Sevilla

Distinción a tres trayectorias jurídicas

  • Justicia concede la Cruz de San Raimundo de Peñafort a tres profesores de la Olavide.

Satisfechos y con orgullo. Así han recibido los tres profesores juristas de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (UPO) la concesión de la máxima distinción existente en el plano jurídico a sus trayectorias. El propio Ministerio de Justicia ha sido el encargado de otorgarles la Cruz Distinguida de Primera Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort, que premia el mérito a la Justicia y recompensa hechos o servicios relevantes de carácter civil en el campo del Derecho.

La condecoración, notificada el pasado 26 de junio, ha sido concedida, por un lado, a Andrés Rodríguez Benot, catedrático de Derecho Internacional. Además de ser autor de más de 100 publicaciones en distintos ámbitos de su especialidad, ocupa actualmente el cargo de decano de la Facultad de Derecho de la UPO. "Es, en primer lugar, un gran honor recibir la máxima distinción que en el plano jurídico se concede y, en segundo lugar, una satisfacción por el trabajo realizado", ha señalado Rodríguez, quien ha destacado el orgullo que le supone representar a España en el Comité de Derecho Civil del Consejo de la Unión Europea. El jurista sevillano ha resaltado "lo bien valorado que está nuestro país en el exterior", algo de lo que, asegura, se ha percatado gracias a su labor en Bruselas.

El galardón ha recaído también sobre la figura de Víctor Nieto Matas, presidente de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Sevilla y profesor asociado de Historia del Derecho en la UPO. Para el magistrado, se trata de una recompensa por el esfuerzo en sus 33 años de trabajo en los que "ha procurado aplicar la ley y hacer el mejor servicio a la Justicia". De igual forma, supone "un honor ingresar en la orden donde están los mejores juristas del país". "Me siento orgulloso de ser juez", ha rematado.

Finalmente, el Ministerio ha otorgado la citada distinción a Diego Laffón Benjumea, letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla y profesor del Máster Superior de Abogacía de esta universidad pública. Laffón se ha mostrado igualmente complacido por este reconocimiento tras 25 años de servicio a la Justicia y ha manifestado que se queda con sus inicios, cuando adquirió "la destreza necesaria que le permitió alcanzar sus primeras sentencias exitosas".

La Orden de San Raimundo de Peñafort es la encargada de homenajear los servicios prestados y la contribución al desarrollo y perfeccionamiento del Derecho y la Jurisprudencia. Un premio que, con carácter ordinario, concede el Ministerio de Justicia dos veces al año en junio y diciembre. Su origen se remonta a 1944 y su nombre alude al dominico patrón de los juristas. En esta ocasión, y dentro de los distintos grados que otorga la orden, se trata de la Cruz de Primera Clase. Un galardón de prestigio que lleva consigo la puesta en valor de sus trayectorias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios