25-N | Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Combatir la violencia de género desde los centros de salud

  • Enfermeras, psicólogos y trabajadores sociales lideran los equipos provinciales del SAS para detectar agresiones a la mujer

  • El servicio ha atendido a 92 personas en Sevilla

La psicóloga clínica del grupo provincial del distrito sanitario Sevilla junto a otras dos integrantes del equipo. La psicóloga clínica del grupo provincial del distrito sanitario Sevilla junto a otras dos integrantes del equipo.

La psicóloga clínica del grupo provincial del distrito sanitario Sevilla junto a otras dos integrantes del equipo. / Juan Carlos Muñoz

Sevilla conmemora este año el Día Internacional contra de la Violencia de Género, que se celebra este miércoles, con un nuevo servicio a disposición de la víctimas. Un total de 92 mujeres se han beneficiado en los últimos cinco meses de la asistencia de los nuevos Equipos de Salud Provinciales de Atención a la Mujer y Familia puestos en marcha por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) el pasado mes de enero.

Estos equipos integran tanto la asistencia primaria como hospitalaria y su objetivo primordial es prestar una atención integral personalizada a mujeres víctimas de esta violencia y a las personas que dependen de ellas (niños, mayores, personas con discapacidad), a través de profesionales de referencia organizados en un equipo multiprofesional compuesto por dos enfermeras de gestión de casos, un psicólogo y un trabajador social y apoyados en los médicos de Atención Primaria y urgencias. Su trabajo se centra en la detección precoz, la atención integral y la intervención inmediata.

Irene Barrios es la psicóloga clínica del primer equipo puesto en funcionamiento en la provincia, en el distrito sanitario Sevilla, y en concreto en el centro de salud de Palmete, y destaca las ventajas del servicio dentro de los ambulatorios como “observatorios privilegiados” y por la “cercanía” que se ofrecen al paciente, al igual que sus profesionales. 

“Esta iniciativa nace con el objetivo de favorecer una mayor detección y más temprana dentro de los servicios de salud como centros que podemos ser observatorios privilegiados de este tipo de casos. La función de nuestros equipos es sensibilizar de esta problemática dentro del sistema sanitario y, además, formar a los profesionales a ayudar a detectar estos casos y abordar las necesidades que puedan tener la víctimas”, explica la psicóloga. 

La atención, que se puede llevar a cabo de forma telemática (a través de llamada telefónica o por una consulta escrita en el módulo de citación de Diraya) o bien de manera presencial puede comenzar en una simple consulta con el médico de familia en la que, o bien es la propia mujer la que manifiesta esta problemática, o bien es el profesional el que detecta una seria de indicadores que pueden ser sugerentes de violencia de genero o de sospecha de la misma.

“A veces, la mujer no tiene intención directa de hablar sobre lo que le pasa pero si se le pregunta está comprobado que la mayoría está dispuesta a hablar. En otros casos, puede ser que haya poca sospecha de que se puede estar sufriendo un maltrato, pero el médico cuenta con una serie de indicadores como, por ejemplo, que la mujer tenga muchos problemas de salud, que acuda muchas veces con problemas de ansiedad o depresivos y que luego tenga largos periodos en los que no acude, que vaya siempre acompañada de su agresor o ciertas actitudes de la propia mujer que pueden hacer que el profesional indague un poco más con preguntas sobre sus vidas cotidianas y terminen ellas mismas confirmándolo”, añade Irene Barrios.

A partir de aquí es cuando entran en funcionamiento los equipos de atención a la mujer del servicio público de salud. Las enfermeras se encargan de llevar a cabo una primera valoración inicial vía telefónica y son las que otorgan una prioridad de asistencia a cada paciente en función del riesgo y la seguridad y de sus recursos económicos y sociales. Desde esta primera toma de contacto, las mujeres pueden ser derivadas a la consulta de trabajo social o de psicología según cada circunstancia. “Nuestro objetivo es conseguir que la mujer empiece a dar pasos, que tenga conciencia de su problema y, a partir de ahí, la pasaríamos a los recursos locales de atención a la mujer para su seguimiento más integral”, expone la psicóloga del equipo del distrito Sevilla que añade que “no existen perfiles de víctimas de violencia de género ni por edad ni por situación socioeconómica”.

Las llamadas al teléfono del IAM suben un 34%

Está siendo un año complicado para muchos. Pero pocas personas están atravesando un calvario como el de las víctimas de la violencia machista, quienes además de los problemas a los que se enfrenta el conjunto de la población han convivido a la fuerza con su maltratador, e incluso algunas siguen haciéndolo debido a las restricciones sanitarias y económicas. La coyuntura ha aumentado significativamente la atención a mujeres víctimas de violencia de género y el balance de actuaciones del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) así lo corroboran. 

En los nueve primeros meses a través del Centro Provincial de la Mujer y los Centros  Municipales de Información a la Mujer (CMIM), que cofinancia el IAM, se han atendido en Sevilla 12.008 mujeres, de las cuales 2.250 han sido por violencia de género. Una cifra que supone el 18% del total. En 2019 se dio apoyo a 2.526 víctimas.

La coordinadora del IAM en Sevilla, Ana González, en la presentación de la campaña del 25N La coordinadora del IAM en Sevilla, Ana González, en la presentación de la campaña del 25N

La coordinadora del IAM en Sevilla, Ana González, en la presentación de la campaña del 25N / M. G.

En este mismo periodo, los departamentos con más demanda han sido los de Información y Jurídico y la mayoría de las consultas han provenido de mujeres de entre 30 y 49 años de edad con uno o dos hijos o hijas.

Además, en el Teléfono de Atención a las Mujeres (900 200 999) se han recibido un total de 7.122 llamadas, prácticamente las mismas llamadas que en todo 2019, lo que supone 1.830 llamadas más y un aumento del 34%. En este periodo se han gestionado a través de esta línea 154 acogimientos, un 13% más que el pasado año. El mes que más acogimientos se han realizado a través de la línea 900 ha sido agosto con 23. En los recursos de acogida de Sevilla, que comprende centro de emergencia, casa de acogida y pisos tutelados, se ha dado refugio a 427 personas, 223 mujeres y 204 menores, son 17 personas más que el pasado año.

En total, a través del Centro Provincial de la Mujer, los CMIM y la línea 900, se ha dado respuesta a 5.397 consultas relacionadas con violencia de género.

Campaña 'Yo reacciono'

La asesora de programa del IAM en Sevilla, Ana González, ha presentado esta mañana la campaña institucional de la Junta de Andalucía Yo reacciono con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemora este 25 de noviembre. La campaña pone el foco en la implicación de la ciudadanía andaluza, a la que anima a actuar y sumarse a esta lucha. "Entre todos y todas la violencia de género se puede parar a tiempo. Ahora más que nunca reaccionemos", ha dicho durante la presentación.

La campaña institucional, que está compuesta por cartelería, un spot publicitario y mascarillas, se difundirá a través de televisión y prensa, pero incidiendo en su difusión online bajo el hashtag #YoReacciono25N.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios