Sevilla

Desmantelada una de las bandas de atracadores más activas de Sevilla

  • La Policía detiene a dos delincuentes que asaltaron al menos ocho establecimientos en los últimos tres meses. Utilizaban una pistola real y cayeron tras desvalijar un banco.

Comentarios 2

La Policía Nacional ha desmantelado una de las bandas de atracadores más activas de Sevilla, que cometió al menos ocho atracos con un arma de fuego real en los últimos tres meses. Los delincuentes fueron detenidos la semana pasada tras una ardua investigación llevada a cabo por el Grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial. Los investigadores han logrado imputar al menos ocho hechos delictivos a los atracadores, si bien se investiga si participaron en algunos más. Los atracadores siempre actuaban con los rostros cubiertos con cascos de motoristas y gafas, para no ser identificasdos por testigos ni que tampoco se vieran sus rostros en las grabaciones de las cámaras de videovigilancia.

Se desplazaban en moto o andando, ya que en varias ocasiones atracaron establecimientos cercanos a su barrio de procedencia, Los Pajaritos. En todos los golpes lograron llevarse un botín, que varió desde los 500 hasta los más de 4.000 euros, en función de los negocios asaltados.

El último atraco lo cometieron el pasado miércoles 3 de junio en una sucursal de La Caixa de la calle Tharsis. Según informaron a este periódico fuentes judiciales, sobre las nueve y media de la mañana irrumpieron en el banco portando el arma de fuego. Luego se dieron a la fuga en dirección a la calle Pueblo Saharaui y terminaron siendo detenidos a la altura del puente de la calle Samaniego, junto a la estación de Santa Justa. El Grupo de Atracos los venía siguiendo desde tiempo atrás, tras haber estudiado detenidamente el modus operandi de estos delincuentes y establecer un patrón de conducta.

El primero de los golpes se produjo en el mes de marzo, cuando asaltaron una farmacia de Juan XXIII. Como hicieron después en todas las ocasiones, irrumpieron en el negocio pistola en mano y amenazaron a los empleados para llevarse el botín. Solían actuar a plena luz del día y casi siempre por la misma zona de la ciudad. Barrios como Amate, Rochelambert o el polígono de San Pablo fueron sus objetivos principales, dada la cercanía para poder huir hasta sus domicilios con relativa facilidad.

En abril asaltaron un salón de juegos de la calle Carlos Marx, muy cerca del Parque Amate. En este mismo mes cometieron un atraco fuera de su zona de seguridad. Lo hicieron en San Jerónimo, en una oficina de Correos de la calle Pez Martillo. Tomaban siempre muchas precauciones, por lo que es extraño que cometieran un delito en un lugar tan alejado de su barrio. Los investigadores supieron luego que un familiar de ellos disponía de una casa en esta zona de la ciudad.

El tercer hecho delictivo que se les imputa ocurrió en plena Feria de Abril, cuando asaltaron a mano armada un supermercado de la calle Tharsis, la misma en la que cometieron el último de sus delitos. Poco después desvalijaron un salón de juegos de la calle Puerto del Escudo, en Rochelambert. Ya en mayo irrumpieron en un supermercado de la calle Juan Carvallo, en la zona de Amate.

A partir de aquí cambian de establecimientos y empiezan a atracar bancos. Lo hacen primero en una sucursal de la Caja Rural en la calle Arroyo y después en la de la Caixa de Tharsis que termina finalmente con su detención. Los dos atracadores tienen antecedentes, uno de ellos ha sido detenido catorce veces antes de ésta y el otro cinco. Sus identidades responden a las iniciales J. M. M. y S. S. T. El Grupo de Atracos de la Policía Nacional les ha imputado estos ocho asaltos con pruebas, no sólo por el modus operandi. Los agentes de esta unidad de la Policía les han intervenido además la pistola, que era real y estaba preparada para disparar, el dinero que acababan de sustraer y la ropa y los cascos con los que aparecen en los distintos fotogramas de las cámaras de seguridad de los establecimientos, algunos de los cuales se reproducen junto a estas líneas.

Los investigadores tratan ahora de averiguar si estos dos delincuentes habrían participado en algunos de los hechos delictivos que aún están pendiente de resolución, cometidos en los últimos meses en Sevilla. Por ello, la cifra de ocho atracos podría crecer en las próximas semanas si los agentes encuentran pruebas de su presunta participación en otros hechos ilícitos. Los dos delincuentes fueron puestos a disposición judicial a lo largo del pasado sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios