CONCIERTO Cortes de tráfico y desvíos en Sevilla por el concierto de AC/DC

telemedicina

El Hospital Macarena impulsa un programa pionero de rehabilitación semitelemático

Fisioterapeutas del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Virgen Macarena en la sala de terapia en sesiones presenciales y telemáticas.

Fisioterapeutas del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Virgen Macarena en la sala de terapia en sesiones presenciales y telemáticas. / Unidad de Comunicación del HUVM

No es pionero sólo a nivel sevillano, sino a nivel regional. El servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Virgen Macarena ha implantado un programa de rehabilitación mixta con sesiones presenciales y telemáticas, nunca antes incorporado por ningún centro del sistema sanitario público andaluz. El estudio se ha desarrollado durante los últimos seis meses y han participado casi 230 pacientes que han completado un total de 2.723 sesiones en línea y más de 23.570 ejercicios, con resultados muy satisfactorios.

El médico rehabilitador y jefe de servicio, Manuel Rodríguez-Piñero, lidera el equipo multidisciplinar detrás de este nuevo paradigma dentro de esta área de la medicina, con un importante peso de los fisioterapeutas, y destaca "la elevada satisfacción" tanto de los pacientes como de los propios profesionales.

"Estamos ante un sistema que incorpora una triple ventaja. Para el paciente, ya que evita desplazamientos diarios para hacer la terapia en un área muy extensa y con cierta dificultad geográfica; para el mismo servicio de Rehabilitación, porque con los mismos recursos podemos dar atención a más pacientes; y también para el sistema sanitario porque se evita costes en la preparación de sesiones presenciales o, en algunos casos, de desplazamientos de pacientes", explica el doctor Rodríguez-Piñero.

Los pacientes incluidos en este programa cumplen un perfil marcado tanto por sus condiciones demográficas, generalmente jóvenes y con mayor facilidad de adaptación al manejo de las herramientas tecnológicas y digitales necesarias para el desarrollo de las sesiones telemáticas; como clínicas, es decir, con un nivel funcional a recuperar que no implique problemas de movilidad y les permita implicarse activamente en la terapia. En concreto, la edad media de los pacientes estudiados durante la fase piloto de este programa han rondado los 38 años y las patologías tratadas estuvieron relacionadas con lesiones de articulaciones como la rodilla (roturas meniscales, lesiones ligamentosas o artroplastia), el hombro, la muñeca y el tobillo, así como otro tipo de fracturas.

El jefe de Medicina Física y Rehabilitación del Virgen Macarena, Manuel Rodríguez-Piñero, y la supervisora de Enfermería, Celia Constenla. El jefe de Medicina Física y Rehabilitación del Virgen Macarena, Manuel Rodríguez-Piñero, y la supervisora de Enfermería, Celia Constenla.

El jefe de Medicina Física y Rehabilitación del Virgen Macarena, Manuel Rodríguez-Piñero, y la supervisora de Enfermería, Celia Constenla. / Unidad de Comunicación del HUVM

El doctor Rodríguez-Piñero destaca que con este programa, "en ningún caso se sustituye al modelo de rehabilitación clásico". "Es un sistema complementario", afirma. Los pacientes seleccionados empiezan su recuperación con una primera cita presencial en la que se le instruye y explica el funcionamiento de la plataforma digital a través de la que cual se seguirán los ejercicios de manera telemática. A continuación, la primera sesión de la recuperación del paciente también se hace de manera presencial en la sala de terapia y, en función, de lo que el fisioterapeuta considere, se repetirá este formato tantas veces como sea necesario. Una vez superada esta fase, el paciente comenzará con las sesiones telemáticas a domicilio a través del manejo de una herramienta digital que, por un lado, permitirá a los fisioterapeutas monitorizar y tutorizar estos ejercicios domiciliarios y, por otro, comprobar el nivel de adherencia del paciente al tratamiento y medir así la evolución del mismo. Igualmente, la plataforma cuenta con un chat con el que el paciente puede interactuar en cualquier momento con el profesional.

"Este modelo mixto de recuperación nos ha dado una herramienta tecnológica que nos permite hacer un seguimiento al paciente, una monitorización y una evaluación que es prácticamente cómo si lo tuviéramos en la sala de terapia o en la consulta. Además, con la ventaja para el paciente de que si en un tratamiento clásico tendría que venir al hospital a 30 ó 40 sesiones, con este sistema, la necesidad de presencialidad puede quedar reducida a cuatro o a cinco y el resto lo puede hacer en casa", valora el jefe de servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Macarena. "Además, estos trabajos de semipresencialidad favorecen a una atención precoz, dado que permite adelantarse a la cita con el médico rehabilitador, con lo que, cuando llegan a la sala de fisioterapia ya llevan mucho trabajo hecho, lo cual favorece la recuperación", añade la supervisora de Enfermería del servicio, Celia Constenla.

De cara al grado de responsabilidad en la recuperación funcional del paciente, este programa también incorpora importantes ventajas. Según explican los profesionales implicados, por un lado, permite a al paciente "dejar de ser un sujeto pasivo que recibe tratamiento a convertirse en un sujeto activo que realiza el tratamiento"; y, por otro, incorpora un nuevo rol al fisioterapeuta, "que pasa de ser el sujeto que administraba la terapia a tener una más una labor de seguimiento, de entrenamiento o, incluso, en términos modernos de coaching sobre el paciente". 

"Son cambios que inevitablemente vamos incorporando a nuestra forma de trabajo y, sin duda, el futuro de la atención sanitaria va por ese camino de la telemedicina con lo que no queda otra que adaptarse. Pero, además, esa responsabilidad sobre el tratamiento y su avance compartida entre el personal sanitario y el paciente es muy relevante", concluye el doctor Manuel Rodríguez-Piñero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios