Sevilla

El Defensor del Pueblo Andaluz avala las procesiones en los colegios públicos

  • Jesús Maeztu afirma que "la simulación de una procesión religiosa forma parte del contenido de la asignatura de religión"

Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, durante una entrevista.

Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, durante una entrevista. / Belén Vargas

El Defensor del Pueblo Andaluz (DFA) se ha pronunciado ante un cruce de quejas que ha recibido en torno a las procesiones en los colegios públicos de Andalucía. A Jesús Maeztu le llegó en 2019 una carta del Presidente de la Federación de AMPA Nueva Escuela. En ella, se defendía, entre otras cosas, que "la realización de una actividad consistente en la simulación de una procesión religiosa, como actividad complementaria, no puede ser considerado parte del contenido de la asignatura de religión, al no tener como objetivo la enseñanza y conocimiento de una concreta religión, o de una tradición o actividad cultural religiosa, sino la simulación de un hecho cultural con importantes connotaciones religiosas".

Una postura no compartida con algunos padres y docentes que forman parte del sistema educativo andaluz. Uno de ellos es Juan Antonio Carrasco, que formuló una queja al DFA en relación a este polémico asunto. Carrasco se posicionaba en contra del representantes de madres y padres de la asociación Nueva Escuela. Maeztu, a tenor de sus conclusiones expuestas en el escrito al que ha tenido acceso Diario de Sevilla, también. El Defensor del Pueblo Andaluz indica en su resolución que "la realización de una actividad consistente en la simulación de una procesión religiosa, como actividad complementaria, forma parte del contenido de la asignatura de religión, al encontrarse estrechamente vinculada al curriculum, de esa asignatura, como se establece en la normativa que la regula y esta incluida en la programación de la asignatura".

Escrito de Jesús Maeztu en relación a la procesiones en los colegios. Escrito de Jesús Maeztu en relación a la procesiones en los colegios.

Escrito de Jesús Maeztu en relación a la procesiones en los colegios. / Grupo Joly

Maeztu, que basa su planteamiento en la legalidad vigente, explica que "la actividad consistente en la simulación de una procesión religiosa, como actividad complementaria, tal como la ha desarrollado el centro, se ajusta a la normativa vigente cumpliendo tanto en su diseño, aprobación y desarrollo con los requisitos establecidos en la normativa vigente". Además, aclara que "en ningún momento se ha vulnerado el derecho de las familias a declarar sobre sus propias creencias, puesto que el centro ha ofrecido la posibilidad de participar en una actividad complementaria sin preguntar sobre ideología o creencia".

Una polémica surgida en Mairena del Aljarafe y Guillena

Los antecedentes de este caso son del curso 2018/2019, cuando en los centros CEIP Giner de los Ríos, de Mairena del Aljarafe, y CEIP Guliena, de Guillena, tienen previsto una actividad complementaria, propuesta y planificada por el profesorado de Religión de los centros, consistente en la simulación de un acto procesional. Con motivo de la realización de esta actividad, se reciben quejas de familiares de los centros.

La Inspección de la Consejería de Educación intervino en dichos momentos para garantizar el cumplimento de las leyes y de los derechos de los miembros de la comunidad educativa. Como resultado de las acciones de supervisión realizadas, se comprueba que las actividades fueron aprobadas por los Consejos Escolares de los Centros. Los inspectores emitieron sendos informes al respecto a la Jefatura del Servicio Provincial de Sevilla, aclarando los términos y circunstancias de la situación objeto de la queja. Esta inspección considera que "en ningún momento se ha vulnerado ninguno de los derechos del alumnado ni del profesorado, tal y como lo regula la Constitución, las Leyes y demás normativa al respecto", tal como recoge el propio Maeztu en su escrito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios