Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

"Internet deber ser un material educativo"

  • La alfabetización digital es el nuevo reto de la enseñanza de adultos.

El analfabetismo digital es el nuevo caballo de batalla del siglo XXI. Que el ordenador se haya convertido en una herramienta primordial para actos tan cotidianos como pedir cita para renovar el DNI, consultar la localización de una calle o comprar por internet crea una brecha generacional que ha llevado a que las instituciones públicas apuesten cada vez más por enseñar el manejo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Juan Daniel Ramírez, catedrático de Psicología Social en Universidad Pablo de Olavide, explica que la "hay que pensar en incorporar la alfabetización digital al sistema educativo como una herramienta más". La necesidad de este nuevo alfabetismo se ha convertido, según Ramírez, en un hecho inevitable para realizar cualquier acto diario.

El catedrático asegura que la necesidad de la alfabetización digital es tan importante porque "una de las formas de sociabilizar en la actualidad son las comunidades virtuales. No sólo el ámbito del trabajo, sino las propias relaciones personales, se está virtualizando, porque la red se ha vuelto imprescindible".

En el año 2003 nació en Andalucía el proyecto Guadalinfo. Esta iniciativa atiende al funcionamiento de 756 centros públicos de acceso a internet en los municipios con menos de 20.000 habitantes. En los barrios marginales o con riesgos de exclusión social también hay 67 focos. En Sevilla hay 94, cuatro de ellos situados en el Polígono Sur, Torreblanca, Tres Barrios y el Polígono Norte, con más de 170.000 usuarios.

La alfabetización digital no es el único trabajo que se desarrolla en Guadalinfo, como se hacía en sus inicios. Actualmente está involucrado en multitud de proyectos con repercusión directa en el territorio en el que se implanta.

Mariló Prol, de 55 años, explica que dejó de estudiar por "cuestiones familiares y económicas, pero me habría gustado seguir para tener un mayor nivel académico y cultural". Éste es el segundo año que se matricula en el proyecto Guadalinfo y tomó la decisión de iniciarse en la informática porque notaba un "enorme desfase con respecto a otras generaciones que ya saben usar las nuevas tecnologías casi por intuición".

Prol recibe clases en un aula formada por 10 personas, la mayoría de edad avanzada, en la que reciben clases de mecanografía y manejo de programas básicos para que se socialicen con el ordenador a nivel usuario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios