Universidad

La excelencia académica se labra su futuro

  • El Ayuntamiento entrega sus premios a los mejores expedientes del curso 2014-2015 a 36 jóvenes.

Foto de familia de los premiados junto a Espadas y los rectores universitarios. Foto de familia de los premiados junto a Espadas y los rectores universitarios.

Foto de familia de los premiados junto a Espadas y los rectores universitarios. / Antonio Pizarro

De las 44 asignaturas que cursó en el grado de Farmacia, Clara Muñoz obtuvo 42 matrículas de honor, y en las otras dos materias sacó un sobresaliente. Casi dos años después de finalizar sus estudios en la Universidad de Sevilla, la joven, natural de Torrecera, una pedanía de Jerez de la Frontera, recibió ayer uno de los 36 premios que el Ayuntamiento de Sevilla otorga cada año a los mejores expedientes académicos de las facultades y escuelas de las dos universidades públicas de Sevilla.

La joven, que, a pesar de sus buenas notas, no recibió ninguna beca de estudio a lo largo de la carrera, prepara ahora su tesis doctoral, que se centra en la bioquímica sobre la fisiopatología del alzhéimer, según explicó tras la foto de familia, en la que también posaron el alcalde, Juan Espadas, y los rectores Miguel Ángel Castro, de la Hispalense, y Vicente Guzmán, de la Pablo de Olavide. "Mi idea es seguir investigando pero soy consciente de que hay poca inversión y oportunidades", lamentó la joven. "No descarto irme al extranjero aunque preferiría quedarme".

Los premiados posan con su diploma en la escalera del Ayuntamiento. Los premiados posan con su diploma en la escalera del Ayuntamiento.

Los premiados posan con su diploma en la escalera del Ayuntamiento. / Antonio Pizarro

Tras la entrega de premios en el Salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla, aún sin soltar su diploma, Juan José Villalba explicaba a un pequeño grupo de periodistas su experiencia en el Ejército como teniente interventor en Madrid. A pocos metros, uno de sus profesores se mostraba igual de orgulloso que los padres del joven.Este antiguo estudiante del doble grado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) y Derecho de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) empezó a prepararse las oposiciones para interventor del Ejército dos meses antes de terminar la carrera en 2015 y desde el pasado mes de agosto, tras pasar por varias academias militares, ya cuenta con una plaza en Madrid. "Obtuve 35 matrículas de honor en la carrera, 20 en Derecho y 15 en ADE", reconoció.

Pilar Ronda, primera de su promoción de Derecho, lamentó la "falta de apoyo" a los estudiantes y los recortes en becas. "Solicité un Plan Pive porque necesitaba un coche para venir desde el Aljarafe a Sevilla a estudiar el máster de abogacía, obligatorio para ejercer, y me denegaron la beca del Ministerio por ser incompatible", subrayó la joven que ha logrado 23 matrículas de honor a lo largo de su carrera.

El rector de la Hispalense, Miguel Ángel Castro, aprovechó su intervención para destacar la importancia de que los jóvenes accedan a la Universidad a través de una prueba común que tenga en cuenta los méritos académicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios