La situación de la limpieza en Sevilla

Lipasam actúa ante avisos de vecinos en twitter porque no abarca todo

  • El cabreo vecinal ha provocado intentos de agresión a empleados, asegura el comité

Residuos y basuras fuera de los contenedores en una calle del centro. Residuos y basuras fuera de los contenedores  en una calle del centro.

Residuos y basuras fuera de los contenedores en una calle del centro. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Los empleados de Lipasam admiten que más que los inspectores, el verdadero control de la suciedad que hay en los barrios lo están haciendo los vecinos a través de las redes sociales. Y señalan que ante la imposibilidad de llegar con Lipasam a cubrir toda la ciudad, en los últimos años la empresa está ordenando limpiar los puntos en mal estado que los vecinos denuncian a través de twitter y facebook.

“Vamos funcionando a través de avisos de vecinos en las redes sociales porque no hay forma de abarcarlo todo”, se quejan Antonio Bazo (secretario general de CCOO en la empresa) y Andrés Doblado (presidente) del comité de empresa de Lipasam.

El procedimiento es el siguiente: un vecino envía una foto de denuncia de la zona que está sucia o llena de residuos y pocas horas después Lipasam envía a operarios a limpiarla y cuando han terminado estos realizan una foto que envían a la dirección de la persona que ha efectuado la denuncia.

Este verano sucedió con el acerado de Nervión que da a Luis Montoto de un conocido centro comercial. Desde la cuenta de twitter de la asociación Adepa (PatrimonioSevilla @AdepaSevillaHca) se envió un tuit a Juan Espadas y al Ayuntamiento el pasado 22 de julio con una foto en la que se denunciaba la diferencia de color abismal que había en “el límite de la acera que limpia El Corte Inglés de Nervión frente al que debería limpiar el Ayuntamiento”. Y se preguntaba al alcalde que observara la diferencia y que así sucedía en toda Sevilla, por lo que le rogaba que ordenara la actuación de Lipasam.

La reacción de Lipasam fue ordenar de inmediato la limpieza de estas losetas de color blanco y rojizo enviando un operario con manguera a presión. Luego se envió la foto con la zona ya limpia al vecino denunciante y con el momento de la limpieza.

En la ronda histórica, en la Macarena, la denuncia de los vecinos para que se limpiaran las losetas de la zona de Capuchinos también dio sus frutos este verano y el lugar parece otro. Otro vecino envió una foto sobre un contenedor saturado de vidrios y otros tirados en el suelo en la Macarena y horas después recibió una foto del lugar completamente despejado de residuos y limpio. El problema de que se funcione a golpe de aviso en las redes sociales es que las personas que no usan estas redes tan visibles y expuestas no tienen respuesta por parte de la empresa.

Otro problema que genera la falta de limpieza es el cabreo vecinal. Según el comité, algunos trabajadores de Lipasam han sufrido intentos de agresión en barrios que el comité ha trasladado a la empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios