudes de este metal.

"Al tener carga negativa, cuando las nanopartículas de oro se ponen en contacto con proteínas, virus o bacterias con carga eléctrica se produce una reacción, que puede apreciarse en el cambio de su color", precisa el investigador principal. De este modo, cuando las nanopartículas de oro están agregadas desprenden un color azul; y cuando están desagregadas, se vuelven rojas. Al entrar en contacto con proteínas con una carga opuesta, las nanopartículas de oro agregadas tienden a separarse y, de esta manera, cambian de color.

Partiendo de esta premisa, los científicos han comprobado en laboratorio que las nanopartículas de oro agregadas, que son azules, se vuelven rojas al entrar en contacto con lisozima, un tipo de proteína vinculada a problemas de salud como son las leucemias infantiles y enfermedades renales. "En la primera fase del estudio ya hemos patentado el protocolo por el cual se puede detectar la presencia de lisozima en las muestras utilizando el oro como sensor colorimétrico", añade el profesor Prado.

Esta proteína, la lisozima, tiene carga positiva y provoca que las nanopartículas de oro se separen. "El método presenta las siguientes ventajas: sensibilidad relativamente alta, sencillez (detección visual sin un diseño técnico complejo) y bajo coste instrumental. Otra ventaja es el tiempo de respuesta", añaden los investigadores.

Para lograr las primeras evidencias científicas sobre la eficacia de este nuevo sistema para la detección precoz de enfermedades, el equipo de Química de la Universidad de Sevilla ha contado con la colaboración de la doctora Carmen Bermudo, jefa de sección del departamento de Bioquímica Química en el Hospital Virgen Macarena. "Desde enero hemos trabajado con muestras de orina y hemos compartido los resultados; el trabajo conjunto con la doctora Bermudo ha sido muy fructífero", añade el investigador principal.

Una vez que salga adelante la segunda patente, el siguiente paso será la comercialización del método, lo que requerirá el perfeccionamiento del proceso. El objetivo final es crear un nuevo kit de detección para pacientes que presentan alteraciones en los niveles normales de la proteína (lisozima) en suero y orina. Se tratará entonces de un paso más en la lucha contra graves enfermedades. En la actualidad el kit que se utiliza en los hospitales se basa en anticuerpos, es muy costoso, delicado y más lento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios