Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Modificación del PGOU de Sevilla | Urbanismo

Adepa reclama incorporar al Conjunto Histórico la otra mitad de la Palmera

  • La banda de esta avenida más próxima al río quedó fuera del plan especial de protección sector 25 La Palmera 

  • El arquitecto y vecino Ruiz Recco apuesta por proteger también todos los espacios colindantes a la avenida que conforman la gran “base verde“ que son los jardines y el arbolado existentes de las villas

Una de las residencias de estudiantes de gran dimensión en La Palmera.

Una de las residencias de estudiantes de gran dimensión en La Palmera. / Juan Carlos Vázquez

La Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) que preside Joaquín Egea ha planteado aumentar la protección urbanística de La Palmera por la vía de incluir dentro del Conjunto Histórico de la ciudad la banda de esta avenida que quedó fuera de este, es decir, la más pegada al río. Como segunda opción, Adepa propone que al menos se incorpore esa otra parte de La Palmera en el catálogo periférico, que integra los elementos arquitectónicos protegidos localizados fuera del Conjunto Histórico Declarado. Puntualmente algunas villas de la banda opuesta de La Palmera sí están protegidas en el Catálogo Periférico como es el caso del Pabellón de Cuba de la Exposición de 1929 y la Casa Luca de Tena (Avda. Palmera 48). En efecto, el plan especial de protección sector 25 La Palmera (aprobado por el Ayuntamiento en febrero de 2004) únicamente incorpora en sus fichas los edificios que quedan al otro lado de esta avenida: la banda más próxima a Manuel Siurot. 
Esta es una de las sugerencias que Adepa ha presentado, en un escrito enviado el 13 de agosto, al proceso de participación abierto por el Ayuntamiento de Sevilla para modificar el plan urbanístico (PGOU) de Sevilla tras la polémica de los pelotazos de los promotores de equipamientos como residencias universitarias y clínicas, que han contado hasta ahora con un plus de edificabilidad del 80% gracias a los artículos 6.6.3 y 6.6.4 de las normas urbanísticas del PGOU. Mientras se modifica ese artículo, Urbanismo ha aprobado una moratoria de un año, decretada el 14 de julio de 2021, para evitar la concesión de nuevas licencias de equipamiento. 
Adepa denuncia que estos artículos de las normas urbanísticas han permitido "un grave incumplimiento de las leyes de patrimonio en zonas de tanto valor urbanístico como La Palmera o El Porvenir", por lo que si no se corrigen esos incumplimientos amenaza con acudir a los tribunales.
El arquitecto y vecino de la zona Francisco Ruiz Recco también ha pedido a Urbanismo en este mismo proceso de participación, en un escrito enviado el 12 de agosto, que se redacte un Plan Especial de protección de La Palmera "con un ámbito que no sólo incluya las parcelas que dan fachada a La Palmera en sus dos aceras, sino todos los espacios colindantes a la avenida que conforman la gran “base verde“ que son los jardines y arbolado ya existentes de las villas de La Palmera, de modo que haya un predominio de los espacios ajardinados y arbolados sobre la edificación.
Ruiz Recco abunda sobre este punto en que se establezcan cautelas a la eliminación (tala o apeo) de arbolado en el caso de ejemplares de gran porte o de de especies singulares o valiosas tanto en espacios públicos como en el interior de parcelas sean de titularidad pública o privada. "Teniendo además en cuenta que la apertura de zanjas que “salvan” el tronco del árbol pero que cortan el cincuenta por ciento de sus raíces suelen resultar en la progresiva muerte del ejemplar (y de esto tenemos ejemplos numerososen las calles de Sevilla con las obras de Emasesa)", lamenta.
Añade el arquitecto que un aspecto fundamental de este Plan, y provisionalmente de las medidas cautelares, debe ser el establecimiento de unas separaciones a linderos que permitan mantener el paisaje urbano del sector. Para ello deben afectar también a las construcciones bajo rasante (sótanos).
Otras propuestas en esta dirección son que se revisen las ordenanzas de (vivienda) unifamiliar aislada admitiendo alternativas y flexibilizando de alguna manera el uso residencial para evitar que acabe estando penalizado, y que se establezcan normas para la integración de las instalaciones ya sea en las cubiertas de los edificios como de prohibición de módulos prefabricados de transformadores a pie de calle (más propios de polígonos industriales) como está ocurriendo.

Sobre la modificación del PGOU

Respecto a la modificación del PGOU, Adepa y el arquitecto Ruiz Recco coinciden en sus planteamientos. Adepa reclama al Ayuntamiento que cambie el párrafo en el que se permite el uso como equipamiento público en parcelas no identificadas como tal en el PGOU para "en todo caso, adaptarse a las condiciones particulares de cada zona y a la Ley de Patrimonio en el Conjunto Histórico de Sevilla".
Sobre este punto, Ruiz Recco lamenta que "las ordenanzas del vigente PGOU relativas a la adaptación al ambiente e imagen urbana y a la protección del paisaje urbano en los espacios que conforman las principales fachadas urbanas (art. 9.4.12 y 9.4.13 de las Normas Urbanísticas), así como la existencia de un ámbito protegido del Conjunto Histórico (sector 25) entran en flagrante contradicción con aquellas normas que han permitido las aberrantes construcciones en La Palmera", aun cuando "las primeras debían primar sobre las últimas". Por eso propone "una nueva redacción de esas ordenanzas que elimine totalmente las posibles 'interpretaciones' a que se han acogido los promotores y a continuación los'munícipes' para conceder las licencias que las han hecho posible".

Y para que no se permita el cambio de uso a promotores que se han beneficiado de esos pelotazos, Adepa  añade que debe introducirse en los artículos 6.6.3. y 6.6.4 de las normas urbanísticas del PGOU "la prohibición total de transformación o cambio de uso futuro de los edificios que han contado como equipamientos con el plus de edificabilidad del 80%, a residencias plurifamiliares, hoteles, apartamentos turísticos u oficinas".

El arquitecto Ruiz Recco comparte esta prohibición y apuesta asimismo por que se señalen expresamente las parcelas de esas residencias de estudiantes como de prohibición total de transformación o cambio de uso futuro a residencial plurifamiliar, hotelero, apartamentos turísticos, administrativo u oficinas. "Se trataría de una contrapartida leve en comparación con el brutal beneficio económico que han obtenido sus promotores y un freno a sus posibles 'planes B' en caso de de que el negocio estudiantil decaiga".

Obligar a estudios de detalle

Asimismo, Adepa plantea que se incluya, en los artículos citados de las normas urbanísticas del PGOU, la obligatoridad de estudios de detalle de los nuevos equipamientos públicos para adaptarse a las condiciones particulares de la zona y a la Ley de Patrimonio en el caso de estar dentro del Conjunto Histórico de Sevilla.

Lo mismo reclama el arquitecto Ruiz Recco, quien argumenta por qué pedir un estudio de detalle: "para adaptarse a las condiciones particulares de la zona en que se ubiquen es la figura de planeamiento adecuada conteniendo el estudio de la volumetría de la futura edificación, sus espacios libres, su jardinería y su relación con el entorno próximo". 

El chalet de la avenida de la Palmera 38 que se quiere demoler para levantar la tercera gran residencia de la zona. El chalet de la avenida de la Palmera 38 que se quiere demoler para levantar la tercera gran residencia de la zona.

El chalet de la avenida de la Palmera 38 que se quiere demoler para levantar la tercera gran residencia de la zona. / Juan Carlos Muñoz

Anular la licencia a la residencia de estudiantes en Palmera 38

La última reclamación de Adepa y del arquitecto Ruiz Recco en sendos escritos al proceso de participación para modificar el PGOU se refiere a “cancelar o anular la licencia concedida a Avenida de la Palmera 38 dada la incompatibilidad del proyecto con la nueva normativa”.

Se refieren a la licencia de demolición y obra nueva concedida a la tercera residencia de estudiantes autorizada por la comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo a finales de junio. El nuevo edificio supone una inversión de 20 millones de euros y la eliminación del chalet que ocupa la parcela de más de 5.200 metros cuadrados junto al centro educativo Albaydar, del Opus Dei.

Esta nueva residencia universitaria contará con más de 400 plazas con planta baja, dos plantas sobre rasante, una última planta abuhardillada, más dos de sótano para usos complementarios y aparcamientos, con “destino a residencia de alojamiento estable para estudiantes”. La concesión de este permiso se otorgó casualmente el mismo día que el Pleno del Ayuntamiento aprobó modificar los artículos del PGOU que permitían aumentar la edificabilidad de estas parcelas cuando se cambiaba su uso de residencial a dotacional.

Ruiz Recco explica que, ante los incumplimientos citados (art. 19 de la ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, el art.9B de la LOUA, y los art. 9.4.12 y 9.4.13 del PGOU), deben anularse “todas las licencias de obras no iniciadas mediante el procedimiento que corresponda para que, en su caso, se modifiquen adecuadamente los proyectos realizados. Y concretamente la de Palmera 38, incluso la del derribo previsto: su construcción masificada y sin jardines alteraría de forma notablemente perjudicial e irreversible la identidad morfológica del entorno”.

Sobre La Palmera 38 concluye que es “inexplicable como existiendo un ámbito muy delimitado de esa parcela, que no supera el veinte por ciento de su superficie, donde existen árboles de gran porte y antigüedad, no se haya establecido su salvaguarda, siquiera sea parcial en base a un estudio de los ejemplares existentes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios