Sevilla

Intervención de "emergencia" en la torre de la iglesia del Salvador para evitar desprendimientos

Intervención de "emergencia" en la torre de la iglesia del Salvador para evitar desprendimientos

Intervención de "emergencia" en la torre de la iglesia del Salvador para evitar desprendimientos / Juan Carlos Vázquez

Una actuación de "emergencia". La torre de la Iglesia del Divino Salvador será sometida a una revisión minuciosa para evitar desprendimientos de mortero a la calle y para reforzar la malla que cubre su parte superior.

En concreto, las tareas de mantenimiento que ya han sido aprobadas por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, dependiente de la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, se centrarán principalmente en la cara norte de la Torre, que es la que se encuentra adosada a las fachadas de los inmuebles de la calle Córdoba, una vía repleta de comercios y muy transitada. En su dictamen, la Comisión califica el asunto como "situación de emergencia".

Se utilizará una plataforma elevadora para repasar de manera minuciosa cuál es el estado de los morteros y solucionar una posible falta de adherencia. Así se evitará que  pueda producirse la caída de pequeños restos que pudieran tener una incidencia directa sobre los viandante. La actuación aprobada consiste, como recoge Patrimonio, en la "revisión de la fachada norte para eliminar los elementos superficiales de mortero que presenten riesgo de desprendimiento".

Aunque la iglesia del Salvador fue sometida entre 2003 y 2008 a una gran restauración, la inversión de doce millones de euros no dio para acometer todas las tareas que eran necesarias.

Una de estas intervenciones que quedó pendiente fue la de la torre, que si bien no presenta afecciones estructurales, sí tiene problemas en sus revestimientos. Por ello, en el campanario tiene instalada una red para evitar caídas a la vía pública que ahora será revisada y reforzada.

La cronología de torre corresponde al siglo IX, fecha en la que se data su arranque, que  corresponde al alminar de la antigua mezquita. El segundo cuerpo es de la época de Alfonso X, tras la Reconquista; mientras que el remate lo ejecutó Leonardo de Figueroa.

Además de en la torre, la iglesia colegial del Salvador, cuenta con otra serie de obras por hacer, como tamnbién ha revelado recientemente la Inspección Técnica de Edificaciones (ITE). Entre ellas, se encuentran la Casa del Sacristán, la excavación de la cripta arqueológica, o la fachada de la capilla Sacramental, para la que la Hermandad de Pasión recurrió a la ayuda del Estado sin éxito, por el momento.

Otra de las intervenciones que se quedó en el tintero fue la restauración y reposición del órgano, una tarea que se retomó hace unos meses y que ya se encuentra próxima a su conclusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios