Sevilla

Detenido un ladrón que entró a robar en la capilla de los Negritos

La capilla de la Virgen de los Ángeles, a primera hora de la mañana de este miércoles. La capilla de la Virgen de los Ángeles, a primera hora de la mañana de este miércoles.

La capilla de la Virgen de los Ángeles, a primera hora de la mañana de este miércoles. / José Ángel García

La Policía Nacional detuvo la noche de este martes a un ladrón que había entrado a robar en la capilla de Nuestra Señora de los Ángeles, sede de la hermandad de los Negritos. El delincuente había accedido al interior de la casa hermandad, colindante con el templo, mediante el método del escalo, es decir, trepando por la fachada hasta llegar a un balcón en el primer piso y forzar la puerta del mismo.

La intrusión se produjo sobre las once y cuarto de la noche del martes. La alarma saltó y varias personas llamaron al 091, número de emergencias de la Policía Nacional, para avisar de que habían visto a alguien en el interior del templo, ubicado en la calle Recaredo. Una patrulla de este cuerpo llegó inmediatamente a la capilla y sorprendió al ladrón in fraganti.

Los policías lograron arrestar al presunto autor de este robo con fuerza en grado de tentativa. La noticia del intento de robo corrió rápido anoche entre los miembros de las distintas hermandades de la zona, que se alertaron unos a otros a través de mensajes de teléfono móvil. Al ladrón no le dio tiempo a sustraer nada ni tampoco a causar daños en el patrimonio de la cofradía, fundada a finales del siglo XIV para acoger a la población negra de la ciudad y considerada como una de las más antiguas de Sevilla.

La hermandad ha emitido este miércoles un comunicado en el que informa del intento de robo en su casa de hermandad. "El correcto funcionamiento del sistema de alarma, la diligencia del personal de la empresa de seguridad y la rápida y excelente reacción de la Policía Nacional ha propiciado la detención del asaltante. Gracias a la rapidez de esta actuación, los destrozos han sido mínimos en una única dependencia dedicada a la administración, donde se ha producido la detención", apunta la nota de la cofradía.

La corporación del Jueves Santo añade que ofrecerá mayor información cuando las gestiones de la investigación lo permitan. La hermandad ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad a los hermanos y devotos y agradece que "todo haya quedado en un más que desagradable contratiempo y unos pequeños destrozos, que podrán ser subsanados con rapidez".

La rápida reacción de la Policía ha permitido abortar el que hubiera sido el tercer robo en la sede de una cofradía sevillana en lo que va de año, después de los asaltos que sufrieron las hermandades del Calvario y la Sed. En el caso de la primera, que sufrió un robo en febrero, el ladrón sólo pudo llevarse una pequeña cantidad de dinero. Sin embargo, la hermandad de Nervión sufrió la pérdida de todo el ajuar de la Virgen, las potencias del Cristo y un buen número de enseres, además de parte del dinero de la Lotería.

Este robo, que sucedió hace menos de dos semanas, el viernes 27 de noviembre, continúa bajo investigación, sin que por el momento no se haya podido detener a ninguna persona por su implicación en el mismo ni tampoco se haya recuperado ninguna de las joyas sustraídas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios