Sevilla

Detenido un tironero que robó varios teléfonos móviles en Sevilla

  • El delincuente, de 40 años y vecino de Los Pajaritos, ingresa en prisión acusado de numerosos delitos

  • Cometió varios robos con violencia con un cómplice durante el fin de semana en Nervión, Santa Justa y San Pablo

La comisaría de la Policía Nacional en el distrito Nervión. La comisaría de la Policía Nacional en el distrito Nervión.

La comisaría de la Policía Nacional en el distrito Nervión. / Juan Carlos Vázquez

La Policía Nacional detuvo el pasado lunes a uno de los dos tironeros que habían robado varios teléfonos móviles durante el fin de semana en Nervión y el polígono de San Pablo. El detenido es Luis Miguel E. S., de 40 años y vecino de Los Pajaritos, que tiene numerosos antecedentes por distintos delitos, como robos con fuerza, sirlas (nombre con el que se conocen en el argot policial los robos con navajas) y hurtos de vehículos.

La investigación del grupo de Policía Judicial de la comisaría del distrito Nervión permitió detener a este hombre el lunes, tan sólo unas horas después de que cometiera varios robos con violencia mediante el método del tirón, según confirmó un portavoz policial. Los investigadores le han imputado numerosos delitos.

Una vez detenido, fue puesto a disposición del juzgado, que ha decretado su ingreso en prisión. Con esta investigación en tiempo récord, la Policía ha conseguido rebajar la alarma que habían provocado los tirones en la zona de Nervión. Aunque falta todavía su cómplice por detener, en los últimos días no se han registrado nuevos robos.

Los dos tironeros actuaron durante el fin de semana. Iban en un ciclomotor sustraído y buscaban principalmente teléfonos móviles. Se acercaban a sus víctimas circulando lentamente con la moto por la acera y, una vez que se colocaban a la altura de éstas, le arrebataban el teléfono móvil dándole un tirón. Las personas a las que le sustrajeron los teléfonos solían ir utilizando el móvil por la calle, bien hablando o bien chateando y llevándolo en las manos, con la atención fija en el aparato y no en el entorno.

Los delincuentes buscaban principalmente teléfonos de alta gama y robaron varios iPhone, algunos de ellos comprados hacía menos de un mes. Fue el caso de una mujer a la que se lo quitaron en una avenida del polígono de San Pablo, y a la que le habían regalado el teléfono por su santo, apenas unos días antes. Sin embargo, en alguno de los robos se habían equivocado y sustrajeron teléfonos mucho más baratos y con menos prestaciones, que de lejos han confundido con los potentes iPhone.

Así ocurrió en uno de los tirones que dieron en la avenida de Luis Montoto, sobre las once de la mañana del sábado, cuando le arrebataron el teléfono a una persona mientras mantenía una conversación con un familiar. Otros de estos robos ocurrieron en José Laguillo y en la avenida de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios